Lee este artículo en:

UE: disminución del uso de antibióticos en animales

La significativa caída en el uso de antibióticos en animales productores de alimentos sugiere que las medidas tomadas a nivel de país están demostrando ser efectivas.

1 julio 2021
1

El uso de los antibióticos ha disminuido y en la actualidad es menor en los animales productores de alimentos que en humanos, según afirman en su último informe la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC).

Partiendo del concepto «Un mundo, una salud», el informe elaborado por las tres agencias de la UE presenta datos sobre el consumo de antibióticos y el desarrollo de resistencia a los antimicrobianos en Europa durante el período 2016-2018.

El consumo de antimicrobianos (AMC) en ambos sectores, expresada en mg/kg de biomasa estimada, se comparó a nivel nacional y europeo. Para cada año, durante el período 2016-2018, la AMC general fue menor en los animales productores de alimentos (por ejemplo, en 2017, 108,3 mg / kg, rango de 3,1 a 423,1) que en los seres humanos (por ejemplo, en 2017, 130,0 mg / kg; rango 52,8-212,6). Esta es la primera vez que se informa de esta situación desde que se iniciaron los análisis con datos de 2011.

La reducción significativa del uso de antibióticos en animales productores de alimentos indica que las medidas adoptadas a nivel nacional para reducir su uso están siendo eficaces. El uso de un tipo de antibióticos llamados polimixinas, que incluyen a la colistina, casi se redujo a la mitad entre 2016 y 2018 en los animales productores de alimentos. Este es un avance positivo, dado que las polimixinas también se usan en hospitales para tratar a los pacientes infectados con bacterias poliresistentes a los medicamentos.

La situación en la UE no es homogénea, puesto que varía de forma significativa en función del país y el tipo de antibióticos. Por ejemplo, las aminopenicilinas, las cefalosporinas de tercera y cuarta generación, y las quinolonas (fluoroquinolonas y otras quinolonas) se usan más en humanos que en animales destinados a la producción de alimentos, mientras que las polimixinas (colistina) y las tetraciclinas se usan más en animales productores de alimentos que en humanos.

El informe establece también relaciones entre el consumo de antimicrobianos en animales y la resistencia microbiana adquirida a partir de animales productores de alimentos, que a su vez se asocia con la resistencia en bacterias procedentes de humanos. Un ejemplo de esto es la bacteria Campylobacter spp., que se encuentra en animales productores de alimentos y causa infecciones procedentes de los alimentos en humanos. Los expertos detectaron una asociación entre la resistencia a estas bacterias en animales y la resistencia a las mismas bacterias en humanos.

30 de junio de 2021/ ESFA/ Unión Europea.
https://www.efsa.europa.eu

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados

Última hora

Boletín de noticias sobre el mundo del porcino

No estás suscrito a la lista

Accede y apúntate a la lista