Lee este artículo en:

Puntos clave para la eliminación de M. hyopneumoniae

Hay que tener en cuenta 3 factores para determinar la viabilidad de la eliminación de Mhyo en cada granja: reemplazos negativos, coste y retorno de la inversión y riesgo de re-infección.

Lunes 19 febrero 2018 (hace 1 años 7 meses 28 días)
8 me gusta

Mycoplasma hyopneumoniae (Mhyo), causante de la neumonía enzoótica, continúa teniendo un impacto significativo en la industria porcina mundial. El coste de la enfermedad es variable y aumenta considerablemente cuando se combina con agentes virales, generando pérdidas de hasta $11 por cerdo.

¿Elimino o no elimino?

Hay que tener en cuenta 3 factores para determinar la viabilidad de la eliminación de Mhyo en cada granja:

1. Reemplazos negativos: Es vital contar con una fuente estable y accesible de cerdas de reemplazo negativas a Mhyo al final del programa de eliminación. Para algunos sistemas, la eliminación de Mhyo implicaría un cambio en la fuente de sus reemplazos. Dicho cambio debe ser evaluado ya que puede traer repercusiones negativas, como la introducción de cepas bacterianas y virales diferentes a las de la granja receptora, potencialmente, desestabilizando la salud del rebaño.

2. Coste y retorno de la inversión: Ya que los protocolos de eliminación son muy variables, el coste de un programa de eliminación es también variable. Los principales costes de un programa de eliminación son la medicación, el diagnóstico y aquellos asociados con el cerrado de granja. Se ha estimado que sólo en medicación el coste puede variar entre $3- $50 dólares por cerda, dependiendo del programa que se adopte. Estimaciones recientes señalan que un programa de eliminación, que incluye cerrado de granja, dos semanas de medicación en el agua con lincomicina para las cerdas, tulatromicina para los lechones al nacer y a los 14 días, y 3 vacunaciones a las cerdas tendría un coste de $15,90 dólares por cerda. Se ha estimado que el beneficio económico por cerdo está alrededor de $4,99 y que tomaría entre 3-12 meses para recuperar la inversión inicial (Linhares et al 2017).

3. Riesgo de re-infección: Aun cuando la eliminación sea posible, es de suma importancia evaluar cuál es el riesgo de re-infección a largo plazo. La ruta de transmisión primaria de Mhyo es por contacto directo entre cerdos. Por ende, tras finalizar el programa de eliminación, se debe implementar un plan de monitoreo de Mhyo y cuarentena adecuado para evitar la introducción de animales infectados. La transmisión de aerosoles ha sido ampliamente documentada y se ha detectado Mhyo infeccioso hasta 9,2 km, por lo que áreas con alta densidad de cerdos pueden tener riesgo de re-infección. Sin embargo, la transmisión lateral de Mhyo a engordes negativos parece ser baja incluso en zonas de alta densidad. Finalmente, se ha demostrado que Mhyo sobrevive hasta 8 días a 4 ° C en la superficie de diversos materiales y durante 2 días a 25-37 ° C. Esto implica que la transmisión indirecta a través de superficies contaminadas es posible, por lo que se deben implementar protocolos de bioseguridad efectivos para evitar la introducción a través de fómites, personal o vehículos de transporte.

Puntos claves para la eliminación

1. Es vital hacer un diagnóstico inicial para estimar la proporción de cerdos expuestos en el rebaño (Tabla 1). Se pueden tomar muestras de suero de hembras de diferentes paridades (si no se ha usado vacuna previamente) o muestras traqueales de cerdas de diferentes paridades y cerdas de reemplazo de diferentes edades, con el objetivo de estimar la prevalencia de infección de cada uno de los subgrupos del hato.

Tabla 1. Protocolo de eliminación de M. hyopneumoniae de una granja sitio 1.

Semana Evento Fase
- 5 Diagnóstico inicial para determinar nivel de exposición Exposición
1-4 Entrenamiento de personal, llenado de la unidad de aclimatación y exposición de las hembras (mezclado de animales o inoculación individual)
5-37 Cerrado de granja
6 Verificar exposición (serología o hisopados traqueales) Recuperación
25-28 Vacunación y booster de todo el rebano de madres y reemplazos
30-32 Desinfección y limpieza de toda la granja
31-34 Medicación inyectable en lechones
33-36 Medicación del rebaño de madres en pienso y reducción de la edad del destete a 15 días. Confirmación
36 Diagnóstico (hisopos traqueales de las hembras más jóvenes)
37 Cerdas de reemplazo negativas entran a cuarentena
37-57 Confirmación de la eliminación. Utilizar hembras de reemplazo negativas como centinelas. Tomar hisopos traqueales y suero.

2. Durante la fase de exposición, el objetivo es garantizar que todas las cerdas se infecten con el Mhyo antes de empezar el cerrado de granja. Esta es una de las fases más desafiantes y la clave para la eliminación del Mhyo. Actualmente no existen métodos consistentes para asegurar la infección de todos los animales en un rebaño. Lo más común, es utilizar cerdas infectadas (ej. cerdas de desvieje) para exponer a las cerdas de reemplazo en la unidad de aclimatación. Otros métodos menos evaluados, incluyen la inoculación intratraqueal con homogeneizados de tejido pulmonar. Sin embargo, la inoculación requiere personal cualificado, es laborioso y es un procedimiento estresante para los animales. Recientemente, se ha explorado el uso de nebulizadores para aerosolizar Mhyo en un espacio confinado para garantizar la exposición de cerdas negativas.

3. La verificación de la exposición se realiza mediante el muestreo diagnóstico. Esto puede ser difícil debido a las limitaciones de las herramientas de diagnóstico y los métodos de recolección de muestras. La detección de anticuerpos séricos mediante ELISA es la prueba diagnóstica más frecuente realizada para Mhyo. Sin embargo, la vacunación puede confundir la interpretación de los datos serológicos, por lo tanto, se debe tener precaución al interpretar los resultados. Se han evaluado varios tipos de muestras para detectar Mhyo en el tracto respiratorio de cerdos vivos. Estos incluyen hisopos nasales, orofaríngeos (tonsila), traqueales (Foto 1), y laríngeos, lavados traqueo-bronquiales y fluidos orales. Ya que la bacteria coloniza y se multiplica en la tráquea y en el pulmón, los hisopados o muestras del tracto superior (nasal, laríngeo o fluidos orales), no son tan sensibles, especialmente cuando ha culminado la fase aguda de la enfermedad. En nuestra experiencia, los hisopados traqueales son la muestra más sensible para detección de Mhyo especialmente en cerdas infectadas crónicamente.

4. Tras confirmar que todas las cerdas han sido expuestas comienza el cerrado de granja que dura alrededor de 36 semanas, tiempo estimado de excreción del Mhyo. Durante este periodo, no se pueden introducir más cerdas de reemplazo y sólo podrán utilizarse aquellas que fueron expuestas al Mhyo antes del cerrado de granja. Igualmente, si la granja es un ciclo cerrado, se debe segregar el destete a un sitio externo durante el periodo completo del cerrado.

5. Vacunación y medicación: Se debe vacunar a todo el rebaño reproductor durante la mitad del cierre de granja y repetir 3 semanas después. Existen diversos tipos de programas de medicación, pero en general, se medican las cerdas en el alimento o en el agua durante unas 2-4 semanas y los lechones con inyectables al nacer y de nuevo a los 14 días. El objetivo es bajar la presión de infección y suprimir la excreción.

6. Limpieza y desinfección: Antes de abrir la granja, se debe hacer una limpieza y desinfección profunda de toda la granja, incluyendo oficinas, refrigeradores, neveras y pasillos. También se recomienda desechar todos los envases de vacunas de Mhyo restantes.

7. Reducir la edad del destete: Unas 4 semanas antes de la reapertura de la granja se recomienda bajar la edad del destete a 14 días, para disminuir la probabilidad de infección de los lechones y bajar la carga bacteriana en el ambiente.

8. Confirmación de la eliminación: se recomienda tomar muestras de las cerdas más jóvenes (o las últimas en infectarse) y una vez que se ha confirmado que la excreción se ha detenido pueden ingresar las cerdas negativas. Estas cerdas pueden servir como centinelas y pueden ser monitoreadas durante el transcurso de 20 semanas para confirmar la negatividad del rebaño.

Artículos relacionados

Productos relacionados en la tienda

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí

tags