Lee este artículo en:

Detección de la presencia de la garrapata Ornithodoros moubata, transmisora de la peste porcina africana

El método puede ayudar a localizar las poblaciones de la garrapata y, sobretodo, a obtener un mapa epidemiológico de riesgo de la Peste porcina africana.

Miércoles 2 enero 2013 (hace 3 años 11 meses 1 días)

Un equipo de investigación del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA) del CSIC ha desarrollado un método para detectar la presencia de la garrapata blanda Ornithodoros moubata, que transmite la peste porcina africana (PPA) a los cerdos. Lo han conseguido gracias a un antígeno de la saliva de la garrapata, la proteína TSGP1, identificada por los mismos investigadores.

O. moubata pica principalmente a los jabalíes verrucosos africanos (facoceros), a los cerdos domésticos y, cuando está presente en el entorno doméstico, puede picar a las personas. Cuando la garrapata pica al hospedador, le inocula una compleja mezcla de proteínas salivales, las cuales son reconocidas como extrañas por el cuerpo de dicho hospedador, que sintetiza anticuerpos frente a ellas. Estos anticuerpos permanecen en niveles detectables en la sangre hasta 3 meses al menos. Eso da una ventana temporal lo suficientemente amplia para plantear una estrategia de diagnóstico y prevención.

El método desarrollado por los científicos se basa en la detección de anticuerpos frente a la proteína de la garrapata TSGP1. El método puede ayudar a localizar las poblaciones de la garrapata y, sobretodo, a obtener un mapa epidemiológico de riesgo de la Peste porcina africana. O. moubata está muy extendida en el centro, sur y este de África y en Madagascar pero se desconoce su distribución pormenorizada. En España, el reservorio y vector del virus de la peste porcina africana es otra garrapata blanda, Ornithodoros erraticus. Esta enfermedad causó daños cuantiosos en España entre los años 60 y 80 y quedó erradicada en la década de los 90 gracias a un programa de prevención y control de la enfermedad que incluía la localización de las granjas colonizadas por O. erraticus y la aplicación en las mismas de medidas adicionales para evitar contactos cerdo-garrapata. La localización de las granjas infestadas se llevó a cabo por serología usando con antígeno un extracto de las glándulas salivales de la garrapata.

CSIC/ España.
http://www2.dicat.csic.es

ver más artículos relacionados con el artículo

Abstracts

Nueva diarrea neonatal porcina: aspectos de la etiología28-dic-2012 hace 3 años 11 meses 5 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags