Manejo de granjas de madres en zonas infectadas por PRRS

Viernes 29 diciembre 2006 (hace 9 años 11 meses 9 días)
El objetivo de este estudio fue comparar la producción de dos explotaciones muy parecidas, una manejada como población positiva a PRRS y la otra como negativa. El sitio A, de 2.500 madres, estaba situado en Tehuacan, México, una zona de alta densidad porcina, donde todas las explotaciones están infectadas con PRRSV. Esta granja fue infectada con el virus cinco años antes, desde cuando se empezó a utilizar un programa de aclimatación para las primerizas negativas a PRRS. Se les inoculaba suero testado con PCR para asegurar que la cepa era la misma que en la granja. Pese a las medidas de control, los cerdos se infectaban a final del engorde. La mortalidad en la última fase del engorde estuvo alrededor del 7 % durante los 3 primeros años, pero aumentaron paulatinamente hasta el 9-10 %, lo que se consideró no sostenible.

Debido a esto se tomó la decisión de eliminar PRRS de la maternidad: no se permitió la entrada de animales durante 6 meses. Después se empezó a entrar primalas PRRS-negativas. Para minimizar el impacto sobre el censo, la reposición se crió en una nave alternativa y se introdujo justo antes del parto.

La explotación B tenía 200 madres, situada en la misma zona, a 16 kilómetros de distancia. Pertenece a la misma empresa, con la misma genética, manejo, alimentación y casi idénticas facilidades. También estaba infectada con PRRS, aunque con otra cepa que A. La explotación B también utilizaba aclimatación con suero. Esta explotación permaneció como positiva.

La tasa de partos fue de 86,2 y 86,9; los nacidos vivos 10,8 y 10,5; los destetados 9,7 y 9,5 y los nacidos muertos 4,7 y 3,7 en A y B respectivamente.

Los resultados no muestran diferencias significativas en la productividad de ambas explotaciones. Esto muestra que el rendimiento de las cerdas no es un parámetro a tener en cuenta para tomar decisiones sobre la eliminación de PRRS. Evidentemente la explotación negativa está en una situación de riesgo de tener que hacer frente a un brote de PRRS mucho más elevado. Otro parámetro a tener en cuenta es la posibilidad de transmitir la infección a las camadas por parte de cerdas que estén excretando virus. La excreción intermitente puede infectar a la transición y al engorde. Esta siembra intermitente es irrelevante en las explotaciones multi-sitio, pero muy importante en las explotaciones en que los lechones entran en contacto con animales de diferentes edades, aunque se practique el manejo todo dentro/todo fuera. De hecho en la explotación A sólo había un sitio para la transición y otro para el engorde, haciendo muy difícil la despoblación, mientras que en la B, los sitios contenían a los animales un máximo de 5 semanas, haciendo más fácil la despoblación cuando se infectaban.

C Pijoan, R Treviso, A Rovira, M Torremorell. Decision parameters on management of sow herds in PRRSV-infected areas. 2006. Proceedings of the 19th IPVS Congress. Volume 2 Abstract No: P.01-07

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags