Lee este artículo en:

Producción porcina sostenible en tiempos de cambio climático

La industria porcina debe contrarrestar las preocupaciones sobre el cambio climático y proporcionar evidencias que demuestren los esfuerzos que realizamos para minimizar nuestra huella ambiental.

¿Qué es el cambio climático?

La energía llega a la Tierra desde el Sol, principalmente en forma de radiación de onda corta (luz), y calienta todo el planeta. El calor de la tierra calentada transmite energía en forma de radiación infrarroja. Sin embargo, la radiación infrarroja tiene una longitud de onda mucho más larga, y gran parte de esa energía es absorbida (atrapada) por los gases de efecto invernadero (GEI). Los GEI incluyen el dióxido de carbono (CO2), el vapor de agua (H2O), el metano (CH4) y el óxido nitroso ((N2O). Esa energía atrapada calienta nuestra atmósfera causando el calentamiento global, el principal motivo del cambio climático. Como consecuencia, experimentamos una temperatura más cálida y un clima errático y extremo, con fenómenos como olas de calor, sequías, incendios forestales y tormentas con vientos fuertes y lluvias torrenciales.

Agricultura y cambio climático

En todo el mundo, la agricultura supone un 19% (neto estimado) de los GEI. La producción animal constituye aproximadamente el 40% de la producción agrícola de GEI (Figura 1). Sin embargo, los dos principales gases resultantes de la producción animal (CH4 y N2O) absorben mucha más energía que el CO2 (CH4, 32 y N2O, 280 veces más que el CO2, respectivamente). La sociedad y los ecologistas critican a la agricultura por tener un efecto negativo en el medio ambiente. Nuestra industria necesita contrarrestar estas preocupaciones y proporcionar evidencias que demuestren los esfuerzos que realizamos para minimizar nuestra huella ambiental. Además, nuestra industria necesita minimizar los actuales y futuros efectos del cambio climático en la productividad y la rentabilidad. Este artículo revisa brevemente los GEI emitidos en la producción porcina, qué efectos tiene el calentamiento global en la producción, cómo se pueden mitigar las emisiones y cómo la gestión de las emisiones puede contribuir a los resultados económicos.

Figura 1. Emisiones totales de gases de efecto invernadero de EE.UU. por sector económico en 2017. Fuente: U.S. EPA.

Figura 1. Emisiones totales de gases de efecto invernadero de EE.UU. por sector económico en 2017. Fuente: U.S. EPA.

Producción porcina y cambio climático

¿Cuáles son los principales efectos negativos del cambio climático y el calentamiento global en la producción porcina?

  1. Temperaturas más cálidas provocan:
    1. menor tasa de fertilidad en cerdas;
    2. en el engorde, el exceso de calor reduce el consumo de pienso y, por lo tanto, disminuye la tasa de crecimiento;
    3. un clima más cálido mejora la supervivencia de plagas de insectos que pueden propagar enfermedades (por ejemplo, moscas, piojos, etc.);
    4. una mayor incidencia de enfermedades en una explotación porcina aumenta los costes veterinarios y de medicación.
  2. El cambio climático puede provocar sequías y una menor disponibilidad de agua.
  3. Aumento de los costes de producción debido a:
    1. incremento del gasto energético para enfriamiento y ventilación;
    2. aumento del coste de la proteína y energía del pienso debido a la reducción de las cosechas por el clima extremo.

¿Cuáles son las fuentes de GEI asociadas con la producción porcina?

Las principales fuentes de GEI agrícolas (alrededor del 40%) provienen del suelo durante la producción de cultivos. Aproximadamente el 60% de los GEI agrícolas proviene de la ganadería. El metano procede de la digestión de los rumiantes y de la digestión anaeróbica de los purines porcinos y el N2O de cambios microbianos y atmosféricos del nitrógeno de los excrementos animales emitidos desde las balsas o tras su aplicación al suelo.

Figura 2. Tapar balsa para recoger el metano como fuente de energía. Fuente: Roslin LLC.

Figura 2. Tapar balsa para recoger el metano como fuente de energía. Fuente: Roslin LLC.

¿Cómo pueden los productores porcinos minimizar la emisión de GEI y los efectos negativos en la producción?

  1. Diseñando dietas bajas en proteína con biodisponibilidad de aminoácidos (nutrólogos porcinos ya trabajan en ello).
  2. Gestionando los purines como recursos valiosos para reducir emisiones.
    1. Tapar lagunas para recoger el metano como fuente de energía (Figura 2).
    2. Solo aplicar en el suelo agrícola la cantidad de estiércol que el cultivo necesite.
  3. En la producción de maíz y soja se debe labrar mínimamente o en absoluto la tierra y cubrir los cultivos para mantener el nitrógeno en el suelo y disponible para los cultivos.
  4. Utilizando los subproductos de la producción de bioetanol como componente de la dieta.
  5. Plantando árboles o pastos autóctonos alrededor de la zona de producción para crear barreras contra el viento y zonas de sombra, que también absorberán el CO2.

¿Qué opciones de manejo existen para utilizar menos energía y combatir el clima extremo?

  1. Reformar y construir nuevas instalaciones:
    1. Para la ventilación, considerar el uso de ventiladores centrífugos en lugar de axiales donde sea posible, ya que son más eficientes, funcionan mejor contra fuerzas externas del viento y tienen un mantenimiento fácil;
    2. Aumentar la resistencia estructural y el aislamiento de las instalaciones para soportar vientos más fuertes y manejar temperaturas extremas;
    3. Utilizar luz natural cuando sea posible y iluminación LED cuando se necesite luz artificial.
  2. Utilizar cajas nido en maternidad para mantener aún más baja la temperatura general de la instalación.
  3. Instalar paneles solares para uso energético (Figura 3).
  4. Considerar realizar la fase de acabado en outdoor de forma total o parcialmente para ahorrar energía.

Figura 3. Instalación de sistemas eléctricos solares en explotaciones porcinas Fuente: Acevedo, R. Universidad de Minnesota.

Figura 3. Instalación de sistemas eléctricos solares en explotaciones porcinas Fuente: Acevedo, R. Universidad de Minnesota.

¿A qué problemas se enfrentarán los productores con las regulaciones sobre el cambio climático y qué incentivos recibirán por reducir los GEI?

En el futuro, es probable que las empresas tengan que pagar por los GEI que emiten. Además, posiblemente se recompensen las acciones que reduzcan los GEI y/o capten carbono. Climate Trust es una organización que planifica y gestiona programas para que las empresas reduzcan su huella de carbono. Plantean las dos siguientes líneas generales para reducir las emisiones y promover sus posibilidades de captar carbono.

  • Aumentar el carbono en el suelo: prácticas como el compostaje, el carbón vegetal y la gestión de pastos y ganado, generan más biomasa en el suelo, no solo mejorando su calidad,en términos como fertilidad y capacidad de retención de agua, sino también captando carbono.
  • Cambios en la gestión de fertilizantes: cambios en la cantidad, momento, lugar y tipo de fertilizante podrían recibir compensaciones de carbono si se reducen las emisiones de GEI.

Resumen

El cambio climático es una realidad y causa el calentamiento global, que desafía la sostenibilidad de la producción porcina. Nos podemos enfrentar a los problemas si los reconocemos y comprendemos. Un estudio en profundidad de los métodos presentados en este artículo junto con su planificación e incorporación en el plan de gestión de la empresa ayudará a generar una imagen pública positiva para una industria sostenible a largo plazo.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados