Los consumidores no están dispuestos a pagar por un mayor nivel de bienestar animal

Miércoles 26 enero 2000 (hace 16 años 10 meses 8 días)
El nivel de bienestar animal está mejorando, y la mejor manera de asegurar que estas mejoras continúan es convertir el deseo de los consumidores de comprar productos de animales bien tratados en exigencia a la hora de pagar, dice un investigador animal del Reino Unido. "Las personas que más están obstruyendo el bienestar animal en las granjas no son los productores sino los consumidores", dice Dr. John Webster. "Los productores producirán lo que se vende, sin embargo las exigencias de los consumidores todavía no tienen suficiente fuerza." El 90% de los consumidores en el Reino Unido quieren comprar alimentos de animales que hayan sido bien tratados, sin embargo menos del 10% realmente compran productos quepermiten comprobar que ha sido así. La creencia fundamental de Webster de que el bienestar animal tiene que tener en cuenta el punto de vista del animal quedó claro durante su intervención en la Livestock Care Conference, organizada por la Alberta Farm Animal Care (AFAC) Association que tuvo lugar en Edmonton el 12 de enero. Se espera que las presentaciones en la conferencia influencien las acciones seguidas por Alberta para integrar un manejo animal responsable con el crecimiento del ganado. Anteriormente profesor de la Universidad de Alberta y acutualmente profesor de manejo animal en la Universidad de Bristol en Inglaterra, Webster es un destacado investigador de bienestar animal. Participó en el desarrollo de las cinco libertades del bienestar animal. Las cinco libertades son: libertad de hambre y sed; libertad del malestar; libertad del dolor, lesiones o enfermedad; libertad para expresar un comportamiento normal; y libertad del agotamiento o angustia. Actualmente constituyen un marco para el análisis del bienestar animal. Estudios en el Reino Unido han demostrado que el coste de las mejoras que la industria debería hacer para implementar estandares mínimos para el bienestar animal resultaría en un aumento medio de menos del 1% en el precio de los alimentos - el equivalente a un dólar por cada compra de $100. "Si se difundiera el mensaje de que el coste es tan pequeño, sería posible convertir el deseo en exigencia," dice Webster. Han habido adelantos hacia mejoras generales en el bienestar animal en Europa, y las mejoras ahora se van hacia el mercado. Algunos supermercados en el Reino Unido exigen mejoras en los estandares del control de calidad y lo utilizan como una herramienta de marketing. Este tipo de cambio abrirá la puerta para mejoras en el bienestar animal a gran escala mediante auditorias independientes, profesionales y racionales. "Estos supermercados dicen 'nuestros alimentos son mejor tratados,' y los comercializan de esta manera," dice Webster. "Sin embargo de alguna manera es necesario auditar esta garantía de calidad de forma independiente. No se puede decir simpemente, se tiene que poder comprobar." La legislación en Europa ha cambiado recientemente para mejorar los estandares mínimos. Ahora se exige que las jaulas para gallinas ponedoras sean más grandes y deben incluir cama para no levantar el polvo, un nido, perchas y para desgastar las uñas. No obstante, obligar a los productores a cumplir las leyes escritas no será suficiente. Los ganaderos deberían tener la garantía de que no tienen que "esconderse" del público. Mediante la realización de auditorias y garantia de calidad, dice que las granjas deberían ser abiertas, dando a los productores una medida de orgullo en sus sistemas. "Me siento más optimista que nunca con el progreso realmente bueno que hemos conseguido, lo cual asegura mejores estandares de bienestar para los animales y mantiene y reestablece el orgullo del productor," dice Webster. Entre los ejemplos presentados por Webster se incluyeron el dolor crónico de patas en pollos de carne y cojeras en vacas lecheras. "Si consideramos el bienestar animal, tenemos que considerar el bienestar del animal como definido por el animal," explica. Para ilustrar este punto, Webster explicó el estudio de dolor de patas en pollos de carne. Los pollos seleccionaron pienso con analgésico, incluso con el mínimo grado de dolor visible para los humanos. "Fue peor de lo que pensamos," Webster dice. Sin embargo la situación está mejorando, y realmente ha empezado a "despegar" en los últimos cinco años, dice Webster. Si los consumidores empiezan a exigir el bienestar animal, las grandes compañías seguirán e implementarán las prácticas de garantia de calidad y auditoria necesarias para realizar los cambios.

Fuente: AnimalNet 19 de enero de 2000 / Livestock Care Conference News Release / Calgary, AB

Última hora

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags

Última hora

Boletín de noticias sobre el mundo del porcino

No estás suscrito a la lista

02-dic-201625-nov-201618-nov-201611-nov-2016

Accede y apúntate a la lista

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí