Política y práctica de seguridad sanitaria en la producción porcina

Martes 13 marzo 2001 (hace 15 años 8 meses 27 días)
John C. Harding, de Harding Swine Veterinary Services, hizo una presentación de la política y práctica de seguridad sanitaria en la producción porcina. Sugirió que los productores determinaran en primer lugar las enfermedades que afectan a su explotación y a sus proveedores de animales de reposición. Harding considera que las enfermedades más importantes son PRRS, Mycoplasma, GET, Salmonella, Streptococcus suis, Actinobacillus suis y Haemophilus parasuis. A medida que las explotaciones porcinas se hacen más grandes y complicadas la prevención de las enfermedades es cada vez más importante. Harding informó que actualmente existe una gran variedad de estrategias para la prevención de enfermedades. El éxito de cualquier programa depende de su costo y de las posibilidades de reducción de riesgos. Se deben tener en cuenta los siguientes factores al desarrollar un programa: - Prevalencia de las enfermedades en la zona donde está localizada la granja de origen. - Bioseguridad de la granja de origen. - Procedimientos de aislamiento/cuarentena en la granja de origen y en la granja receptora. - Período de incubación y características de las enfermedades. La inseminación artificial requiere una seguridad sanitaria específica. Todos los centros de IA en Canadá tienen un certificado federal para las ventas domésticas o exportación. Sin embargo, no existe ningún requisito federal de analizar para PRRS. La mayoría de centros de IA desarrollan sus propios programas sanitarios. Las pruebas de PRRS mediante ELISA o IFA son básicas en los programas de control contra la enfermedad. También se puede utilizar el método PCR para detectar el virus del PRRS en el semen o suero de verracos. La serología se ha convertido en una herramienta importante para controlar el estado sanitario de las explotaciones de cerdas, aunque la tecnología no es perfecta. Varios factores afectan a la precisión de las pruebas como: el tamaño de la muestra, la prevalencia de la infección, los falsos positivos y negativos, la variabilidad y la respuesta retardada. A menudo se pide a los veterinarios que estudien el estado sanitario de un posible proveedor de animales de reposición. El estudio debe incluir todos los aspectos del estado sanitario, bioseguridad, control sanitario, uso de vacunas y medicamentos. Se debe enviar una copia escrita de este formulario al cliente además de guardarlo en el archivo del veterinario.

Harding J / Saskatchewan Pork Industry Symposium 2000, pp. 65-71, Nov. 14-16, 2000

Abstracts

Mycoplasma hyopneumoniae: interpretación serológica14-mar-2001 hace 15 años 8 meses 26 días
El síndrome de adelgazamiento post-destete (PMWS) en el cerdo12-mar-2001 hace 15 años 8 meses 28 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags