Problema de manejo en maternidad

El caso que nos ocupará este mes apareció en una explotación de ciclo cerrado de 200 madres situado en la Bretaña francesa.

Miércoles 4 febrero 2009 (hace 7 años 9 meses 29 días)

Descripción de la explotación

El caso que nos ocupará este mes apareció en una explotación de ciclo cerrado de 200 madres situado en la Bretaña francesa.

Durante varios años el ganadero ha realizado auto-reemplazo, sin embargo, el pasado año decidió comprar las primerizas con el objetivo de mejorar los rendimientos técnicos (fertilidad, prolificidad y destetados), así como comprar las dosis de semen para la inseminación.

El manejo de la explotación se realiza en bandas de 7 y los lechones se destetan a los 28 días de vida.

El alimento se compra fuera de la explotación y el agua de bebida procede de la red.

Estatus sanitario

Enfermedad
Estatus
PRRS
positiva
Actinobacillus pleuropneumoniae
negativa para los serotipos 2 y 1-9-11
Enfermedad de Aujeszky
negativa
Mycoplasma hyopneumoniae
positiva
Sarna sarcóptica
positiva

Profilaxis efectuadas

Productos
Animales
Vacuna parvovirosis
Cerdas y primerizas
Vacuna mal rojo
Cerdas y primerizas
Vacuna colibacilosis
Cerdas y primerizas
Vacuna rinitis atrófica
Cerdas y primerizas
Vacuna influenza
Cerdas y primerizas
Vacuna viva PRRS
Cerdas y primerizas
Vacuna micoplasma
Primerizas y lechones
Antiparasitario
Cerdas y primerizas


Aparición del caso

El ganadero viene detectando resultados irregulares de la fertilidad durante las últimas, y, si bien algunos criterios relacionados con parámetros reproductivos se han mejorado, la fertilidad continua siendo una asignatura pendiente, es por ello, que el ganadero decide ponerse en contacto con el veterinario para intentar solucionar el problema.


Visita a la explotación

Análisis de los resultados técnicos:

A continuación se muestran los resultados técnicos de todo el año 2007 y del segundo semestre de 2008:

Año 2007
2º semestre 2008
Nacidos totales
12,81
13,65
Nacidos vivos
11,86
12,6
Momificados/camada
0,15
0,14
Destetados/camada
9,6
10,35
IDCF
10,4 d
10,2 d
Fertilidad
81%
82%
Abortos
<1%
<1%
Edad al 1º parto
378 d
384 d

Durante estos períodos las primerizas han destetado 8,6 y 11,87 lechones por camada (total camadas: 73 y 31, respectivamente)

Visita a la cuarentena (aislada del resto de naves)

  • Primerizas entrantes negativas para PRRS y App serovares 2 y 1-9-11.
  • Suelo con paja.
  • Manejo todo dentro - todo fuera.
  • Entrada de las primerizas cada 6 semanas, aclimatación de las primerizas poniéndoles en contacto con heces de cerdas en maternidad.
  • Edad a la entrada: 5 meses y medio de vida.
  • Permanencia en cuarentena: 6 semanas.
  • Alimentación: pienso de gestantes.
  • Durante la visita no se observan signos patológicos notables.

Visita cubrición-gestantes

  • Destete los jueves y alojamiento de las cerdas en jaulas para detección de celo a partir del lunes por la tarde.
  • En la zona de gestación hay 2 bandas esperando el diagnóstico de gestación mediante ecografía.
  • Flushing alimentario hasta el domingo (140% de 2,9 kg).
  • Presencia de un verraco bloqueado que a veces se deja en libertad para transitar detrás de las cerdas.
  • IA clásica.
  • Cepillado del suelo mañana y noche con aportación de producto secante.
  • Flushing hasta la ecografia (3,2 kg), después una ración basal de 2,9 kg.
  • Alimentación en forma de sopa.
  • Las primerizas se alojan en libertad hasta el parto con una ración base de 2,6 kg.
  • El hato es mucho más homogéneo que el visitado anteriormente.
  • Desde hace un mes parece que hay una circulación viral dando como resultado una importante pérdida de fertilidad (bandas 1 y 2).

Visita a la maternidad

  • Se utiliza una alimentación para gestantes más un suplemento.
  • Los partos se programan parcialmente (fin de semana) a los 114 días.
  • Utilización sistemática de prostaglandinas y sergotonina tras el parto.
  • Desde hace dos bandas las cerdas reciben ácido oxolínico tanto durante el periparto como tras el destete con el objetivo de mejorar la fertilidad.
  • Cuidados sobre los lechones tras el nacimiento: corte de colas y dientes e inyección de hierro.
  • En esta fase se observan mejoras tal y como muestran los datos del programa francés nacional "Gestion Technique des Troupeaux de Truies (GTTT)":
    • Aumento de la prolificidad y mejora de la calidad del lechón al nacimiento.
    • Lactación satisfactoria.
    • Ausencia de signos clínicos anormales en las cerdas y lechones.

Cerda magra tras el destete
Cerdas heterogéneas en gestación


Conclusión tras la visita

Tras el análisis de los resultados con el ganadero, se concluye que:

  • En principio el problema no parece que sea de orden sanitario.
  • La forma de alimentar a las cerdas en maternidad no se corresponde del todo con las necesidades, teniendo en cuenta la mejora del rendimiento técnico en el destete.
  • Se hace necesario analizar los resultados de fertilidad banda por banda y categoría por categoría .


Análisis de los resultados de fertilidad

A continuación se presentan los datos de las fichas de cerdas cubiertas de las 6 últimas bandas ecografiadas:

Banda 4
Banda 5
Banda 6
Banda 7
Banda 1
Banda 2
Fertilidad banda
80%
54%
83%
85%
67%
68%
Fertilidad primerizas compradas
100%
100%
ninguna
100%
33%
75%
Fertilidad primíparas compradas
50%
43%
50%
83%
50%
57%
Fertilidad destetadas
85%
70%
92%
80%
75%
85%

En vista de estos resultados puede concluirse que:

  • La fertilidad de las primerizas es buena salvo en el caso de la primera banda, para la que el ganadero ya remarcó un síndrome gripal en el momento de la IA.
  • Presencia de síndrome del segundo parto (estos resultados sólo se refieren a las primerizas y primíparas compradas) cuando el número de primerizas en la banda es elevado (por ejemplo bandas 4, 5, 1 y 2).
  • La fertilidad de las destetadas es, salvo pocas excepciones, superior a la fertilidad de la banda.

Revisión del manejo de las primíparas en lactación

Situación de salida

  • El ganadero solo distribuye pienso de gestantes con un complemento al final de los 10 días de lactación.
  • En el pico del consumo, las primerizas se alimentan con 5,4 kg de alimento de gestantes y 0,5 kg de suplemento.
  • Es necesario recordar que las primerizas destetaron de media durante el último semestre 11,87 lechones.

Propuestas

  • Históricamente el ganadero siempre ha procedido de este modo porque únicamente disponía de un silo pero el veterinario le hizo comprender que esto no era compatible con los resultados mucho más elevados en destetados.
  • Además, tras el análisis de los resultados, le aconsejamos de invertir en un nuevo silo para pasar a una distribución manual del alimento de lactantes.
  • El ganadero ha optado por una fórmula clásica de 3200 kCal ED y, en particular, con 8,5 g de lisina digestible.


Evolución de los resultados

Ha sido posible poner en marcha la alimentación de las cerdas en lactación sin ningún tipo de dificultad para alimentar a las primerizas en maternidad.

Se siguió el siguiente plan:


Este caso permite recordar la necesidad de cambiar las prácticas, porque cuando se modifican determinados criterios sin cambiar el manejo, se crean nuevos problemas.

En este caso, el ganadero pasó de primerizas de auto-reemplazo de bajo rendimiento reproductivo a primerizas compradas fuera de la explotación, hiperprolíficas, dando lugar a un aumento de más de 3 lechones destetados!

Sin embargo, si bien el manejo de la gestación se realizaba bastante bien permitiendo una calidad satisfactoria de los lechones al nacimiento, el buen apetito y la buena capacidad lechera llevaron al ganadero a realizar un manejo similar en maternidad, lo que ha afectado de forma negativa sobre los resultados de fertilidad tras el destete.

Desde la visita, la última de las bandas destetadas de primíparas han tenido resultados de fertilidad del 83%, un resultado mucho más alentador.

Se decidió suspender la utilización de ácido oxilínico sin empeoramiento de los resultados.

Comentarios

En una explotación de ciclo cerrado de 200 madres situada en la Bretaña francesa, el ganadero ha detectado resultados irregulares de la fertilidad durante las últimas bandas.

Comentar que el manejo de la explotación se realiza en bandas de 7 y los lechones se destetan a los 28 días de vida y que si bien durante varios años el ganadero ha realizado auto-reemplazo, hace un año se decidió adquirir las primerizas fuera de la explotación con el objetivo de mejorar los rendimientos técnicos.

Si bien en principio este caso sobre problemas de fertilidad parece un poco banal, nos permite señalar dos puntos:

1. Análisis de las fichas de las bandas y de la fertilidad por categoría de cerdas

Al analizar un problema de fertilidad es indispensable realizar un diagnóstico preciso y esto pasa ante todo por analizar los resultados de la fertilidad tal como se presenta este caso clínico.

Deben analizarse por separado los índices de fertilidad de:

  • primerizas
  • primíparas
  • multíparas
  • cerdas con repetición

Por lo tanto, pueden realizarse varias hipótesis, por ejemplo:

  • Un mal índice en primerizas a menudo relacionado con un problema de aclimatación o de alimentación durante la cuarentena (a validar o no por los síntomas observados).
  • Un mal índice en primíparas, como ilustra el presente caso.
  • Un mal índice en cerdas con repeticiones que reflejarían la presencia de lesiones uterinas e infecciones urogenitales que no han sido tratadas o bien no se han tratado bien.

Esta primera aproximación será validada o no y confirmada por análisis complementarios más detallados, si es necesario.

2. Ración alimentaria en maternidad

Si bien las cerdas se alimentan de forma adecuada durante la fase de gestación y el apetito no es un problema durante la lactación, la alimentación de las cerdas de elevada producción debe adaptarse a sus necesidades.

Sin embargo, estas prácticas a menudo son sancionadas rápidamente por los resultados en el siguiente ciclo (fecundidad, prolificidad).

La alimentación durante la lactación condiciona los resultados reproductivos en la siguiente cubrición. Las necesidades de la cerda en lactación son muy elevados: una cerda de 240 kg con unos lechones que crecen a una velocidad de 3 kg/d/camada, debería ingerir de media unos 8,3 kg de alimento estándar de lactante para cubrir sus necesidades y este nivel no se logra tan a menudo como sería de esperar, y si se hace, ocurre únicamente durante la segunda mitad de la lactación.

A fortiori en este caso en el cual la alimentación era inadecuada y las cantidades insuficientes, la alimentación de la cerda hiperprolífica es un verdadero reto del cual deben conocerse todas los obstáculos a evitar.

Dr Arnaud LEBRET
Vétérinaire
56 - PONTIVY
Francia

El caso clínico del mundo

Problema respiratorio de origen multifactorial02-mar-2009 hace 7 años 9 meses 1 días
Asociación Pasteurella / Mycoplasma02-dic-2008 hace 8 años 1 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags