Lee este artículo en:

Muestras para monitorear el virus de influenza

Montse Torremorell nos cuenta diferentes alternativas con las que están trabajando para obtener muestras de animales vivos a un coste razonable.

En los últimos años ha habido un mayor interés en los programas de vigilancia epidemiológica para influenza porcina. El interés ha surgido a raíz del reconocimiento que la influenza es una enfermedad costosa para los productores y al énfasis a nivel global para caracterizar las cepas circulantes en los cerdos y sus orígenes filogenéticos a fin de identificar aquellas cepas que puedan representar un riesgo pandémico.

Tradicionalmente la influenza en cerdos se ha diagnosticado con muestras de tejidos, sobre todo pulmonares, de cerdos con neumonía (vigilancia pasiva). Sin embargo, en los últimos años se han promocionado programas de vigilancia activa a fin de tener una representación más global de las cepas circulantes en cerdos. Con estos programas se pretende identificar cepas de amplio espectro de virulencia que afectan a cerdos de edades múltiples y geografías distintas y mejorar así la identificación de cepas para la producción de vacunas.

Toma de muestras tradicional y alternativas

A fin de alcanzar estos objetivos, se precisa tomar muestras de animales vivos a un coste razonable. Tradicionalmente se han muestreado animales de forma individual utilizando sobretodo hisopos nasales. Sin embargo la toma de muestras individual es costosa, especializada y solo representa a un número limitado de animales en la población. A fin de sobrepasar estas limitaciones, han surgido técnicas de monitoreo poblacional que permiten representar a un mayor número de animales. Estas técnicas a menudo son más sensibles incluso a la hora de detectar infección en poblaciones con prevalencias bajas. La técnica más común en Norte América, utilizada con este fin, es el uso de cuerdas para recolectar saliva y otros fluidos naso-orales.

Recogida de fluidos orales
Recogida de fluidos orales

Esta técnica permite monitorizar muchos animales simultáneamente a bajo coste y la muestra sirve sobre todo para pruebas diagnósticas de tipo molecular como es la PCR. Sin embargo, el mayor limitante es la dificultad de obtener una cantidad suficiente de muestra en animales pequeños, antes del destete, y que la muestra no es muy propicia para realizar aislamiento viral. El aislamiento viral es necesario para caracterizar las cepas genéticamente a fin de investigar su epidemiología y decidir si las cepas circulantes pueden ser controladas con el uso de las vacunas disponibles. Asimismo el monitoreo en los cerdos antes del destete es de interés a fin de evaluar si las estrategias de control en las granjas de reproductoras son eficaces. Actualmente se están evaluando nuevos métodos de monitoreo en cerdos antes del destete. Entre estos métodos destacan el uso de los hisopos orofaríngeos, el uso de las gasas mamarias y el uso del papel de aluminio para detección de partículas aerógenas.

Hisopos orofaríngeos

Los hisopos orofaríngeos son una alternativa a los hisopos nasales. Aunque los hisopos nasales no son difíciles de tomar, los operarios de las granjas a menudo prefieren los hisopos orofaríngeos y los resultados son comparables tanto a nivel de PCR como de aislamiento viral. Asimismo, la misma muestra puede usarse para detectar PRRS e influenza al mismo tiempo.

Hisopos orofaríngeos
Hisopos orofaríngeos

Papel de aluminio para detección de partículas aerógenas

Recientemente también se están investigando otras muestras tanto de tipo ambiental como poblacional. Dado que la influenza se transmite vía aerosol, las muestras de aire pueden ser útiles sobre todo cuando los animales presentan infecciones agudas. Sin embargo, el coste de los instrumentos para tomar muestras de aire es alto y una alternativa es tomar muestras de superficies horizontales que tienen partículas aerógenas que se depositaron por gravedad. Con este objetivo se puede utilizar papel de aluminio desechable en ambientes con baja ventilación que permiten que las partículas sedimenten. Este método puede funcionar tanto para diagnósticos moleculares como para el aislamiento viral aunque para este último, la sensibilidad es menor.

Gasas mamarias

Otro método, recientemente descrito para muestrear camadas de lechones antes del destete, es el uso de las gasas mamarias para muestrear la piel de la ubre de las hembras lactantes. Al lactar, los lechones depositan saliva y secreciones nasales en los mamas de las cerdas contaminando así la piel de la hembra. Este tipo de muestra está resultando ser altamente sensible para detectar camadas positivas antes del destete y permite obtener aislamientos virales. Actualmente se está trabajando en caracterizar este tipo de muestra para monitorear de forma más fácil y menos costosa a los lechones antes del destete.

Gasas mamarias
Gasas mamarias

En resumen, la validación de nuevas técnicas de monitoreo, tanto poblacional como ambiental, tiene como objetivo mejorar, con un menor coste, los programas de vigilancia epidemiológica para influenza. Su uso puede ayudar a los productores y a los veterinarios a mejorar los programas de control de influenza en granja.

Artículos relacionados

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags