Efecto del tratamiento térmico de cereales en dietas granuladas o en harina para lechones destetados precozmente

Lunes 4 diciembre 2000 (hace 16 años 1 días)
Un total de 240 lechones machos cruzados (Large White* Landrace), de 22 días de edad, con un peso medio de 6,1 ± 0,4 kg fueron usados para evaluar el efecto de tratar mediante cocido laminado la cebada y el maíz en dietas granuladas o en harina sobre el rendimiento y la digestibilidad aparente fecal de los lechones. La prueba se dividió en dos períodos, uno de veinte días post-destete donde se aplicaron los tratamientos experimentales y otro entre 20 y 30 d post-destete donde todos los animales comieron una dieta común. Hubo 8 tratamientos ordenados factorialmente (2x2x2) en base a 2 cereales (cebada vs maíz), dos presentaciones de los cereales (crudos o cocidos laminados) y dos formas de presentación del pienso (harina vs gránulo). La unidad experimental estuvo formada por 5 lechones alojados conjuntamente. Los animales fueron agrupados por camada y peso inicial y hubo 6 réplicas por tratamiento. Los animales que recibieron dieta a base de maiz crecieron más de 0 a 10 d post-destete (133 vs 109 g/d; P=0,03) y transformaron mejor el pienso en ganancia de peso en los primeros 20 días post-destete (1,30 vs 1,42 g/g; P=0,02). El cocido laminado de los cereales supuso una mejora de un 18% en la GMD y de un 26% en el IC en los primeros 10 d post-destete (127 vs 107 g/d; P=0,01 para el crecimiento y 2,13 vs 1,68 g/g; P=0,04 para la conversión), pero este efecto se perdió a los 20 días post-destete (337 vs 331 g/d para el crecimiento y 1,36 vs 1,39 g/g para la conversión; P>0,10). Granular el pienso supuso en los primeros 10 días post-destete un descenso en el consumo de pienso (180 vs 221 g/d; P=0,005), lo que provocó una mejora en el índice de conversión (1,48 vs 2,24 g/g; P=0,005). A los 20 días post-destete, los animales que consumieron dietas granuladas crecieron más (258 vs 238 g/d; P=0,05) y mostraron una conversión mejor (1,19 vs 1,53) que los animales que consumieron piensos en harina. Las dietas a base de maíz mostraron una mayor digestibilidad de la materia seca (78,8 vs 75,3%; P=0,0001), de la materia orgánica (80,5 vs 84,1%; P=0,0001), de la energía (81,0 vs 77,4%; P=0,0001) y de la proteína bruta (76,5 vs 74,8%; P=0,03) que las dietas basadas en cebada. El cocidolaminado de los cereales incrementó la digestibilidad de la energía, de la materia seca, de la materia orgánica y de la proteína bruta en 2,2, 2,4, 2,1 y 3,3% res- pectivamente P<0,001). Asimismo, las dietas presentadas en gránulo dieron digestibilidades significativamente mayores (P<0,001) para todos los nutrientes estudiados (80,6 vs 77,8% para la energía; 78,0 vs 76,0% para la matería seca; 83,3 vs 81,4% para la materia orgánica y 77,2 vs 74,1% para la proteína bruta, para las dietas presentadas en gránulo o en harina, respectivamente).

XXI SYMPOSIUM ANAPORC. Expoaviga 2000. Medel, P.; Latorre, M.A.; de Blas, J.C.; Mateos, G.G. Dpto. de Producción Animal. Universidad Politécnica de Ma

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags