Lee este artículo en:

El control de la gripe: No te olvides del lechón!

Las cerdas nodrizas pueden representar una fuente de infección para los lechones recién adoptados.

La neumonía, la fiebre, la tos y los estornudos causados por el virus de la influenza A (gripe) en los cerdos son muy comunes y pueden ocasionar pérdidas económicas significativas para los productores. Los virus de la gripe en los cerdos han cambiado significativamente durante las últimas décadas con la introducción de múltiples virus de humanos y aves. Esto ha resultado en un aumento en la complejidad genética viral que ha hecho que las infecciones de gripe sean particularmente difíciles de controlar. La gripe nunca parece desaparecer en algunas granjas y eso se debe al virus en sí, pero además también a que hay grupos de cerdos capaces de mantenerlo y propagarlo. Uno de esos grupos son los lechones antes del destete. Los lechones pueden estar infectados, pero no mostrar signos de enfermedad y, como consecuencia, son diseminadores silenciosos de gripe. Después, en el destete, un porcentaje pequeño, pero significativo, de los lechones puede infectarse subclínicamente con gripe, lo que significa que parecen sanos, pero están eliminando virus de gripe en las naves de transición o de destete-venta.

Los lechones nacen negativos a gripe pero en granjas infectadas endémicamente, las que tienen problemas de gripe continuamente, los lechones generalmente se infectan entre el procesamiento y el destete, y normalmente vemos niveles de gripe que aumentan durante la segunda semana de vida. La presencia de lechones positivos frente a gripe es más alta al destete y, por lo tanto, los lechones no son solo una fuente de infecciones de gripe en la granja de madres, sino también una fuente importante de infección para los cerdos de engorde (foto 1). Es necesario comprender cómo se infectan los lechones mientras aún están con la cerda para prevenirlo y disminuir el riesgo de propagar la gripe a otras granjas. Pero controlar la gripe durante el período previo al destete puede ser muy difícil porque todos los días nacen nuevas camadas de cerdos que son susceptibles a la gripe y que pueden aumentar los niveles de virus en las salas de partos. Aunque hagamos todo lo posible para proteger al lechón vacunando a la cerda y asegurándonos de que todos los lechones ingieran el calostro protector, los lechones aún tendrán gripe y pueden transmitirla a sus compañeros de camada y a otros cerdos con los que contacten. Esto se debe a que la protección que la cerda le da al lechón, conocida como inmunidad materna, no es perfecta. La inmunidad materna es importante y ayuda a mejorar el rendimiento de los cerdos infectados, ayudándolos a superar sus infecciones de gripe y convertirse en lechones robustos. La vacunación de las cerdas también es importante para reducir la prevalencia de cerdos infectados con gripe al destete, pero por sí sola no es suficiente para destetar consistentemente cerdos negativos a gripe o cerdos con niveles muy bajos de gripe.las infecciones de gripe sean particularmente difíciles de controlar.

Foto 1. Neumonía vírica debido a una infección por influenza en un cerdo en crecimiento.
Foto 1. Neumonía vírica debido a una infección por influenza en un cerdo en crecimiento.

En la Universidad de Minnesota, hemos estado midiendo durante años el impacto de los lechones en la propagación de la gripe. En un estudio en 52 granjas de reproductoras porcinas en EEUU, 23 granjas (44%) dieron positivo a la RT-PCR de IAV al menos una vez durante un período de estudio de seis meses. En el momento del destete, los grupos de lechones de esas granjas también dieron positivo frente a gripe aproximadamente durante un 25% (75/305) del tiempo. En otro estudio, con 34 granjas durante más de 5 años, todas las granjas de cerdas dieron positivo a gripe en un momento u otro y el nivel de infección por gripe en los grupos de cerdos destetados varió del 7 al 57%. Más importante aún, aproximadamente el 28% (427/1523) de los grupos de cerdos fueron positivos en el destete. Llevando al destete casi un tercio del total de los animales positivos a gripe, el impacto de estos lechones positivos a gripe puede ser tremendo para los otros cerdos con los que se alojan cuando crecen.

Básicamente, los lechones tienen entre 21 y 28 días para infectarse de gripe, dependiendo de la edad que tengan al destete. Entonces, la pregunta es cuándo y cómo se infectan los lechones. El contacto directo de nariz a nariz es una de las principales rutas de transmisión de la gripe, pero otras rutas (la aérea) también son importantes. Nuestro grupo ha estudiado las fuentes de exposición a la gripe de los lechones antes del destete. Además de la transmisión de cerdo a cerdo (mezcla de cerdos) y el contacto con la cerda, también fómites como las superficies de los cajones, los materiales contaminados y el aire pueden contener virus infecciosos.

Un hallazgo reciente de nuestro grupo fue la detección del virus de la gripe en la piel de las ubres de las cerdas lactantes (foto 2). Las cerdas que tienen lechones lactantes infectados con gripe, probablemente se contaminarán o se infectarán con gripe. Los lechones infectados probablemente depositarán sus secreciones nasales y orales contaminadas en la piel de la cerda. Esta fue una observación importante que tiene implicaciones para el manejo ya que las cerdas que adoptan lechones (es decir, cerdas nodrizas) pueden representar una fuente de infección para los cerdos recién adoptados. De hecho, hemos demostrado, tanto experimentalmente como en condiciones de campo, que las cerdas nodrizas desempeñan un papel en el mantenimiento de las infecciones endémicas de influenza en las granjas de reproductoras. Los lechones adoptados por cerdas nodrizas seleccionadas al destete, tenían mayor probabilidad de infectarse con la gripe y dieron positivo más rápido que los cerdos criados por sus madres biológicas. Estos estudios indican la importancia de comprender el impacto de las prácticas de manejo en la transmisión de enfermedades.

Foto 2. Toma de muestras de la piel de la ubre con toallitas para detectar gripe en granjas de cerdas.
Foto 2. Toma de muestras de la piel de la ubre con toallitas para detectar gripe en granjas de cerdas.

Para acabar, el éxito en el control de las infecciones activas de gripe en cerdos en crecimiento dependerá de la capacidad de la granja de cerdas de destetar cerdos negativos o cerdos que no representen un riesgo de propagación de la gripe al destete. Por lo tanto, es extremadamente importante que comprendamos bien qué factores contribuyen a las infecciones de gripe en las granjas de reproductoras. Para controlar la gripe en las granjas de madres y proteger así a los lechones, será importante aplicar la investigación a la granja y usar nuevas herramientas cuando estén disponibles.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados