1 comentarios

Lee este artículo en:

¿El PEDv se transmite vía semen?

Enric Marco comenta las implicaciones prácticas de un artículo reciente que investiga la transmisión del PEDv vía semen.

Viernes 23 marzo 2018 (hace 1 años 8 meses 15 días)
9 me gusta

Artículo comentado
S Gallien, A Moro, G Lediguerher, V Catinot, F Paboeuf, L Bigault, M Berri, PC Gauger, N Pozzi, E Authié, N Rose and B Grasland. Evidence of porcine epidemic diarrhea virus (PEDV) shedding in semen from infected specific pathogen-free boars. 2018. Vet Res (2018) 49:7. doi.org/10.1186/s13567-018-0505-2
Lee el resumen del artículo

Comentario
La epidemia de diarrea epidémica porcina (DEP) ha sido, seguramente, una de las infecciones que ha generado más debate a la hora de explicar su epidemiología. El virus, tras introducirse en Estados Unidos y Canadá procedente de China se difundió rápidamente y siguió el mismo patrón en otros países, infectados posteriormente, como Corea, Taiwán o Japón (por este orden).

La rápida difusión de la infección generó dudas acerca de su modo de transmisión, ya que otras infecciones víricas cuya vía de contagio es también la feco-oral no consiguen, ni por asomo, difundirse a esa velocidad. Este fue el motivo de que se iniciasen un gran número de investigaciones con el fin de aclarar y definir las distintas vías de transmisión. De hecho, se apuntaron como posibles vías:

  • naturalmente, el contacto con material fecal contaminado, bien por contacto directo con animales infectados o porque el material fecal venía vehiculado vía pienso contaminado
  • transportes de cerdos contaminados u otros materiales contaminados
  • también la vía aerógena a cortas distancias por presencia de aerosoles contaminados.

La transmisión sexual (vía semen contaminado) se valoró pero siempre bajo la creencia de que el semen podría estar contaminado, bien a partir de materia fecal presente en el prepucio o bien por aerosoles conteniendo el virus que hubiesen llegado al semen.

Sin embargo, es interesante comprobar que el artículo describe como se consigue obtener semen infectado, incluso antes de que los animales expresen clínica de la enfermedad, excluyendo la posibilidad de que la positividad del semen derive de la contaminación por heces infectadas presentes en la piel (prepucio) del verraco.

También es interesante comprobar que el semen contiene virus de la DEP de un modo intermitente por un período bastante largo, al menos hasta 49 días. A la vista de estos resultados parece claro que el uso de dosis de semen contaminadas pondría en riesgo el estado sanitario de granjas negativas, a pesar de que, a día de hoy, todavía no se ha confirmado que cerdas inseminadas con semen contaminado puedan contraer la enfermedad. No obstante, no hay que olvidar que la sola presencia de material contaminado por el virus de la DEP en una explotación indemne ya supone un riesgo de infección, aunque la vía de infección final no sea la vaginal sino la oral.

Las conclusiones del artículo no hacen sino avalar lo que ha sido una norma en los principales centros de verracos con el fin de preservar su estado sanitario: la aplicación de un periodo de cuarentena suficientemente largo (mínimo de unas 4 semanas), que permite comprobar la negatividad de los verracos a introducir frente a distintas infecciones, entre las cuales debe incluirse la DEP.

Resumen del artículo comentado
S Gallien, A Moro, G Lediguerher, V Catinot, F Paboeuf, L Bigault, M Berri, PC Gauger, N Pozzi, E Authié, N Rose and B Grasland. Evidence of porcine epidemic diarrhea virus (PEDV) shedding in semen from infected specific pathogen-free boars. 2018. Vet Res (2018) 49:7. doi.org/10.1186/s13567-018-0505-2

¿Qué se estudia?
Este estudio determina si puede detectarse PEDv en semen de verracos SPF (libres de patógenos específicos) infectados artificialmente por la exposición a una cepa no-InDel de EEUU.

¿Cómo se estudia?
Se utilizaron dos grupos de verracos SPF. Se inocularon dos verracos con 5 ml de un homogenado que contenía 108 copias genómicas/ml de una cepa no-InDel y se mantuvieron dos verracos como controles negativos. El experimento duró hasta los 52 días post-inoculación durante los cuales se registraron los signos clínicos (letargia, apariencia externa, comportamiento, respiración y diarrea). Además se analizaron muestras de semen, heces y suero utilizando RT-qPCR.

¿Cuáles son los resultados?
Se observaron signos clínicos (diarrea, falta de apetito, vómitos) en los dos verracos inoculados y fueron más pronunciados de lo que se esperaba teniendo en cuenta la edad de los animales experimentales. Los controles negativos permanecieron sanos y libres de infección.

Se detectó PEDv en el semen, aunque solo de forma intermitente. Había RNA de PEDv en ambas fracciones del semen aunque se detectó una cantidad mayor de PEDv en la fracción rica en espermatozoides, que contiene células espermáticas y no espermáticas (espermatozoides, leucocitos, células germinales inmaduras, etc.). En estas fracciones ricas en espermatozoides, la carga máxima de genoma de PEDv alcanzada fue de 3,40 × 104 copias genómicas/ml en uno de los verracos y 1,75 × 104 copias genómicas/ml en el segundo. Curiosamente, la excreción viral en las fracciones seminales fue transitoria. Los hisopos de prepucio fueron negativos a RNA de PEDv en el mismo momento en que se detectaba RNA de PEDv en el semen. También se detectó en la fracción gelatinosa a los 18 y 42 días post-inoculación en ambos verracos y a los 49 días post-infección en uno de ellos. En cambio, la excreción vírica fue más consistente en muestras fecales, que fueron constantemente positivas entre los días 16 y 19 en ambos machos.

¿Qué conclusiones se extraen de este trabajo?
El estudio ha demostrado la excreción de una cepa de PEDv no-InDel de EEUU vía semen (fracción rica en espermatozoides y fracción seminal) de los verracos inoculados.

Los verracos, especialmente su semen, deben ser considerados un factor de riesgo en la introducción/reintroducción de PED en las granjas de reproducción. El PEDv se detectó en semen antes que en heces y antes de la aparición de los signos clínicos. Por lo tanto, los machos infectados por PEDv podrían ser detectados tras el envío de semen potencialmente infectado. El hecho de que la excreción sea intermitente todavía complica más su detección. Se requeriría analizar la seroconversión a PED de los verracos, controlar la presencia de signos clínicos y la ausencia de excreción previa en heces. Los riesgos son elevados ya que la investigación ha demostrado que el RNA de PEDv puede detectarse en semen incluso antes de la excreción en heces y de mostrar signos clínicos.

Se necesitan más estudios para determinar si el PEDv detectado por RT-qPCR en el semen infectado es potencialmente infeccioso.

ver más artículos relacionados con el artículo

Artículos

La preparación de las primerizas. La adaptación sanitaria03-abr-2018 hace 1 años 8 meses 5 días
Inmunonutrición en porcino20-mar-2018 hace 1 años 8 meses 18 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
02-may-2018omarnieto329omarnieto329Muy buena informacion Felicidades por compartir
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags