Lee este artículo en:

Evolución del parvovirus porcino: implicación de las nuevas cepas

El PPV no es un virus tan estable como se pensaba. Sabemos que existe una variedad de cepas, lo que genera nuevas preguntas sobre su control en las poblaciones de cerdas.

Foto de W. L. Mengeling
Foto de W. L. Mengeling

La evolución del PVP y sus implicaciones para el manejo de la sanidad porcina son analizadas por el profesor André Felipe Streck del Instituto de Biotecnología de la Universidad de Caxias do Sul en el sur de Brasil.

¿Por qué existía esta idea original de que el PVP era un virus estable?

En el pasado, el PVP, un virus ADN, se consideraba más estable que otros virus, con una tasa de sustitución o tasa de mutación cercana a la del huésped. Esto se debe a que utiliza la polimerasa del huésped para replicarse y el complejo de polimerasa de las células animales actúa como una unidad de reparación. Pero, por alguna razón, en parvovirus la unidad de reparación no funciona tan bien y la polimerasa actúa más como en un virus ARN e inserta muchas mutaciones en la secuencia de ADN.

Esta divergencia genética que vemos hoy, cuyos orígenes se remontan tiempo atrás, ¿se debe a una evolución por mutación o por recombinación?

Este proceso evolutivo del parvovirus está impulsado por mutaciones. Aunque es un virus ADN, podemos estimar para el PVP una tasa de mutación o de sustitución muy alta.

¿Qué ha generado, a día de hoy, este proceso de evolución en términos de variabilidad genética?

Se observó cierta variabilidad genética en el PVP de cepas de Brasil en los años 90, que involucraban mutaciones principalmente en la cubierta o cápside del virus y se asignaron a dos grupos filogenéticos. Posteriormente, los estudios del profesor Truyen en Alemania vieron otros dos grupos filogenéticos, con el inicio del predominio de las cepas 27a. Otros estudios posteriores también encontraron nuevos clústeres y cepas similares a 27a en diferentes continentes, como en China, así como en distintos países europeos, incluidos Austria y Rumania.

¿Qué tiene de diferente la cepa llamada 27a que se aisló originalmente en Alemania? ¿El 27a es distinto a nivel tanto genético como antigénico?

Ahora hablamos de cepas 27a-like o similares a 27a porque la 27a original tal vez ya no exista. Se diferencian porque tienen algunos aminoácidos nuevos ubicados en una parte muy importante de la cápside. A estos lugares los llamamos bucles o "loops" y son exactamente las partes que estimulan el sistema inmunológico. Los cambios en algunos puntos de estos loops pueden tener otros efectos, como una mejor actividad de replicación de estas cepas. De esta manera, las cepas similares a 27a son muy importantes a nivel de campo.

Considerando estas diferencias antigénicas, ¿son las cepas 27a like generalmente más virulentas?

Los estudios del profesor Truyen vieron que las cepas 27a-like eran más virulentas, en comparación con un virus PVP más estándar. Es importante destacar que estas variantes pueden replicarse mejor en algunos casos y que los anticuerpos producidos contra algunas cepas más antiguas sufren una reducción en su capacidad neutralizante frente a estas cepas 27 a like.

¿Cómo se ve afectado el rendimiento de las vacunas comerciales por estas nuevas cepas?

Los anticuerpos generados por algunas cepas vacunales antiguas presentan una disminución en su capacidad neutralizante frente a estos nuevos PVP.

¿Es esta evolución del PVP un fenómeno internacional?

Hasta ahora, estas cepas 27a like se encuentran principalmente en Europa y América. En algunos países asiáticos, como China, observamos un predominio de otras cepas y una mayor diversidad. En Europa, mientras que el PVP 27a like predomina en las poblaciones de cerdas, las cepas en las poblaciones de jabalíes son genéticamente más diversas.

¿Podría ser que el uso intensivo de la vacunación frente a PVP haya influido en la evolución del virus?

No debemos culpar a la vacuna por estas nuevas cepas o mutaciones. Una de las primeras hipótesis era que la aparición de nuevos perfiles de la cápside podría deberse a la adaptación del virus a las vacunas. Estas cepas a veces se denominan mutantes de escape. Sin embargo, en nuestros estudios pudimos ver cómo una cepa muy adaptada lograba diferenciarse de las demás porque era más apta para competir con ellas. La vacunación puede generar cierta reducción en la diversidad genética. La variabilidad genética generalmente se produce cuando el virus tiene algo más de libertad para replicarse, lo que no sucede cuando se tiene una vacuna. La vacunación impone una seria presión selectiva sobre el predominio de determinadas cepas. Por eso es importante monitorear las poblaciones de jabalíes, que no cuentan con vacunas y por lo tanto suelen tener una mayor diversidad genética para el parvovirus porcino y otros virus.

¿Consideras interesante los nuevos desarrollos en el área de las vacunas, teniendo en cuenta la aparición de diferentes cepas de virus dominantes en las poblaciones de cerdos y la respuesta que podrían tener a las vacunas tradicionales?

La mejora de la tecnología de las vacunas debe ser constante. Hay que tener en cuenta que este virus tiene una alta tasa de mutación y nunca dejará de sufrir cambios. También quiero destacar la importancia de monitorear estos cambios en países con grandes sistemas de producción porcina. Este proceso evolutivo está relacionado geográficamente y por ello, tanto las empresas de vacunas, como los productores de cerdos y los veterinarios deben conocer esta información.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados