KUBUS LAB, S.A.

Teléfono:0034916360268

País:España

SeguidoresSiguiendo792
KUBUS LAB, S.A. ha hecho una publicación
28-sep-2020 (hace 10 meses 2 días)

La micropipeta: ¿La estoy usando bien?

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
En KUBUS siempre podemos asesorar acerca del proceso a seguir y recomendar la correcta implantación de protocolos y consejos.

 

              La micropipeta es un instrumento necesario en el laboratorio de un CIA. Concretamente indispensable para realizar protocolos como un análisis seminal por CASA, recuento de concentración en cámara Bürker o en colorímetro o para hacer diluciones seriadas. Pero, ¿la estamos manejando bien? ¿Realmente sabemos cómo mantenerla como se merece?

                Como básico y principal, una micropipeta siempre debe manejarse de forma vertical y nunca se gira para que el contenido de la punta atraviese el canal interior.

                Una micropipeta no debería estar tirada encima una mesa o guardada en un cajón. Os recomendamos usar sus soportes, para que estén colocadas con la punta hacia abajo y suspendidos en el aire. Esto asegura que tengan un sitio de almacenaje dedicado y reducimos el riesgo de que puedan recibir golpes innecesarios o peor aún, que se contaminen o descalibren.

              Para que una micropipeta de lo mejor de sí, no hay que olvidarse de sus puntas: hay que utilizar puntas de plástico de buena calidad, desechables, hacer un único uso y no contaminarlas. Es más económico comprarlas en bolsas de 1000 unidades, pero es mejor ir rellenando un rack para ya ordenadas cargar así la micropipeta. Debemos usar guantes limpios al manipularlas y cerrar siempre bien la bolsa cuando no se esté usando. Si queremos ser escrupulosos con la higiene podemos autoclavar el rack con puntas.

                Una parte importante del mantenimiento adecuado de la pipeta es tener un protocolo de limpieza y un calibrado periódico.

            En referencia a la limpieza, debemos realizar una superficial y una interior. En este post desarrollaremos la limpieza superficial, donde para garantizar una exhaustiva limpieza de la micropipeta se deben seguir estos 3 pasos: Primero frotar con un paño humedecido con jabón de laboratorio, limpiando bien cualquier contaminante que esté adherido a la pipeta. Luego, limpiar los contaminantes sobrantes, incluyendo restos de el jabón de laboratorio, con agua destilada una vez más usando un paño humedecido. Finalmente, y para asegurar una completa descontaminación de bacterias, haría falta otro un paño humedecido en etanol 70%.

                 La pipeta debe ser calibrada al menos una vez al año para garantizar su precisión en la dispensación. Por otro lado, el responsable de laboratorio o CIA debe saber cómo abrir e inspeccionar posibles daños de la pipeta. En este proceso de inspección se suele hacer una limpieza más exhaustiva si fuese necesario, e incluso decidir si hace falta enviar a calibrar la pipeta antes de tiempo.  

                En KUBUS siempre podemos asesorar acerca del proceso a seguir y recomendar la correcta implantación de estos protocolos y consejos sobre su mantenimiento.

              KUBUS siempre está dispuestos a ayudar a implementar buenas prácticas del uso de la micropipeta, en qué rango de pipeteo debemos trabajar, y protocolos de mantenimiento a implementar para que nuestro mejor aliado esté siempre en condiciones óptimas.

 

 Adolfo Molejón del Dep. Técnico de Kubus

Contáctanos, haz clic aquí

 

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
2 me gusta3 Comentarios
14-oct-2020mvzanetheGracias , por responder a mi comentario Adolfo, saludos!!