Respuesta nutricional y fisiológica de cerdos en crecimiento expuestos a estrés calórico diario

Viernes 24 marzo 2006 (hace 10 años 8 meses 10 días)
El presente estudio tuvo como objetivo determinar los efectos del estrés calórico bajo un patrón diurno sobre la respuesta nutricional y fisiológica. Durante el estudio los animales (25 kg PV), alojados en jaulas metabólicas individuales fueron asignados a uno de dos tratamientos en función de la temperatura: control (20°C; C) o estrés calórico diurno (rango de 20°C a 38ºC dentro de las 24 h; ECD). Tras un período de 10 días de aclimatación, los cerdos fueron canulados para la recogida de sangre y orina. Y tras un período de 5 días de recuperación, se realizaron observaciones y se tomaron muestras durante un período experimental de 11 días.

Los niveles de glucosa y urea en plasma, la cantidad de minerales retenidos como porcentaje de la ingesta, la MS en heces y la digestibilidad de los minerales no se diferenciaron entre los dos tratamientos. Los cerdos ECD mostraron una mayor tasa respiratoria (105,2 vs. 15,0 respiraciones/min), temperatura rectal (39,7°C vs. 38,4ºC), ritmo cardíaco (104,0 vs. 90,1 pulsaciones/min) y presión arterial (97,4 vs. 81,7 mm Hg) en comparación con los cerdos control. La pO2 arterial aumentó (89,73 vs. 77,91 mm Hg) y los niveles de bicarbonato disminuyeron (25,82 vs. 27,24 mmol/l) en los ECD en comparación con los control, mientras que no se observó ninguna diferencia en el pH y pCO2 entre ambos grupos. La osmolalidad de la sangre era más baja en los cerdos con estrés que en los control (287,1 vs. 291,3 mOsmol/kg) durante los 11 días de estudio. Respecto al pH de la orina a las 07:00 h, éste fue más bajo en los cerdos ECD (6,065 vs. 6,599), así como unos niveles de acidez titratable en orina (22,84 vs. 14,95 mmol/L), concentración ácida neta (33,36 vs. 23,49 mmol/L) y amonio (11,05 vs. 9,88 mmol/L) mayores a las 07:00 pero no a las 14:30 y 19:00. Si bien los niveles en plasma de T4 y aldosterona no se vieron afectados por la temperatura, sí lo fueron los de T3 que fueron más bajos (16,19 vs. 23,46 ng/dl) en los cerdos estresados en comparación con los control.

El estudio concluye que aunque el patrón diurno de estrés calórico utilizado en este estudio no tenía ningún efecto sobre el metabolismo mineral en cerdos en crecimiento, sí que alteró el estado fisiológico, incluyendo la homeostasis ácido-base así como, obviamente, la homeostasis termal.

J.F. Patience, J.F. Umboh, R.K. Chaplin and C.M. Nyachoti. Nutritional and physiological responses of growing pigs exposed to a diurnal pattern of heat stress. Livestock Production Science. 2005. Vol. 96 (2-3): 205-214.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags