Comparación de tres métodos de alimentación en cerdas gestantes

Lunes 27 septiembre 2004 (hace 12 años 2 meses 10 días)
El objetivo de este estudio fue comparar tres métodos diferentes de alimentación durante la gestación en función o bien del peso corporal o del espesor de grasa dorsal (EGD) de las cerdas tras el destete o de las primerizas tras la cubrición. En el tratamiento 1 (control) las cerdas y primerizas fueron alimentadas según su condición corporal basada en una escala de 1 a 5 (1=delgada, 5=gorda), en este caso las cerdas fueron asignadas a un nivel de alimentación que permitiera conseguir una condición corporal de 3 en el momento del parto. En el tratamiento 2 la dieta se basó en el EGD medido entre los días 0 y 5 después de la cubrición y peso en el momento del destete para cerdas o durante cubrición para primerizas y el nivel de dieta se calculó para alcanzar un espesor de grasa dorsal de 19 mm en el momento del parto. El tercer tratamiento fue idéntico al 2 excepto que el patrón de alimentación era diferente para las primerizas y cerdas delgadas (<5mm en el momento de la cubrición) con el objetivo de alcanzar los 19 mm a los 36 días de gestación. Las cerdas se pesaron tras el destete anterior mientras que las primerizas fueron pesadas en el momento de la cubrición. Todos los animales se volvieron a pesar entre los días 112 y 114 de gestación. El EGD fue medido entre los días 0-5 y 108-113 de gestación.

En el momento del parto las cerdas de los tratamientos 2 y 3 tenían un EGD de 19 y 19,1 mm, respectivamente, mientras que en las cerdas control se observó una tendencia a ser mayor (20 mm, P<0,07). De promedio, en las cerdas cuyo objetivo fue ganar de 6 a 9 mm de EGD éste no fue alcanzado independientemente del método de alimentación. La alimentación de cerdas gestantes en función del EGD dio lugar a un mayor porcentaje de cerdas que alcanzaron el EGD objetivo de 17 a 21 mm (40,2, 53,3 y 52,6% para los tratamientos 1, 2 y 3, respectivamente) en el momento del parto y un menor número de cerdas grasas (> 21 mm) mientras que no se detectó ninguna diferencia en el porcentaje de cerdas delgadas (<17 mm) en comparación con la alimentación basada en la condición corporal. Además, el nivel de alimentación basado en la condición corporal fue mayor (P<0,05) que el basado en el EGD. No se observaron diferencias significativas entre tratamientos respecto al rendimiento durante la lactancia. Respecto a la ingesta durante la lactación, ésta fue menor (P<0,05) en las cerdas con EGD elevado (> 21 mm) en el momento del parto en comparación con las cerdas con EGD < 21 mm.

El elevado porcentaje de cerdas con un EGD óptimo demuestra que la alimentación basada en el EGD y condición corporal puede ayudar a mejorar la precisión del nivel de alimentación adecuado durante la gestación.

M.G. Young, M.D. Tokach, F.X. Aherne, R.G. Main, S.S. Dritz, R.D. Goodband, J.L. Nelssen. J. Anim. Sci. Vol. 82. 2004. Pág :3058-3070

Abstracts

Sanidad en cría extensiva para conservación del medio24-sep-2004 hace 12 años 2 meses 13 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags