El suplemento de grasa en gestación y lactación aumenta las concentraciones de grasa y factor IGF-I en la leche y mejora el ritmo de crecimiento neonatal

Miércoles 9 febrero 2000 (hace 16 años 9 meses 26 días)
Se utilizaron cerdas primíparas (n = 24) y multíparas (n = 24) para estudiar los efectos de un suplemento de grasa en la dieta y la inducción de parto (día 112), en la composición del calostro y la leche y el crecimiento del lechón lactante. Las cerdas se asignaron a uno de los ocho tratamientos el día 90 de gestación que incluyeron variables como el número de parto (1 vs. igual o más de 3), grasa en dieta (0 vs. 10%) y parto (natural vs. inducción mediante lutalisa el día 112). Los lechones de las cerdas alimentadas con un suplemento de grasa crecieron hasta un 25% más rápido que los lechones control de cerdas sin suplemento (250 vs. 200 g/d). La mejora en el crecimiento se correlacionó con las concentraciones elevadas de grasa y del factor de crecimiento parecido a la insulina tipo I (IGF-I) en leche asociadas con el suplemento de grasa. El suplemento de grasa aumentó la concentración de grasa en la leche a las 48 y 72 horas post-parto en 21,6 y 22,6%, respectivamente. En comparación con los controles sin grasa, las cerdas multíparas alimentadas con un 10% de grasa mostraron un aumento más consistente en la concentración de grasa en la leche, con aumentos del 26% y 41% para cerdas con parto inducido o natural, respectivamente, vs. un descenso del 19% o un aumento del 1% en primerizas con parto inducido o natural. Las concentraciones de IGF-I en leche mostraron una tendencia a ser más bajas en primerizas que en cerdas multíparas (95,7 vs. 117,4 mu g/L) y los niveles fueron especialmente bajos en leche de primerizas inducidas que no recibieron el suplemento de grasa (44,7 mu g/L). No obstante, el suplemento de grasa elevó los niveles de IGF-I a niveles (110,6 mu/ g/L) que superaron los obtenidos en los cerdas y primerizas de control con parto natural (95,8 mu g/L). En conclusión, el suplemento de grasa en la dieta eleva el nivel de esta en la leche en cerdas multíparas más que en primerizas primíparas sea cual sea la forma de parir (inducido vs. parto natural) y mejora el crecimiento del lechón durante la fase de lactación independientemente del número de parto o tipo de parto. La posibilidad de utilizar el suplemento de grasa en la dieta para solucionar la reducción de los niveles de IGF-I en leche observada en primíparas y cerdos con parto inducido merece investigarse más a fondo.

Averette LA, Odle J, Monaco MH, Donovan SM. Journal of Nutrition 129(12):2123-2129, 1999.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags