LANXESS

Teléfono:+55 11 98444 3290

País:Brasil

SeguidoresSiguiendo52
LANXESS ha hecho una publicación
26-ago-2021 (hace 26 días)

Peste Porcina Africana en el continente americano, es hora de intensificar el control de barreras

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook

 

Conociendo el enemigo

La Peste Porcina Africana (PPA) es una enfermedad infecciosa reemergente que afecta a los cerdos domésticos y salvajes, de notificación obligatoria para la OIE y con graves consecuencias económicas asociadas con las pérdidas de producción, limitaciones comerciales y programas de erradicación.

Este patógeno es un virus ADN, grande y envuelto, de la familia Asfarviridae que causa una enfermedad contagiosa, hemorrágica y mortal. La morbilidad y mortalidad en los cerdos pueden llegar hasta 100% en pocos días, mientras que el virus puede persistir mucho tiempo en el medio ambiente y en una variedad de productos porcinos.

El virus de la PPA se puede transmitir por vía de contacto directo con animales infectados,  sean cerdos domésticos o salvajes, contacto indirecto a través de fómites contaminados, carne cruda de animales infectados o mediante artrópodos vectores (garrapatas del género Ornithodoros). El virus es muy estable en entornos proteicos y bastante resistente a altas temperaturas, requiriendo 60°C durante 20 min para inactivación. En la naturaleza, los animales muertos son una fuente importante de infección, porque el virus permanece viable incluso durante el proceso de descomposición.

Como no existe una vacuna eficaz disponible para la PPA, la cuarentena y la eliminación son las únicas alternativas para las granjas diagnosticadas con PPA positivo. En el caso de la introducción de PPA en una granja, la detección temprana y la eliminación de la fuente infecciosa es crucial para evitar que el virus se propague a otras granjas.

Se ha observado esta enfermedad desde principios del siglo XX en el sur y este de África. En la década de 1960, el virus de la PPA llegó a la Península Ibérica (Portugal y España), permaneciendo endémico hasta la década de 1990 en Europa Occidental. En la década de 1970, se detectó el virus en cerdos domésticos en algunos países de América Latina (Cuba, Brasil, República Dominicana y Haití), pero pronto se contuvieron los brotes y se erradicó la enfermedad. En 2007, la enfermedad se identificó en Georgia (Eurasia) y el virus se propagó a Rusia, Bielorrusia y Ucrania. En 2014, PPA llegó a Europa (Estonia, Letonia, Lituania y Polonia); en 2016, Moldavia; y, en 2017, la República Checa y Rumanía. En septiembre de 2018, se detectó el virus PPA en cerdos de subsistencia en China y Rumania y en jabalíes en Bélgica. En estos brotes, no se identificó la fuente de infección. La PPA está presente en más de 50 países, incluida la República Dominicana;  la notificación de Julio de 2021 es el primer registro de la enfermedad en el continente americano desde la década de 1980.

Se cree que la propagación mundial se debe en gran medida a la alimentación animal  con productos porcinos contaminados que ingresaron a cada región a través de puertos aéreos y marítimos internacionales.  Después del establecimiento en rebaños doméstico de cerdos, cerdos infectados y productos porcinos se convirtieron en los principales fuente de infección. Los jabalíes portan y propagan el virus, que puede propagarse a las granjas de cerdos. Además, los seres humanos propagan este virus involuntariamente a grandes distancias, llegando a regiones que aún no han sido infectadas.

La carne y los subproductos cárnicos, las canales, las secreciones y las excreciones de los cerdos domésticos o salvajes infectados con el virus PPA son las principales fuentes de infección. El virus es estable en un amplio rango de temperaturas y pH (4 a 10), no se inactiva por refrigeración o maduración de la carne. El virus de PPA puede permanecer infeccioso durante 11 días en las heces, durante meses en la médula ósea, durante 15 semanas en carnes refrigeradas y congeladas, y entre 3 y 6 meses en embutidos y jamones curados sin cocer o ahumados.

 

La bioseguridad avanzada como principal estrategia contra la PPA

Tomando como referencia todas las consideraciones previas, evitar la propagación de la enfermedad es de alta prioridad. Al no contar con tratamiento o vacunación efectiva, los elementos de la bioseguridad operativa son la única alternativa viable para la prevención, biocontención y erradicación de la enfermedad, ya que son los procesos de limpieza y desinfección las herramientas que pueden romper la cadena de infección del virus. Una vez establecido esto, es necesario considerar los siguientes puntos como críticos en la bioseguridad:

  1. Rutina de entrada y salida del personal.
  2. Movimiento del personal dentro de la granja
  3. Contar con barreras físicas que impidan el acceso de fauna nociva
  4.  Programas de vacunación y medicación estratégica y emergente
  5. Control de plagas
  6. Limpieza y desinfección

Es de suma importancia apegarse a estrategias bien planificadas, correctos procedimientos, capacitación constante del personal y equipos adecuados para cada necesidad.

Durante la planificación, es vital considerar los vehículos como puntos críticos para la diseminación de la enfermedad. Por los que los programas de limpieza y desinfección de vehículos y el uso adecuados de arcos de desinfección y rodiluvios deben ser implementados de manera de correcta y con los productos adecuados para cada proceso.

En este proceso es indispensable usar los fundamentos de la limpieza y desinfección como son, limpieza en seco, lavado con detergente alcalino, secado y desinfección. El uso de productos con eficacia probada contra el virus de PPA es indispensable. BiosolveTM, Virkon™ S y Virkon™ LSP son productos que deben incluirse en los programas de limpieza y desinfección para mejorar el perfil de sanidad de la granja gracias a la  bioseguridad avanzada.

Otros puntos prioritarios en la planificación son: Movimiento limitado de personal, el personal debe moverse de manera descendente en la pirámide de producción.

Uno de los aspectos más importantes de la bioseguridad es comprender y emplear líneas de separación entre las áreas limpias y las sucias. Esto debe implementarse en todo el sistema de producción, por ejemplo, entre la manga de carga y el transporte porcino, entre la parte sucia y la limpia del sistema de entrada danés, o entre el suelo y la cabina de un vehículo de entrega. Deben identificarse todas las líneas de separación pertinentes y establecerse y aplicarse procedimientos correctos para lograr esta separación. El principio básico del sistema danés debe emplearse en diferentes áreas, como por ejemplo: duchas, entrada y salida de corrales, movimiento de animales, etc.

Sin embargo, nada de los procedimientos previamente planificados serán de utilidad sin la capacitación constante del personal, por lo que establecer programas de mejora continua con el personal de granja determina el éxito o el fracaso de la bioseguridad.

A continuación se presenta un breve guía de los usos de Virkon™ S y Virkon™ LSP en un programa integral de desinfección terminal.

  1. Realice limpieza en seco asegurándose de retirar la mayor cantidad de materia orgánica posible.
  2. Utilice Virkon™ S para la limpieza de tuberías.
  3. Pre-mojado de las instalaciones.
  4. Aplicación de detergente de uso pecuario BiosolveTM. Permitir tiempo de contacto de 20 minutos.
  5. Enjuague.
  6. Desinfección por aspersión con Virkon™ S o Virkon™ LSP.
  7. El personal debe desinfectar su calzado con Virkon™ LSP antes de entrar a las instalaciones durante todo el proceso.
  8. Durante el paso 4, enjuague, el uso de agua a presión es habitual, por lo que la pulverización de materia orgánica es inevitable, esto hace muy útil la termonebulización de Virkon™ S para alcanzar espacios de difícil acceso, haciendo un sellado de las instalaciones.
  9. La desinfección de pasillos o periferia de las casetas o galpones debe relazarse con un desinfectante que sea altamente eficaz en presencia de materia orgánica como Virkon™ LSP.

El personal debe ser muy estricto en los pasos 10 y 11 manteniendo fuera de las instalaciones a personal que no tenga permitido el acceso.

Los programas de desinfección continua nos permiten tener mayor seguridad durante los movimientos internos de la granja

  1. El uso de Virkon™ S para disminuir la carga  microbiológica en el ambiente es de gran utilidad y tienen un efecto positivo en la salud de los animales.
  2. De igual deben existir protocolos estrictos y auditables para el manejo de la mortalidad la cual podemos asperjar con Virkon™ S o Virkon™ LSP.
  3. Se debe prestar especial atención a la desinfección de vehículos y calzado. Sin olvidar la higiene de manos, el control de roedores y movimiento de personal.

 

Si desea más información de nuestros programas de Bioseguridad pulse aquí.

 

 

Dra. Gisele Ravagnani

Médica Veterinaria, Gerente Técnico Marketing LATAM Sur y Central

Dr. Moises Rodriguez

Médico Veterinario y Zootecnista, Gerente Técnico Marketing LATAM Norte

 

 

Referencias

BROWN, V. R.; BEVINS, S. N. Possibility of subsequent stablishment in Feral Swine and Native Thicks. Frontiers in Veterinary Science, 2018.

FAO (Food and Agriculture Organization of the United Nations - African Swine Fever threatens people´s Republic of China. Animal Health Risk Analysys, Assessment n. 05 - 2018

GAVA, D.; ZANELLA, J. R. C.; CARON, L.; SCHAEFER, R.; SILVA, V. S. EMBRAOA -  Nota técnica Peste Suína Africana., 2018. https://www.embrapa.br/suinos-e-aves/psa

Amass SF et al. Evaluating the efficacy of boot baths in biosecurity protocols. J Swine Health Prod 2000

Amass SF et al. Evaluation of the efficacy of a peroxygen compound, Virkon™ S, as a boot-bath disinfectant. J Swine Health Prod 2001

 

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
1 me gustacomenta