Lee este artículo en:

Maternidades libres en granjas comerciales en Dinamarca y España

El confinamiento está muy mal visto por la opinión pública por lo que la industria se está moviendo hacia alojamientos innovadores para las cerdas lactantes.

Las alternativas a las jaulas de parto deberían mejorar el bienestar de la cerda al permitirles más libertad de movimientos y promover la conducta de nidificación y el comportamiento maternal; sin embargo, los sistemas alternativos también deben diseñarse para proteger a los lechones.

Los sistemas de maternidades libres se diseñan cuidadosamente para reducir el riesgo de aplastamiento y dan una gran importancia a la calidad del espacio usado por la cerda y sus lechones.

Hay 3 tipos principales de sistemas de maternidades libres para alojamientos indoor (www.freefarrowing.org):

  1. Confinamiento temporal: La cerda puede darse la vuelta pero sus movimientos se pueden restringir temporalmente alrededor del parto.
  2. Corrales individuales con "confinamiento cero": la cerda se aloja individualmente y no se la restringe en ningún momento. Se construyen corrales simples, con el mismo diseño que las mayores jaulas de parto convencionales, pero sin restricciones y con algunas características para proteger a los lechones del aplastamiento. Algunos corrales son más grandes y más elaborados, y permiten que la cerda diferencie entre la zona de defecación y la de reposo y poseen características adicionales para ayudar a los cambios de postura de las cerdas.
  3. Sistemas en grupo: Estos sistemas permiten la mezcla de las cerdas y sus camadas antes del destete. La mayoría se basan en un sistema de lactación conjunta. Tanto las cerdas como los lechones tienen más espacio y se alojan a menudo en cama profunda de paja. Inicialmente las cerdas se alojan individualmente en corrales y se trasladan al grupo con su camada entre 10 y 21 días después del parto. Alternativamente, las cerdas pueden agruparse antes del parto y tener acceso a jaulas-nido individuales, que pueden quitarse después del parto.

Pese al volumen creciente de literatura disponible sobre los beneficios para el bienestar de las cerdas de los sistemas alternativos de parideras, se plantean varias preocupaciones a la hora de implementar estos sistemas en condiciones comerciales.

Este breve artículo presenta algunos resultados recientes de la implementación de maternidades libres con confinamiento temporal en un estudio a gran escala en Dinamarca y en una granja piloto en Cataluña.

Se analizaron dos sistemas de confinamiento temporal: la JLF15 y la SWAP (Sow Welfare and Piglet Protection). La optimización del espacio y la adaptación al suelo de slat completo y al sistema de purines fueron dos criterios básicos para la selección. En ambos sistemas, la cerda puede girarse durante el parto y la lactación, pero, al mismo tiempo, estos sistemas permiten cerrarla durante el parto. Ambos sistemas proporcionan un nido muy confortable para los lechones. El nido es un punto clave como zona de seguridad para los lechones y facilita mucho las tareas de manejo (foto 3). Finalmente, se proporciona material de enriquecimiento mediante un dispensador. El corral JLF15 mide 2,4 x 2,4 metros. El SWAP es ligeramente mayor (3 x 2 metros) y permite a la cerda separar las zonas de defecación, alimentación y descanso.

Foto 1. Sistema SWAP.

Foto 1. Sistema SWAP.

Foto 2. Sistema JLF15.

Foto 2. Sistema JLF15.

Foto 3. El área de nido es una pieza clave en las maternidades libres. Permite a los lechones estar seguros y confortables, evitando compartir el mismo espacio con la cerda.

Foto 3. El área de nido es una pieza clave en las maternidades libres. Permite a los lechones estar seguros y confortables, evitando compartir el mismo espacio con la cerda.

En Dinamarca hay un creciente interés en el uso del confinamiento temporal, especialmente al construir nuevas granjas. El sistema está preparado para futuros requisitos legales y, al mismo tiempo, implica una gran mejora en términos de eficiencia y bienestar animal. La idea tras el confinamiento temporal es que las cerdas sólo tienen los movimientos restringidos cuando es necesario y, durante el resto de la lactación, tienen libertad de movimiento. El momento crítico es alrededor del parto y durante los primeros días de lactación. Los resultados de un estudio danés que comparaba cerdas en grupo con corrales SWAP mostró que los primeros 4 días tras el parto son un momento de muy poca actividad para la cerda, por lo que las restricciones no influencian su comportamiento (figura 1). Al usar el confinamiento temporal, las granjas son capaces de rendir a un nivel comparable a las jaulas convencionales y, algunas, incluso mejor que antes. Por ejemplo, varias granjas comerciales en Dinamarca con cerdas en corrales SWAP produjeron una media de 34-37 lechones/cerda/año con una mortalidad del 13-15%. La mayoría de lechones mueren en los primeros 4 días, por lo que es importante protegerlos durante este momento (figura 2). Una vez superado el periodo crítico, hay beneficios en dejar a las cerdas libres. La experiencia muestra que cuando las cerdas están libres, los lechones tienen mejor acceso a la ubre. El mayor espacio en los corrales es aprovechado por las camadas grandes para crecer mejor. La libertad de movimientos también mejora la condición de las cerdas y puede influir en su longevidad.

Figura1. Patrón de reposo de las cerdas en el sistema SWAP con 3 estrategias de uso distintas: sin confinamiento, confinamiento tras el parto y durante 4 días (después libres), o confinamiento el día antes del parto y durante 4 días (después libres). El tiempo que las cerdas pasaron tumbadas de lado durante los 3 primeros días de lactación (registrado en periodos de 2 h) en los 3 tratamientos: Libres en parto y lactación (LL), confinadas tras el parto y durante los primeros 4 días de lactación (LC), confinadas un día antes del parto previsto y durante los 4 primeros días de lactación (CC).

Figura1. Patrón de reposo de las cerdas en el sistema SWAP con 3 estrategias de uso distintas: sin confinamiento, confinamiento tras el parto y durante 4 días (después libres), o confinamiento el día antes del parto y durante 4 días (después libres). El tiempo que las cerdas pasaron tumbadas de lado durante los 3 primeros días de lactación (registrado en periodos de 2 h) en los 3 tratamientos: Libres en parto y lactación (LL), confinadas tras el parto y durante los primeros 4 días de lactación (LC), confinadas un día antes del parto previsto y durante los 4 primeros días de lactación (CC).

Figura 2. Registros (2 años) de mortalidad de lechones en 2 granjas con corrales SWAP. La mayoría de las bajas se produjeron durante los primeros 4 días y, especialmente, durante las primeras 24 h de vida.

Figura 2. Registros (2 años) de mortalidad de lechones en 2 granjas con corrales SWAP. La mayoría de las bajas se produjeron durante los primeros 4 días y, especialmente, durante las primeras 24 h de vida.

Entre 2017 y 2019, se analizaron varios sistemas de maternidades libres en confinamiento temporal en una granja comercial en Cataluña. Los resultados preliminares de la evaluación de cuatro lotes sugieren un mejor crecimiento durante la lactación en los sistemas alternativos, especialmente en el SWAP (figura 3). Los estudios previos describían eventos de amamantamiento más largos en las maternidades libres relacionados con un aumento de los niveles de oxitocina en las cerdas alojadas en estos sistemas. Los niveles más elevados de oxitocina pueden estar relacionados con menores niveles de hormonas del estrés, como el cortisol. Los lechones de cerdas en maternidades libres tomarían más leche, por lo que crecerían más. Se observó un aumento en el número de lechones aplastados en el sistema SWAP, sólo en el cuarto lote (figura 4), que podrían ser explicados por cambios en el personal de la granja y un manejo incorrecto de la zona de nido. Aparte de esta situación crítica, el número de aplastamientos fue similar entre las jaulas convencionales, la JLF15 y la SWAP.

Figura 3. GMD de los lechones en los 3 sistemas estudiados (Convencional, JLF15 y SWAP).

Figura 3. GMD de los lechones en los 3 sistemas estudiados (Convencional, JLF15 y SWAP).

Figura 4. Número medio de eventos de aplastamiento para cada sistema de parto.

Figura 4. Número medio de eventos de aplastamiento para cada sistema de parto.

Para impulsar los cambios es esencial proporcionar soluciones prácticas. A partir de estos estudios de campo sobre maternidades libres, podemos decir que los sistemas de confinamiento temporal son muy factibles para granjas comerciales. Trabajar con personal capacitado y cualificado en las salas de parto es crucial para que estos sistemas alcancen su máximo potencial.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados