Confecarne y la Fundación del Jamon Serrano se reúnen con el nuevo director general de la industria alimentaria

Los representantes de CONFECARNE presentaron a Fernando Burgaz Moreno la Confederación como organización unitaria, representante y portavoz de la industria cárnica española.

Lunes 27 febrero 2012 (hace 4 años 9 meses 13 días)

ConfecarneLa Confederación de Organizaciones empresariales del Sector Cárnico de España (CONFECARNE), representada por sus Secretarios Miguel Huerta y Josep Collado, y la Fundación del Jamón Serrano Español, con su Secretario José Ramon Godoy, han mantenido una reunión con Fernando Burgaz Moreno, nuevo Director General de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), para abordar los principales temas de interés para la industria cárnica.

En la reunión se presentó al nuevo Director General, que estuvo acompañado por los Subdirectores Generales Cristina Clemente (Planificación y Control Alimentarios), Josefa Lueso (Promoción Alimentaria) y Clemente Mata (Calidad Diferenciada), la estructura y actividades de CONFECARNE, como organización cúpula y portavoz de la industria cárnica española.

Entre los asuntos expuestos al Director General destaca la solicitud para que se culminen los trabajos de redacción de una nueva Norma de calidad para los productos cárnicos curados y cocidos, que sustituya a la obsoleta legislación existente y permita la competitividad de la industria cárnica española. Esta propuesta fue apoyada por el Director General, que emplazó a la Confederación a una reunión específica sobre este asunto, para alcanzar un consenso y documento final al respecto.

Los representantes de CONFECARNE expresaron también al responsable del MAGRAMA la preocupación de la industria por la situación que atraviesa el sector del cerdo ibérico y la necesidad de revisar la Norma de Calidad, algo para lo que existe un consenso sectorial, aunque es necesario avanzar en la concreción de las modificaciones, por su complejidad y diferentes posturas sectoriales.

Se expuso también la preocupación de CONFECARNE por el anunciado desarrollo de una ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, que quiere reforzar la posición negociadora de los productores y la posible implantación de contratos de compra-venta de productos, algo podría perjudicar a la industria cárnica si se encuentra comprimida entre el poder de la gran distribución y el que pueda otorgarse a la producción ganadra. CONFECARNE, por tanto, reclamó equilibrio y prudencia en las medidas que puedan plantearse.

El Director General destacó que el objeto de la propuesta no es otro que mejorar el equilibrio en las relaciones comerciales y evitar prácticas abusivas, sin que todo ello vaya en perjuicio de nadie, sino que sea en beneficio de todos los eslabones.

Finalmente, el Secretario de la Fundación del Jamón Serrano Español planteó el interés estratégico del sector en sustituir la actual ETG del Jamón Serrano por una Indicación Geográfica Protegida que restrinja su elaboración al territorio español.

El representante del Ministerio señaló que este planteamiento es viable, aunque no exento de dificultades, y planteó la necesidad de la unidad sectorial para iniciar este proceso, que a continuación debería plantearse directamente a la Comisión Europea.

La industria cárnica española

La industria cárnica es el cuarto sector industrial del país, sólo por detrás de sectores de la dimensión de la industria automovilística, la industria del petróleo y combustibles, la de producción y distribución de energía eléctrica y emparejada por cifra de negocio con el sector químico.

El sector industrial cárnico, formado por mataderos, salas de despiece e industrias de elaborados, tiene un tejido constituido básicamente por más de 3.000 pequeñas y medianas empresas, repartidas por toda la geografía nacional; de hecho, el 75% de las industrias cárnicas españolas tiene menos de 20 personas ocupadas, según el INE. Con esta dimensión, la industria cárnica ocupa con diferencia el primer lugar de toda la industria española de alimentos y bebidas, representando una cifra de negocio de 19.000 millones de euros, más de un 20% de todo el sector alimentario español.

Esta cifra de negocio supone prácticamente el 2% del PIB total español (a precios de mercado) y el 14% del PIB de la rama industrial. El empleo sectorial directo de nuestras empresas, unos 87.000 trabajadores, representa igualmente el 23% de la ocupación total de la industria alimentaria española.
Un dato fundamental es que la industria cárnica está exportando por valor de casi 3.000 millones de euros a mercados de todo el mundo, con una balanza comercial muy positiva (tasa de cobertura del 229%), dato que muy pocos sectores económicos relevantes pueden presentar, lo que contribuye positivamente a paliar el tradicional déficit comercial de nuestro país.

27 de febrero de 2012 - Confecarne

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags