Manejo en partos y adopciones

 Fernández de Córdoba

1 19-ago-2004 16:02 (hace 12 años 3 meses 13 días)

Manejo de la cerda y los lechones en partos. PODEMOS DESTETAR 10 LECHONES POR PARTO Así de claro. Porque están naciendo buenas camadas, porque las cerdas son capaces de aguantar perfectamente esas lactaciones y porque las normas para conseguirlo son fáciles de llevar a la práctica, económicas y conocidas por todos. Con datos reales en la mano, podemos decir que una granja de la empresa alcanzó y mantuvo esa media de 10 destetados por cerda y parto en todo el año 2003. Y que en el primer trimestre de este año, varias granjas lo han conseguido e, incluso, una de estas granjas ha tenido una media mensual de 10,8. Con todo esto, queremos demostrar que el objetivo es perfectamente alcanzable. Y en la presente circular nos vamos a referir a cada una de estas normas que debemos seguir para lograrlo. Sabemos de sobra que producir como los buenos no es cosa simple ni de un día para otro, repito, no es cosa simple ni de un día para otro, pero nuestro deber es intentarlo. Por eso te pedimos que continúes leyendo con atención. Lo que no entiendas, lo preguntas. Si hay algo equivocado, corrígelo. Si sabes algo más que aquí no se diga, compártelo y danos datos. Y si hay que adaptar algo a las condiciones particulares de tu granja, hazlo, pero no renuncies a mejorar. Si te vas a conformar con lo que salga y la granja te lleva a ti en lugar de conducir tú a la granja, no te molestes, que hay cosas mejores que hacer aguantarnos este rollo. Y una cosa más, dejamos muchas preguntas en el aire, a modo de examen, porque no hay espacio para hablar de todo y porque podéis y debéis preguntarnos. 1ª norma: Que nazcan muchos lechones, lógicamente. O, al menos, que nazcan los suficientes como para conseguir destetar a 10 por parto. Y en todas nuestras granjas están naciendo más de 10,5 vivos por parto. Quiere decirse que la mortalidad en paridera no debería ser superior a un 10%, como límite aceptable. Aquellas granjas con más nacidos vivos pueden tener mayor mortalidad o destetar más de 10, como la del ejemplo de más arriba. ¿Qué mortalidad estoy teniendo? ¿Cuánto vale cada lechón nacido vivo, contando sólo el pienso que se come la cerda? En aquellos casos en los que nazcan pocos lechones vivos y muchos muertos, podríamos plantearnos la programación de los partos, siempre, claro está, que vayamos luego a controlar los partos, porque de otro modo no tiene mucho sentido. ¿Qué porcentaje de nacidos muertos tenemos en nuestra granja? De todos modos, el hecho de atender el parto, aunque no haya sido programado, disminuye el riesgo de lechones nacidos muertos. ¿Sabemos atender el parto sin molestar a la cerda? Por cierto, ¿sabemos para qué sirven el Monzal y la oxitocina?, ¿conocemos la dosis adecuada?, ¿sabemos cómo inyectar estos productos? ¿lo hacemos en el momento adecuado? Podemos guiarnos por el prospecto, por nuestra experiencia y por el veterinario. Y hay mucho dinero en juego como para afinar al máximo con todo esto. En los casos de baja prolificidad (pocos nacidos totales) deberemos revisar varias cosas: recela, inseminación, movimiento de cerdas antes de los 35 días de gestación, la limpieza de los silos. Hay tantas cosas que influyen que merecen una charla aparte. 2ª norma: Que los lechones que nazcan tengan buen peso. Esto es así porque los lechones grandes tienen más probabilidades de sobrevivir, como es lógico y sabemos, y salen antes a matadero (200 g. más al nacimiento son 6 días menos de cebo). Camadas muy grandes, tendrán mayor porcentaje de pequeños, porque el útero tiene un tamaño limitado. Pero el factor más importante, el que podemos controlar, el que más afecta al tamaño del lechón al nacimiento, es la cantidad de pienso que la cerda consume al final de la gestación, a partir de los 90 días, con la vacuna de rinitis. Ya sabemos, porque lo hemos dicho, que a la cerda debemos recuperarla, con el pienso que necesite, sea lo que sea, (otra vez, sea lo que sea) durante el primer mes de gestación. Si lo hacemos bien, durante el segundo mes le restringiremos el pienso para que mantenga el estado de carnes y no engorde (las primerizas sí que tendrán que seguir creciendo) y, a partir de los 90 días de gestación, otra subida de pienso porque es cuando el lechón puede aprovecharla para crecer. Antes no deberíamos subir el pienso por el peligro de engrasar excesivamente a la cerda y a la ubre. ¿Cuánto pienso debemos dar? Pesar lo que comen puede orientarnos, pero donde únicamente se ve con certeza es en la cerda, al final de primer mes, y en los lechones, al nacimiento. ¿Tenemos ojo para hacerlo correctamente? Un cuidado: si apretamos mucho al final de gestación, los lechones serán tan grandes que atascarán a la cerda y perderemos los lechones y la cerda. 3ª norma: Que la cerda esté preparada. Esto es lo más amplio. Y la preparación incluye: a) Que tenga buena inmunidad, porque se la pasará al lechón con los calostros, y porque al lechón le resulta imprescindible en esta fase. La inmunidad se consigue con las vacunas, conservadas correctamente, manejadas correctamente, aplicadas correctamente, con la aguja y el vacunador adecuados y en el momento correcto. Y lo que no dan las vacunas, porque a todo no llegan, lo da la adaptación de las nulíparas, eso que es tan importante y que nadie hace (y así nos va, claro). Todo esto ¿lo conocemos? ¿Lo estamos haciendo?¿Lo hacemos bien? b) Que entre limpia en paridera. Los “hijos de la Gran Bretaña”, por ejemplo, utilizan Virkon al 1%, pero basta con que se la lave con agua (tibia) y jabón neutro, sobre todo ubre y región posterior. Para ello basta una manga de manejo con drenaje en el suelo, una manguera con un cepillo en el extremo y ganas de hacerlo. Es sencillo, barato y muy efectivo. ¿Lo haces? c) Que entre desparasitada. Los tratamientos antisárnicos deben aplicarse antes de entrar en partos, en la nave de gestación. d) Que la hayamos alimentado como debemos. Lo de las cantidades es importante y lo de cuándo damos más y cuándo damos menos pienso también, como ya hemos dicho. Actualmente (ojo, porque esto es nuevo), los que más saben cuentan los beneficios de continuar con el pienso de gestación desde que la cerda entra en paridera hasta 4 ó 5 días después del parto. e) Que se la racione como es debido. No confiemos en que la cerda se racione ella sola y facilitémosle el momento del parto. El racionamiento es menos dificultoso si seguimos utilizando el pienso de gestación en partos, como se ha dicho, pero, de todos modos, disminuiremos la ración diaria en 0,5 kg. cada día, de tal modo que el día previsto de parto y hasta que éste no ocurra, la cerda no coma más que un puñado, para tranquilizarla. Es importantísimo que el racionamiento se haga exactamente. Aquí sí que conviene pesar el pienso. (Al final, damos una plantilla para guiar en este racionamiento.) 4ª norma: Que la paridera esté preparada. La limpieza es fundamental. Un solo gramo de polvo puede contener casi un millón de “coli” vivos. Este germen es el que provoca diarreas. ¿Cuántos gérmenes habrá en un gramo de basura? Si en algún lugar de la granja está recomendado el detergente para el lavado de las instalaciones es en partos y en lechoneras, justo en aquellas zonas en las que más débil es el lechón. No hace falta hablar de la importancia de la desinfección, pero sí de la dosis de desinfectante. ¿Cuál es? Además, el desinfectante debe utilizarse cuando la sala esté casi seca, porque, si no, lo estamos diluyendo. Y antes de meter ganado, hay que dejar secar perfectamente de nuevo la sala. ¿Te das cuenta? Limpieza antes que desinfección. Son cosas distintas, pero ninguna va sin la otra. La limpieza frecuente de las traseras después del parto mejora la supervivencia de los lechones. Lo repito: ¿cuántos gérmenes habrá en un gramo de basura? Resumiendo: limpieza antes, limpieza durante y limpieza después del parto. 5ª norma: Atención al parto. a) El 75% de los lechones nacidos muertos mueren durante el parto. Aunque no te lo creas. Y el lechón muere asfixiado: partos lentos, cerda excesivamente gorda, mal racionada, camadas muy grandes, cerdas nerviosas o a las que molestamos continuamente, en las que se alarga mucho el parto, abuso de la oxitocina, ... ¿Hemos calculado ya lo que vale un lechón al parto? b) ¿Colocamos un foco en la trasera de la cerda, utilizamos papel, o dejamos que el lechón se enfríe y el que aguante que tire y el que no que se muera? ¿De verdad sabemos lo que vale un lechón? Es el que nos da de comer. c) Ayudar al que lo necesita es una obra de misericordia, pero, en este caso, además, nos da beneficios económicos. Date cuenta: el lechón sale de un sitio perfectamente protegido y caliente a un sitio sucio, frío y completamente empapado: el choque de temperatura es bestial. En vez de dejarlo a su suerte, porque vale dinero y debe pagarnos la hipoteca, debemos prestarle la máxima atención: secarlo, preferente con papel (el serrín provoca heridas en la piel: bultos, artritis, meningitis,... ), limpiarle el moco de la nariz y de la boca y colocarlo debajo del foco, incluso sujetándolo con un cajón, mientras que acabe el parto. Por supuesto, debemos reanimar al que nazca medio asfixiado. Óyeme, permíteme una pregunta ¿secarías a un hijo tuyo con serrín? (el llorón del vecino no cuenta) ¿Después de bañarlo dejarías que se seque a la intemperie? ¿Dejarías que encuentre él solo el biberón y el abrigo?...... Pues tu hijo no te va a dar un duro y el lechón sí. No estoy de broma: es que es así. Y si hay que estar más pendiente de partos que de ningún otro departamento pues hay que estar allí, pendientes, atentos. Es nuestro trabajo. Es nuestra obligación. Es lo más importante. Gestación es y será el motor de la granja, pero allí no te la juegas en 21 días y en partos sí. Un 15% de mortalidad en partos no nos llama la atención, pero fusilaríamos al que lo permitiera entre recría y cebo. ¿Te das cuenta de que hay más mortalidad en sus 2 primeros días que en los 6 meses de vida del animal? ¿Y no te preocupa? d) Volvamos a donde estábamos. Lechón que no se encalostra está condenado. No se te olvide. e) La cerda debe defecar en las 12 horas siguientes al parto. Si no es así, aplicar enemas (un catéter, agua tibia y jabón neutro) y vigilar posibles mamitis. ¿Cagan las cerdas? ¿Cómo se diagnostica una mamitis? f) El chupete de la cerda en partos tiene que dar suficiente caudal (2 litros al minuto, ni 1 ni 0,5, 2 litros) y los que mejor van son los de botón, con orificios para la salida del agua. La cerda se puede cansar de intentar beber y de dar golpes a la tolva ¿qué ganamos poniéndoselo difícil? Al único que fastidiamos es al lechón, el que nos da de comer, recuerda. g) 36 a 48 horas después del parto (día y medio a dos días, no antes, repito, no antes) aplicar 2cc. de dinolitic y un antibiótico como penimox o enrovall a la cerda, por rutina, a todas. ¿Con qué tamaño de aguja? (Ojo, el dinolitic no puede pincharse junto con el nixivet, luego, si ya hay mamitis, es imprescindible sustituir el dinolitic por la oxitocina.) 6ª norma: Atención a los lechones después del parto. a) Lo repetimos: lechón que no se encalostra está condenado. b) De la misma forma que a la cerda se la raciona antes del parto (tiene la misma y enorme importancia), iremos aumentando gradualmente el pienso que le damos, según las recomendaciones que se han dado. 4 ó 5 días después del parto, podemos cambiar el Nantarep por el Nantalait. c) El cordón umbilical se corta, limpiamente, ni se arranca, ni se tira de él. Y se desinfecta perfectamente, no sólo se mancha con el spray. El no hacerlo correctamente, es causa de hernias inguinales. (Si te pones un guante en la mano izquierda, no te mancharás tú con el desinfectante.) d) Todo lo que toque al lechón debe estar en perfecto estado de revista: afilado, si es el caso, limpio y desinfectado de un lechón al siguiente, de una camada a otra. Por supuesto, las aguas del hierro, vacunas, tratamientos diversos,... deben cambiarse entre camadas y esterilizarse en agua hirviendo antes de reutilizarse. e) Las adopciones de lechones son la parte más complicada del manejo de los partos, junto con la alimentación de la cerda, y merecen mención aparte. Porque no puede haber más lechones que tetas. Ni el primer día siquiera. Y sin embargo, muchos de los lechones adoptados acaban muriendo, generalmente por culpa nuestra, porque cuando lo hicimos ya era demasiado tarde. Una regla de oro: las adopciones NUNCA, NUNCA se hacen hacia atrás, siempre hacia delante. f) Un muy alto porcentaje de los lechones que mueren en partos lo hacen por frío, hambre o suciedad, o por todo. Y muchas veces el frío y el hambre son la misma cosa. Si la cerda puede cansarse de beber o de dar golpes a la tolva, cuánto antes no se cansará el lechón (¡angelito!) si la teta no va o hace un frío del carajo (o corrientes de aire, las putas corrientes) o hay 3 lechones por ubre. Apliquemos aquí el sentido común: el estado de la camada me dice el estado de la cerda. Es decir: a. Si la mayoría o todos los lechones de una cerda tienen diarrea, la cerda seguramente tendrá mamitis, aunque no se le note, luego a la que hay que tratar en primer lugar es a la propia cerda. ¿Sabemos actuar con una mamitis? ¿Qué aplico a la cerda? ¿Qué pincho a los lechones? Pregúntalo. b. Muchas veces, el mejor tratamiento a los lechones con diarrea es ayudarlos con suero glucosalino (el de las farmacias) con algo de antibiótico (en el propio suero) y aplicado de forma subcutánea a los propios lechones. ¿Cómo se pincha de forma subcutánea? c. Si la cerda está sucia (¿cómo se ve eso?) acabará seguramente con mamitis, luego tendré que prevenirlo también. d. Si en vez de diarrea veo malos pelos y mal estado de la camada, tendré que pensar en que la cerda o tiene poca leche o mala leche o ninguna. ¿Qué haces entonces? e. Si sólo es uno o dos los lechones con mal aspecto, retrasados en una camada, hay que pensar que esos lechones no tienen teta de la que alimentarse. Y ahí hay que hablar de las adopciones. f. Al principio de un problema y en la gran mayoría de los casos, no verás diarrea ni malos pelos, pero verás cómo los lechones intentan mamar durante más tiempo del normal y que lo intentan una y otra vez y que no se tranquilizan después del amamantamiento (chillidos). Cuando se debiliten, preferirán quedarse quietos en las zonas calientes, en el foco o, peor todavía, junto a la cerda. (Éstos son los que luego van al pasillo, los que no nos dan un duro.) 7ª norma: Adopciones. Una de las tareas más comunes y complicadas en partos, junto con la alimentación de las madres, es la práctica de las adopciones. Así que pon atención a todo esto que es muy importante. Caso 1: Adopciones en las 24 (o 48 o hasta 72) horas siguientes al parto. Antes de nada, ten en cuenta dos cosas. La primera es que las adopciones cambian el orden establecido entre los lechones a la hora de mamar. Por eso, solo haremos las adopciones imprescindibles y cuanto antes. En esto, como en todo, hay que adelantarse a los problemas y una cerda con 12 o más lechones es un problema ya. La segunda es que los calostros sólo están disponibles unas horas, pocas. Y que los lechones sólo aprovechan los calostros en sus primeras horas de vida. Luego pueden hasta perjudicarlos. Veamos cómo se hacen estas adopciones: a) Antes de trasladar lechones, salvo camadas muy grandes, dejar que los lechones se encalostren con su madre, aunque sea en dos turnos, utilizando el cajón de antes para contener a unos y luego a otros. (¿Dices que hay que estar allí delante? Claro. Por eso nos pagan. Y nos pagan los lechones y nos pagan por los lechones.) b) Igualar el TAMAÑO de las camadas de cerdas que hayan terminado de parir en las 24 horas anteriores: a las primerizas los más grandes, siempre, a las de 2º parto, los más pequeños. El nerviosismo y el ser primerizas hacen que estas cerdas tengan más dificultades para una buena producción lechera. De ahí que haya que darles los lechones más grandes, para que la estimulen mejor. c) Igualar el NÚMERO de lechones: siempre que sea posible y por regla general, las primerizas a 10 lechones, cerdas de 2º a 5º o 6º parto, a 11 lechones, y cerdas de 7º parto y posteriores, a 10 lechones. Nos aseguraremos que no hay más lechones que tetas y de que hay una teta para cada lechón, porque la que no se utiliza, acaba secándose a los 3 días (este es el margen para colocar un lechón en una teta disponible). La última semana de la lactación, podremos descabezar algo, repito, algo solamente, para descargar la cerda que vaya justa. Caso 2: Adopciones en el destete. No todas las cerdas tienen la misma capacidad lechera, por eso hay algunas camadas con lechones que se nos retrasan (ojo, no confundir lechones retrasados con lechones pequeños). Y un lechón retrasado significa SIEMPRE que no tiene teta de la que alimentarse o que la teta de la que mama o tiene poca o ya no tiene leche. Como nosotros, todos, dependemos de ese lechón para comer todos los días, habrá que buscarle una teta, una buena teta, una teta productiva, CUANTO ANTES. Repito, CUANTO ANTES. Y cuanto antes no tiene que ser el día del destete. Cuanto antes significa “ayer mejor que hoy”, o sea, ya. CUANTO ANTES. O sea, YA. Y no me canso de repetirlo porque siempre fallamos en este punto y tiene una importancia fundamental. Es que si ahora, ya, ese lechón va jodido, esta tarde o mañana o el día del destete estará mucho peor. Y cuando encontremos el momento oportuno para cambiarlo de cerda, se va a morir y fastidiaremos a la que lo da y a la que lo toma. Y habremos trabajado tarde, mal y para nada. Coño, pues entonces no me discutas, créetelo: CUANTO ANTES. Este tipo de adopciones lo hacemos en varios pasos: Paso 1: Si coincide con el destete, destetaremos la cerda. Si no coincide con el destete, destetaremos la cerda con la mejor camada, por número y tamaño (lógicamente tendrá buena ubre), y la que más días lleve en partos. Esta cerda destetada será la número 1. Paso 2: Escoger una camada del mismo número de lechones que la anterior, con 7 días menos ( o 6 o 5) de edad. Esta camada será la mejor de las que tengan esa edad. Y esta será la cerda número 2. Paso 3: Toda esta camada se lleva a la cerda número 1. Comprobar que la cerda se adapta a la nueva camada y los amamanta. Paso 4: Repitiendo todo el proceso, a la cerda número 2 se le cede la camada (fuerte y sana) de una cerda número 3, con 7 días menos (o 6 o 5). Paso 5: A esta cerda cerda número 3, podemos acoplarle tantos lechones retrasados (que no tenían teta) como lechones propios tenía dicha cerda. El intercambio de camadas entre cerdas será mejor cuanto menor sea la diferencia de edades, evidentemente, pero no conviene que este proceso se haga con más de 3 cerdas. Ojo, los lechones enfermos no se cambian. Se dejan con su madre y se tratan o se los sacrifica, pero no se trasladan. Nunca. A modo de conclusión: El papel aguanta mucho. Pero, puede conseguirse destetar a 10 por parto. O más. Porque lo digo yo, sí, y no hay ni una recomendación que no sea de sentido común. Y porque las cerdas son capaces, porque llevamos con esto tiempo suficiente como para haber aprendido ya a ser de los mejores y, sobre todo, porque varias granjas nuestras lo han conseguido y lo han mantenido. Y una cosa está clara, no vamos a ser más torpes que ellos. (La verdad sea dicha, nuestro fallo como obreros no está en ser torpes, sino en lo cabezones que somos y en lo poco que conocemos de lo que se hace fuera de nuestra granja.) Eso sí, producir a ese nivel no es cosa simple ni se logra de un día para otro. Ya lo decíamos al principio. Y tampoco es tarea de una sola persona. Son muchos detalles, son muchos cuidados, y hay muchos más problemas de los que hemos contado. Y, la verdad, el tamaño de la granja importa mucho, por muchas razones. Pero es nuestro trabajo. Además,... no nos queda otra: no son buenos tiempos los que corren para el sector. Los números mandan cada vez más, y sólo los que consigan producir de forma rentable tendrán futuro. Los demás ... tendremos que cambiar y hacer las cosas mejor que hasta ahora. ¿Te comprometes a intentarlo? Pues ahora ponte a trabajar. Siéntate en la mesa, coge papel y lápiz, cervecita y un algo. Vuelve a leer esto con detenimiento y, punto por punto, compáralo con lo que haces en tu granja. Ya te digo, punto por punto. Apréndetelos. Mira qué se puede mejorar y qué hay que adaptar a tus condiciones. No seas cómodo en eso ¿eh?. Inténtalo en serio. Quédate con lo que haces bien, seguro que es mucho, en serio, y no lo cambies. Lo que funcione no lo cambies nunca a la ligera. Aprende lo que no sabías. Ten en cuenta que no haces las cosas mal, pero que hay gente que lo hace mucho mejor que tú. Y dialoga (que ahora está de moda esto del diálogo), dialoga mucho, dialoga con tus cerdas y con tus lechones (y con la familia y los hijos que, al final, es lo único importante... Sí, más que los cochinos... Aunque si entra una peste, como decía el otro, mejor que venga por las personas, que como venga por los animales nos arruina.) Y si tus lechones están de acuerdo con lo que haces verás muchos por cerda y los verás gordos y lustrosos. Si estamos metiendo la pata, habrá pocos y muchos malos. Y si mejoras, verás más. Tú mismo. (Venga, vuelve al principio. Papel, lápiz y, ánimo, a trabajar.) Anexo I: Manejo de la oxitocina en el parto. Los mejores resultados se obtienen con la utilización de 1 a 10 UI (0,1 a 1 cc. de oxitocina), ya que cuando se superan estas cantidades aparece un efecto contrario, con espasmos del útero, sin orden ni concierto que aumentan el tiempo del parto, lo dificultan y aumentan el número de lechones nacidos muertos, asfixiados. La vía de administración más adecuada es la subcutánea, en la ubre, por ejemplo, que es una zona muy bien irrigada. Utilizaremos una agua fina, para lechones. Puede aplicarse una vez expulsado el primer lechón, en partos que no hayan sido programados. También puede aplicarse en concordancia con el programa de inducción al parto, con el uso de prostaglandinas (planate, por ejemplo), inyectando 2 UI de oxitocina, vía subcutánea, a toda cerda que muestre leche por ordeño de la primera mama pectoral. Esto asegura el desencadenamiento del parto en las primeras horas después de la administración de la oxitocina, con una atención permanente y correcta del operario. Se ha de prestar especial atención a aquellas cerdas que respondan con importantes pérdidas de leche, suprimiendo en estos casos el empleo de la oxitocina. Una vez iniciado el parto se deberá vigilar atentamente, reduciendo al mínimo la intervención humana. Si hay que manipular se hará siempre con la máxima delicadeza y la máxima higiene, y se limitará a la comprobación de que el puente está libre, que no hay ningún lechón atascando el paso. El tiempo entre un lechón y el siguiente no será tan largo como para que el primer lechón esté completamente seco antes de la expulsión del siguiente lechón. Anexo II: Tabla de alimentación en lactación. Conforme se acerque el día del parto, reduciremos alrededor de medio kilo al día, de tal forma que el día del parto (cuando cumpla y hasta que la cerda no para) sólo se le eche alrededor de 0,5 kg. De todos modos, cada granja tendrá que seguir un patrón distinto. Día Kg. día Kg. ingeridos 0 (día del parto) Un puñado 1 1 2 1,5 3 2 4 2,5 5 3 6 3,5 7 4 8 4,5 9 5 10 5,5 11 6 12 6,5 13 7 14 7 15 7,5 16 7,5 17 8 18 8 19 8,5 20 8,5 21 9 22 9 23 9,5 24 9,5 25 9,5 26 9,5 27 9,5 Ojo, el mejor racionamiento se hace con dosificadores, pero a lo mejor podemos utilizar una medida de un kilo, a mano. De todos modos, como siempre, los lechones, por número y por peso, nos lo dirán al destete y la cerda, según el tiempo que tarde en salir a celo, después del destete.
f18pepinUsuariof18pepin

2 19-ago-2004 22:31 (hace 12 años 3 meses 13 días)

lo que comentas de varias grajas nuestras que eres de una integradora una coope cuantas madres teneis´por granja y donde
 OC

3 19-ago-2004 23:08 (hace 12 años 3 meses 13 días)

Si alguien ha tenido narices de leerlo tiene los tragos pagados. Yo he llegado a la mitad y la verdad es que es interesante. ¿Para cuando el tomo acerca de cubriciones? Por cierto por aqui no nos da miedo decir que sabemos pasar de 10,8 destetados al año no en un mes puntual, la culpa es de Jordi Ventura de Sus Scrofa.OC
 Coruña

4 20-ago-2004 11:25 (hace 12 años 3 meses 12 días)

Mis mas sinceras felicitaciones por este trabajo , como dicen en los restaurantes ¡ OIDO COCINA !. Lo he leido varias veces , sigo pensando que muchas veces dejamos de realizar ciertas rutinas de manejo y al cabo de un tiempo aparecen los " fantasmas " que nos vuelven locos a todos . Posiblemente si leyésemos este artículo con atención estos "fantasmas " desaparecerán ( al cabo de un tiempo , claro ) Espero que tengas tiempo a redactar el de cubriciones ...
utopiaazul
1
Usuarioutopiaazul

5 21-ago-2004 22:21 (hace 12 años 3 meses 11 días)

Felicitaciones y gracias por quitar ese velo que se crea por la rutina,te vas tapando los ojos.Pero es bueno despertar!!.
 angel

6 22-ago-2004 13:55 (hace 12 años 3 meses 10 días)

Tengo un ciclo cerrado de 140 cerdas y llevo en esto 26 años ,y tio me ha gustado tu explicacion,espero aplicar algunas cosas.Por cierto te pongo algun manejo mas que a mi me funciona : no cortar los dientes a los lechones al nacer, ni nunca te ahorraras los bultos en las patas, y la inyeccion del hierro darsela el mismo dia de nacer con el corte de colas (1 c.c.) los espabila y si alguno al nacer se desangra un poco lo anima.Un saludo Angel--LLEIDA
info_33Usuarioinfo_33

7 22-ago-2004 18:59 (hace 12 años 3 meses 10 días)

Doble felicitación porque lo has tenido que "manuscribir", al no permitirnos el webmaster seleccionar, copiar ni pegar nada del foro ¿por qué?
 angel

8 22-ago-2004 19:04 (hace 12 años 3 meses 10 días)

Raul con Archivo -Imprimir, sin seleccionar nada se impime . un saludo
 Jorge

9 23-ago-2004 5:24 (hace 12 años 3 meses 9 días)

Felicitación sincera, por tan excelénte trabajo y generosa aportación para quienes nos falta tanto por aprender y "aprehender"
 Javi St. Cruz

10 23-ago-2004 14:28 (hace 12 años 3 meses 9 días)

Un par de cosas Fernandez: ¿Por que una cerda con 12 lechones es un `problema? Yo soy partidario de contar las tetas útiles y si la cerda tiene 12 o 13 buenas y con leche Y hay suficientes lechones ¿porque no? aunque sea primeriza. Ojo tambien puede haber 2º o 3º o 4º partos que solo tengan 9 o 8 tetas buenas y las queramos meter 11 lechones, me parece fundamental contar las tetas, luego la ultima semana como bien dices si queremos se descabeza. Otra cosa es el uso de la oxitocina a mi me da mucho miedo y mas usarla sin empezar aparir la cerda, de todas formas procuro antes de ponerla comprobar si hay dilatacion o no por que si no la hay y pinchamos podemos provocar nosotros el atasco. Totalmente de acuerdo con lo de dar pienso de gestantes hasta 3 o 4 dias despues de parir, animo a todo el mundo a que lo haga, parece mas trabajo,pero a la larga te ahorra mucho, desaparecen muchos problemas. De todas formas mi más sincera enhorabuena por el articulo, está que te cagas, redactado muy sencillo y con sentido del humor y ademas gratis que en los tiempos que corren...Muchas gracias por tu generosidad. Saludos.
 FSP

11 24-ago-2004 18:16 (hace 12 años 3 meses 8 días)

Felicidades y muchas gracias por tu articulo, lleno de explicaciones logicas y coherentes y con un sentido del humor extraordinario.Estos son los tipos de comentarios que debieran aparecer en este foro, realmente son los que son utiles para todo el sector. Solamente una duda, puedes aclarar eso de la via de administracion mas adecuada para la oxitocina dices subcutanea y en la ubre, no lo habia oido nunca. y otra cosa ¿a los lechones tambien se les pone oxitocina en el aprto ? Salu2s
 Fernández de Córdoba

12 26-ago-2004 21:52 (hace 12 años 3 meses 6 días)

Las observaciones que aportáis son ciertas todas: el posponer el corte de colmillos, contar las tetas, adopciones, ... Yo estoy destetando a 10,3 en una granja de 400 cerdas en ciclo cerrado con tres operarios trabajando en la granja: un español (el encargado) y un matrimonio búlgaro. Los mismos valores en una granja de 200 cerdas y en otra de 500, también en ciclo cerrado. O a 9,6 (acumulado de enero a hoy) en una de 1300 cerdas en fase 1. Y la madre es una sencilla LDxLW que se hace en la propia granja, a base de abuelas y abuelos Hypor. Y creo que pueden superarse esos resultados. La metodología, las pautas del trabajo son fundamentales y es lo que más me cuesta transmitir a los trabajadores, por mil razones que os imaginaréis. Y lo que me pregunto es lo siguiente: ¿hay algo más: calostros artificiales, el Trou-Dop de Trouw, la carbetocina (Decomotón) de Calier, otras genéticas, otros tamaños de granja, otros trabajadores, otros dueños...? Un saludo cordial.
 Pilar de L'Albeitar

13 26-ago-2004 22:54 (hace 12 años 3 meses 6 días)

Nosotros también te agradecemos el esfuerzo por colgar toda esa información, somos de los que la guardamos impresa. Muchas gracias. Pero siempre tengo una duda, yo sé que a partir de un punto, destetar un lechón más, supone más gasto del ingreso que ese lechón te va a dar, pongo un ejemplo algo extremado para explicarme: si yo me quedo por la noche en la maternidad lograría 0.1 lechones más, pero claro, con esos 0.1 lechones tengo que pagar ese esfuerzo extra (salario en horario nocturno), por tanto es mejor renunciar a ese 0.1, (repito que es un ejemplo). También estoy segura que el límite de destetados no tiende a infinito. Total que la duda es dónde está el punto de equilibrio, en qué punto, destetar un lechón más me su pone más gasto que ingreso.
 Murphy

14 27-ago-2004 9:08 (hace 12 años 3 meses 5 días)

¡Hola a todos¡ Hace tiempo que sigo el foro y disfruto mucho con todos vosotros, aunque a veces tengo la impresión de que los tonos no son siempre los adecuados. Hay que ser constructivos y en cualquier caso todas las opiniones son respetables. Pero mi objetivo no es enrollarme dando un discurso. Solo quiero felicitar a Fernandez de Córdoba por su exposición y por su generosidad al compartirla con todos nosotros. Hay veces que alucino con las pretensiones de algunos foristas pidiendo información, pero lo de Fdez y sin petición previa ha sido genial. Solo quiero añadir que trabajo en una empresa de genética, en concreto PIC, y con esos cuidados y manejo las cerdas iban a ir como motos. En cualquier caso gracias de nuevo por tu info. Yo también la he imprimido.
 Fernández de Córdoba

15 27-ago-2004 19:29 (hace 12 años 3 meses 5 días)

Pilar, es cierto lo que dices, y supongo que, a partir de ciertos nivesles, los objetivos serían mantener en lugar de incrementar, pero no sé dónde está ese límite: en la carrera no me enseñaron a echar esas cuentas y en mi casa es mi mujer la que me administra los dineros, y la que sabe los saldos, los "PIN" y la madre que parió... Así que ya me contarás....

Sólo los usuarios registrados pueden añadir mensajes en el foro

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí