Relación entre los períodos de ayuno antes del transporte y la agresión entre cerdos en los corrales de espera pre-sacrificio.

Martes 8 febrero 2000 (hace 16 años 9 meses 29 días)
Cerdos de tres granjas diferentes se dejaron en ayunas durante una hora, 12 horas o 18 horas antes de ser enviados a matadero. En el período de descanso, se monitorizó el comportamiento de los animales, y al sacrificar se recogieron muestras de sangre para analizar el cortisol, lactato y creatina fosfoquinasa, indicadores potenciales de estrés y actividad física. Se valoraron las canales segun las lesiones en la piel como índice de peleas, y la rígidez en las patas traseras como indicador de estrés y/o fatiga. Se tomó también el peso de las canales en frío, el espesor de la grasa dorsal y la concentración de glucógeno en el hígado. La actividad general fue muy alta al entrar en la zona de descanso. Los animales empezaron a beber y montar casi en seguida. Las peleas comenzaron después de un período de exploración, y llegó a durar hasta 60 minutos. Hubo grandes diferencias en el comportamiento de los animales de las tres granjas. Los cerdos de la granja A se pelearon frecuentemente pero mostraron poca actividad de monta, mientras que los cerdos de la granja C se montaron pero se pelearon poco. El período sin comer no tuvo ningún efecto en la media de lesiones en la piel o la rígidez, sin embargo la frecuencia de canales con las puntuaciones más altas fue diferente. Los cerdos dejados sin comer durante una hora tuvieron la incidencia más baja de lesiones en la piel y puntuaciones altas de rígidez. Los verracos tuvieron una incidencia mayor de lesiones severas de piel y una incidencia menor de canales con una puntuación alta de rígidez que las cerdas. El glucógeno en hígado fue reducido casi totalmente en los cerdos mantenidos en ayunas 12 y 18 horas y fue más bajo en los cerdos dejados sin comer durante una hora que en animales a los que se suministró comida inmediatamente antes del sacrificio. El período de ayuno no tuvo ningún efecto en los niveles de cortisol, creatina fosfoquinasa o lactato en sangre.

Brown SN, Knowles TG, Edwards JE, Warriss PD. Veterinary Record 145(22): 630-634, 1999.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags