Resumen de la Allen D. Leman virtual swine conference 2020 (IV): Sanidad

En esta cuarta entrega Antonio Palomo nos resume las presentaciones sobre PRRS, PPA, gripe, Lawsonia intracellularis y Streptococcus suis.

Virus PRRS

AASV PRRSV classification changes – Derald Holtkamp – Iowa State University

En 2009 se creó un comité en la Asociación Americana de Veterinarios de Porcino (AASV) para estandarizar el estado de las granjas con respecto al PRRSv (J Swine Health Prod 19, 44-56, 2011). Tras esta clasificación, han ido surgiendo nuevos términos que pueden llamarnos a cambiar el sistema. Entre ellos tenemos los casos de grupos de lechones destetados negativos de granjas de reproductoras clasificadas como positivas estables (II). El descubrimiento de nuevos aislamientos modifica la estabilidad de las granjas que se consideraban verdaderamente negativas. El desarrollo de nuevos métodos de tomas de muestras, como fluidos orales y procesamiento de fluidos, además de los nuevos test diagnósticos ofrecen oportunidades para establecer mejor el estado de las granjas con menor esfuerzo y a menor coste.

Understanding PRRSv diversity at the pig and litter level using whole genome sequencing – Mariana Kikuti, University of Minnesota

Se estima una variabilidad genética alrededor del 3%, tanto a nivel de granjas como a nivel individual, usando las secuencias ORF5, mientras que la variabilidad genómica entre una granja infectada naturalmente, y entre individuos, se espera que sea mayor. Realizan un estudio en una granja de 2.500 reproductoras en fase 1 que sufre un cuadro agudo de PRRSv después de mantenerse libre durante tres años seguidos. Tomaron 127 lechones de 21 camadas de 3-5 días antes del destete. La diversidad viral entre la población de lechones fue pequeña, encontrando la mayor diversidad en los ORFs 4 y 5a, y determinando que la cepa viral procedía de una recirculación del propio virus que ya estaba en la granja.

Fecal microbiome-resistome dynamics of PRRSV – challenged pigs under varying antimicrobial drug exposures – Noelle Noyes – University of Minnesota

La asociación entre el uso de antimicrobianos y las resistencias antimicrobianas (AMR) es compleja e impacta sobre el estado sanitario de los animales y las pautas de manejo de las granjas. El objetivo de este proyecto es comparar los perfiles de AMR en cerdos de engorde desde el destete hasta el matadero, así como los cambios experimentados en la salud y la exposición a diferentes antibióticos. Para ello parten de tres grupos de tratamiento, los dos primeros, de 36 lechones, que se infectan con PRRSv frente a un tercero, control, con un protocolo antibiótico moderado y severo en los dos primeros grupos. Posteriormente se vacuna a los lotes problema y toman muestras de heces en diferentes momentos antes y después de la infección, antes y después del tratamiento antibiótico. Los grupos tratados evidencian una variación del resistoma antes y durante la exposición al virus y al antibiótico, mientras que dicha variación no es significativa en los periodos intermedios. Esto sugiere que no solamente la exposición al antibiótico conduce a las resistencias antimicrobianas por parte del hospedador, por lo que demuestran que la población microbiana en cerdos de engorde tiene una naturaleza dinámica, que debe representar una oportunidad tanto para mitigar como para promocionar el impacto de las AMR en la salud y parámetros productivos de los cerdos.

Estimating farm-level R’s for PRRSV using sequence-based transmission trees - Nakarin Pamornchainavakul, University of Minnesota

En base a las formas de transmisión del virus PRRS la R nos puede ayudar a centrar cuál puede haber sido la causa real de la transmisión entre granjas (movimientos de animales, semen, personal, alimento, vehículos). R es el número de reproducción que corresponde a la media de individuos infectados a partir de un solo caso. R<1 significa que la enfermedad se disemina lentamente, por lo que nos sirve de referencia para conocer la capacidad de diseminación del virus.

Peste porcina africana

ASF vaccine update – Doug Gladue – US Department of Agriculture

Los mecanismos de inmunidad, así como la inmunidad de protección no son del todo conocidos. Las vacunas vivas atenuadas son efectivas en presencia de desafíos homólogos. Los portadores asintomáticos son resistentes a cepas de baja virulencia. Se han testado 19 genes diferentes existiendo varias plataformas con diferentes genes con resultados variables en cuanto al grado de protección y reversión a la virulencia. La vacuna más prometedora se basa en el I177L y en las pruebas experimentales no han encontrado signos clínicos, ni viremia y tampoco contagio a los no vacunados expuestos. La protección de los cerdos posterior a la infección es correcta, además de inducir una inmunidad estéril. Induce protección segura a muy baja dosis (102), pudiendo diferenciar por PCR el virus vacunal del virus campo.

ASF elimination through partial depopulation – Jason Yan – New Hope

Explican la eliminación de la PPA mediante la despoblación parcial en su experiencia en China. El primer brote de enfermedad se reportó el 3 de agosto de 2018 por Mr. Zhang en una granja de 383 cerdos en Wu Wu Village, provincia de Liaoming, con una mortalidad del 100% en menos de 10 días, realizando el diagnóstico por la clínica (fiebre, anorexia, postración con vómitos y diarreas ocasionales más fáciles de ver en cerdas reproductoras que en cerdos de engorde) más PCR. Las autoridades sanitarias reaccionaron rápidamente y de forma muy agresiva, de forma que muchos pequeños productores sacrificaron sus cerdos. En las grandes empresas se tomaron medidas diversas de bioseguridad que no fueron suficientes para controlar nuevas infecciones y los focos continuaron, dando lugar a la despoblación de un gran número de granjas entre abril y junio 2019.

Referencian un caso en una granja de 3.000 reproductoras en fase 1 que dio PCR positivo en octubre de 2018 con una sintomatología leve, manteniéndose muchas cerdas negativas a fluidos orales. La detección temprana y eliminación de enfermos, junto con su lenta diseminación, fácil desinfección con limpieza y vacío de las áreas contaminadas de la granja podrían reducir las pérdidas. El periodo de latencia por contacto es de 9 días y la muerte tiene lugar a los 13-14 días de la infección. La detección del virus por hisopos nasales, orales y rectales es factible a los 7 días después del contacto con el mismo (Cepa Poland/2015) – ASF “Low traveler”. La transmisión por contacto es lenta entre lotes y dentro de cada lote, siendo rara y poco común. Las moscas y mosquitos pueden transmitir el virus (las mosquiteras son esenciales). La desinfección por calor o flameado son eficaces, así como una limpieza, desinfección y secado estrictos. El tratamiento del pienso por calor y de los camiones de transporte a 85ºC durante 3 minutos se demuestran efectivos, así como el lavado de los corrales con agua caliente a 65ºC bajan la presión de infección. El seguimiento serológico por qPCR es crítico en cuanto a toma de muestras y valoración (Ct<28), debiendo analizar cada día cualquier animal con signos clínicos por PCR.

Vaccination and partial depopulation as parallel tools in the fight against ASF – Joe Connor – Carthage Veterinary Clinic

La OIE está representada por 51 países donde se reflejan las mejores prácticas para el control de patologías referenciadas en la literatura científica. Los cinco principales factores de riesgo en bioseguridad se centran en cerdos infectados, visitantes contaminados, vehículos contaminados, equipos contaminados y materias primas-piensos contaminados. En cuanto al movimiento de cerdas de desvieje en EEUU entre las diferentes granjas y los mataderos, tan solo el 6,1% dura menos de 3 días, el 25% entre 4-5 días y el 84% más de 5 días, lo cual supone un riesgo elevado. A nivel de granjas es esencial conocer bien los signos clínicos, la transmisión, las lesiones macroscópicas, la afectación del individuo y la población, así como la unidad contaminante. En cuanto a la guía estratégica de test y eliminación lo más importante es monitorizar los cerdos de forma continuada, sobre todo los sospechosos, así como al personal, vehículos, suplementos, materiales, camiones, para poder responder de forma urgente.
Las vacunas de peste porcina africana son prometedoras, sobre todo las basadas en la plataforma que trabaja con un nuevo vector, realizadas por ingeniería genética en el PIADC basada en la deleción del gen IP77L. Las inmunoglobulinas M se detectan a los 12 días y las IgG están elevadas a los 28 días, desapareciendo a los 21 días. Los máximos niveles de anticuerpos aparecen a los 14 días postinoculación. En China no hay, hasta el momento, vacunas efectivas, trabajando en una vacuna delectada (Harbin Veterinary Research Institute/Chinese Academy Agricultural Sciences). Actualmente están realizando una gran presión para reducir/eliminar las vacunas ilegales con inspecciones en laboratorios, empresas de genética, granjas…

INVESTIGACIÓN Y CONTROL DE ENFERMEDADES

Epidemiological concepts, measurements of risk and study designs for evaluating between farm transmission risk – Igor Paploski – University of Minnesota

Riesgo es sinónimo de probabilidad. Tener una granja con inadecuadas medidas de bioseguridad incrementa el riesgo. La probabilidad de un evento se basa en un periodo de tiempo específico. El riesgo es medido mediante el chequeo de los factores que puedan influir en el parámetro a determinar. Hay vías comparativas para medir el riesgo con asociaciones que no siempre tienen el mismo impacto (association no es lo mismo que causation), debido a que nos podemos encontrar con muchas variables asociadas entre sí y que no necesariamente significan que una cause la otra. La estimación del riesgo puede cambiar por la asociación de variables. La evaluación de la causalidad (Hill, 1965) precisa de una fuerte asociación, consistencia, especificidad, temporalidad, gradiente biológico, coherencia, analogía y plausibilidad. En el diseño de estudios se deben tener en cuenta los factores de riesgo a efecto de poder definir los grados de certidumbre. No es menos importante ilustrar las relaciones entre diferentes factores de riesgo.

Detection of influenza A virus in swine farm workers before and after work - Gustavo Lopez, University of Minnesota

Uno de los patógenos respiratorios más importantes que afectan a la producción y que es endémico en muchos sistemas de producción en EEUU es el virus gripe, con presencia de tres cepas más una emergente. Los cerdos pueden infectar a las personas como éstas a los cerdos, lo que implica que es una zoonosis con repercusiones sobre la salud pública. Las personas juegan un papel importante en la introducción del virus influenza en los cerdos, donde se adapta. 66 trabajadores colaboraron voluntariamente en un estudio realizado durante dos años en siete granjas comerciales con histórico de gripe. Se les tomaron muestras con hisopos nasales dos veces a la semana durante ocho semanas y, en el 85% de las granjas, al menos un trabajador dio positivo, el 55% de los trabajadores fueron positivos al menos una vez y el 3,2% de las 1.814 muestras fueron positivas a H1 y H3. El porcentaje de positivos era superior después de terminar el trabajo.

Of ferrets and Flu; Of pigs and Pandemics – Marie Cuhane, University of Minnesota

Comprender los programas de vigilancia del virus gripe A en base a la información tanto virológica como epidemiológica, no es solo necesario para detectar nuevas cepas del virus con poder epidémico o pandémico potencial, sino que es crítico para el cuidado de cerdos y productores, lo que compete a los veterinarios a proveer mejores programas de prevención, tratamiento y control de la gripe. Los programas efectivos tienen como objetivo detectar los virus influenza tanto en humanos como en cerdos en todo el mundo y especialmente en zonas de alto riesgo donde los humanos, pollos, pájaros salvajes y cerdos coexisten en contacto cercano. La vigilancia epidemiológica en cerdos se considera crucial, ya que tienen los receptores para humanos, siendo los cerdos y las aves los que potencialmente favorecen la emergencia de nuevos cuadros. Es evidente que el cerdo es la víctima de la transmisión cruzada del virus gripe entre personas y aves, las cuales son el origen de los nuevos virus. La dirección real del movimiento del virus no es del todo entendida. Cuando se descubre una nueva cepa de virus en humanos o cerdos, esto tiene implicaciones en su vigilancia a nivel mundial y para la OMS es un componente esencial para el desarrollo de vacunas y así también poder estar preparado para futuras pandemias.

Genotypic characterization of swine influenza virus reassortants in vaccinated and nonvaccinated pigs - Chong Li, University of Minnesota

Los protocolos de vacunación de gripe en cerdos pueden realizarse de diversas maneras: vacunación en sábana a todo el efectivo reproductor, para alcanzar una inmunidad pasiva vía calostro a los lechones; vacunación de los cerdos de engorde para reducir su severidad y vacunación de las futuras reproductoras para su aclimatación. El virus gripe está en continuo cambio pudiendo evadir al sistema inmune. Los receptores frente al virus y su tropismo están más centrados en las vías respiratorias superiores que en las inferiores. Los cerdos no vacunados son los que tenían mayor número de diferentes genotipos o menor reordenamiento. Las diferencias entre grupos de cerdos vacunados son difíciles de interpretar. Surgen más reorganizaciones en la estructura del virus cuando hay infecciones mixtas por diferentes genotipos víricos.

Investigation of Lawsonia intracellularis shedding by peri-parturient sows Rachel Patton, The Ohio State University

Lawsonia intracellularis es una bacteria intracelular que afecta a cerdos, équidos y hámsters, con una sola cepa en porcino sin diferencias de virulencia hasta donde conocemos, siendo responsable de la ileítis y la enteropatía proliferativa porcina que provoca hiperplasia de criptas. No crece en condiciones bacteriológicas normales conociéndose su MIC frente a antibióticos desde hace solo 10 años. Tiene un periodo de incubación que va de 5 a 20 días y se excreta en grandes cantidades entre 4-10 semanas postinfección. Los cerdos que han padecido ileítis difícilmente vuelven a padecerla, ya que la inmunidad es duradera. La presencia de diarrea es poco específica, siendo la ileítis subclínica la de mayor prevalencia en EEUU, donde es ubicua y provoca pérdidas económicas también en dicha forma silente. Solemos ser muy complacientes con la enfermedad ya que no la asociamos a un problema de calado productivo y económico evidente, pero debemos saber que los programas de control funcionan. En EEUU se estiman unas pérdidas anuales de 56,1 millones de dólares. La transmisión es tanto horizontal entre portadores subclínicos (más común) como vertical entre cerdas y lechones (menor nivel). La transmisión por botas, ropa, personas, vehículos es frecuente (1 gramo de heces contiene 108 bacterias y la dosis infectiva es tan solo 103). Los roedores e insectos son vectores y sus programas de control son preceptivos.

En un estudio llevado a cabo en tres granjas de 5 a 6.000 reproductoras a nivel práctico, tomaron muestras de 5-10 gramos de heces de 60 cerdas por banda semanal en partos a efectos de analizarlas por PCR cuantitativo además de ELISA en sueros de dichas cerdas. Todas las muestras de heces fueron positivas a Lawsonia intracellularis y el 95% positivas serológicamente.

“Saying hello to our little friend”: Streptococcus suis diagnostics – Matthew Sturos – University of Minnesota

Entre 1980-90 se estudió Streptococcus suis de forma amplia a causa de su elevada presencia. El trabajo actual es el resultado de un equipo que trabaja entre Universidad de Minnesota, Universidad de Kansas y la Universidad de Montreal. Esta bacteria causa importantes pérdidas económicas en porcino y afecta a las personas (zoonosis) en tres vías: sistémico (meningitis, artritis, septicemia), oportunista (virus, Bordetella, Pasteurella) y es comensal en las vías respiratorias altas. En su diagnóstico son esenciales los signos clínicos preliminares, edad, lesiones, así como la confirmación – histopatología y cultivo a partir del cerebro o tejidos. La determinación de la especie no es suficiente y necesitamos conocer el subtipo ya que están involucradas múltiples cepas. Hay informaciones recientes en cuanto a la patogenicidad de subtipos que se han conocido en EEUU (Fittipaldi, 2019).

El control del S. suis pasa por antimicrobianos (la intervención temprana es crítica, por la tendencia a reducir su uso por las implicaciones en resistencias antibióticas y respuesta inmune) y vacunas que tienen varios inconvenientes como la protección cruzada, selección de aislamientos, respuesta, inmunidad temporal.
Para el desarrollo de las pautas de control, es preceptivo un diagnóstico preciso posterior a la observación de la clínica en granja que nos indique qué subtipos están implicados (serotipos, tipos de secuencia MLST), asociar el subtipo con el patotipo (identificar subtipos), identificar los VAGS – virulencia asociada a los genes mapeados de los aislamientos e ilustrar la diversidad genotípica e ilustrar la diversidad genómica para el desarrollo de las pautas de control (VAGs – se han reportado unos 100 genes de virulencia siendo los clásicos los cps, mrp epf y sly del serotipo 2, sin conocerse con precisión los primarios en EEUU en estos momentos). En EEUU han aislado 208 Streptococcus suis entre 2014-17 en 20 estados. El serotipo ½ está en 13 estados, siendo el más común el 5, el ST28 en 8 estados siendo el más común en otros 5. La distribución de S. suis STs por serotipos nos dice que los más frecuentes son los ½ y el 7 con las secuencias más comunes ST28, ST94, ST1 y ST108, seguidos del 3 y 2.

Esos 208 aislamientos se caracterizan por patotipo, encontrando que los más patogénicos como agente sistémico son el ½, 7, 2, 1, 23 y 14 (el 1 y 14 son exclusivamente sistémicos). En cuanto a la clasificación los patotipos más patogénicos tenemos el ST1, ST28, ST95 y ST 108, siendo el ST1 exclusivamente patogénico y muchos de ellos han sido relacionados como agentes comensales. Identifican dos grupos de patotipos patogénicos: ST1 y ST28, además de otro grupo de comensales. Han demostrado diversidad de aislamientos tanto entre estados como sistemas de producción.

Pósters

En México estiman unas pérdidas por virus gripe de 10 y 18 dólares por cerdo si son casos simples o con co-infecciones respiratorias respectivamente. Los resultados de diferentes vacunas mejoran la ganancia media diaria y reducen la mortalidad.

Presentan los resultados preliminares sobre las diferencias genómicas sobre diferentes aislamientos, que no son sustanciales, tanto en cepas patogénicas como no patogénicas, lo cual es crítico para identificar variantes genéticas en diferentes cuadros de la enfermedad.

En un estudio llevado a cabo en Europa sobre el diagnóstico frente a Lawsonia intracellularis en diferentes laboratorios mediante qPCR notifican variaciones en cuanto a las unidades de medida e interpretación del valor de corte, por lo que debemos ser prudentes en su valoración y muy conscientes de elegir el laboratorio donde realizar el estudio.

La vacunación frente a Lawsonia intracellularis con Enterisol Ileitis a tres semanas de edad además de generar inmunidad, tiene efecto en la comunidad microbiana del digestivo siendo diferente a la de los cerdos no vacunados y enfermos, siendo beneficiosa y reduciendo la excreción de la bacteria, por lo que no sólo mejora los parámetros productivos, sino que reduce la transmisión del patógeno.

Estudios que analizan los ácidos nucleicos bacterianos intra-articulares encuentran bacterias en líquido sinovial, tanto en cerdos sanos como enfermos, sin encontrar por el momento una correlación entre una microbiota específica y problemas locomotores.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados