Lee este artículo en:

Eficacia y viabilidad de las estrategias de control de la peste porcina africana

La peste porcina africana (PPA) es un importante problema de sanidad porcina. La detención o ralentización de la propagación de la PPA requiere estrategias de mitigación que sean eficaces y prácticas.

22 febrero 2017
2

En base a la opinión de un total de 56 expertos en PPA, el presente estudio identificó las estrategias de vigilancia e intervención para la PPA que se perciben como las más efectivas al proporcionar la mejor combinación entre efectividad y practicidad.

Entre las 20 estrategias de vigilancia que se identificaron, se consideró que la vigilancia pasiva de los jabalís y la vigilancia sindrómica de la mortalidad de los cerdos eran las estrategias de vigilancia más eficaces para controlar la propagación del virus de la PPA. En Letonia, el 96,9% (31 de 32) de las explotaciones porcinas infectadas se detectaron mediante vigilancia pasiva, mientras que el 2,1% se detectó mediante vigilancia activa (Oļševskis y otros, 2016). La vigilancia de la enfermedad en jabalíes se consideró una estrategia muy importante ya que estos fueron los primeros casos de PPA notificados en los países afectados de la UE (Estonia, Letonia, Lituania y Polonia) (Gavier-Widén y otros, 2015). Del mismo modo, el 71,4% (175 de 245) de los cuerpos de jabalíes fueron notificados como positivos para PPA en Letonia, frente al 1,5% (41 de 2.765) de los jabalíes cazados (Oļševskis y otros, 2016).

Entre las 22 estrategias de intervención que se identificaron, el sacrificio de todas las explotaciones infectadas y la prohibición de movimiento para las explotaciones vecinas se consideraron como las estrategias de intervención más eficaces. La contención de los cerdos, la prohibición de alimentar a los animales con restos de comida y las restricciones de entrada para los visitantes de las granjas también se consideraron estrategias de intervención óptimas, probablemente porque representan algunas de las principales causas de brotes en las granjas de cerdos. Por ejemplo, el 42,9% (12 de 28) y el 57,1% (16 de 28) de los brotes primarios en Letonia se relacionaron con el contacto con jabalíes y alimentación con sobras, respectivamente, mientras que el 100,0% (4 de 4) de los brotes secundarios se relacionaron con la entrada de visitantes que habían tenido contacto previo con granjas infectadas (Oļševskis y otros 2016). Las medidas de bioseguridad dentro y en la entrada de las granjas (como la limpieza a fondo y desinfección de instalaciones, vehículos de transporte y la equipación del personal así como las normas sanitarias y de seguridad de las explotaciones fueron consideradas óptimas, aunque su papel en la introducción del virus de la PPA sigue siendo difícil de cuantificar.

La vigilancia activa y la eliminación de los cadáveres de jabalíes se clasificaron como las estrategias de vigilancia e intervención más eficaces, pero también se consideraron las menos prácticas, lo que sugiere que se necesitan más investigaciones para desarrollar métodos más eficaces para controlar la PPA en las poblaciones de jabalíes.

C. Guinat, T. Vergne, C. Jurado-Diaz, J. M. Sánchez-Vizcaíno, L. Dixon, D. U. Pfeiffer. Effectiveness and practicality of control strategies for African swine fever: what do we really know? Veterinary Record. Volume 180, Issue 4.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados