Lee este artículo en:

Caso clínico: cojeras anormales en lechones lactantes

2 comentarios

En marzo de 2021, apareció un alto porcentaje de cojeras severas en lechones de 12/17 días de edad, aproximadamente el 20% de los lechones presentes

Descripción de la granja

La granja es una instalación convencional de ciclo abierto ubicada en el Piamonte en una zona con una alta densidad porcina. La granja más cercana está a unos 500 metros.

La granja consta de unas 300 cerdas de genética danesa inseminadas con macho de genética Talent organizadas en bandas de 35 días; los lechones se destetan a los 26 días de edad con un peso medio de unos 6 kg. El promedio de nacidos vivos es de 14,3 lechones por parto, 12,3 destetados con una mortalidad del 13,9% en la sala de partos. Las principales causas de muerte incluyen las relacionadas con el bajo peso al nacer de algunos lechones, problemas entéricos esporádicos y estreptococias. El 25% de la producción se quedan hasta los 30 kg en el mismo sitio 1 y el 75% se transfiere a un sitio 2 al destete.

Las primerizas de reemplazo llegan 4 veces al año de una granja PRRSv negativa con buen nivel sanitario, un núcleo de GP propiedad del mismo productor.

Al entrar, son alojadas en una sala de cuarentena durante 90 días durante los cuales se realizan las vacunaciones y la aclimatación.

El plan de vacunación para los reproductores incluye inmunización para la enfermedad de Aujeszky, PRRSV, influenza, PCV2, Mycoplasma, E. coli, clostridios, rinitis atrófica, pleuroneumonía, enfermedad de Glasser, erisipelas y parvovirus. Los lechones se vacunan a los 21 días de edad contra PRRSv, PCV2 y Mycoplasma.

Para la monitorización se realizan análisis de fluidos del procesado (testículos) en cada banda para realizar análisis de PRRSv mediante RT-PCR y la granja no es estable.

Las cerdas se alojan en jaulas de gestación para la estimulación del celo y la inseminación, seguida de una fase de recuperación de la condición corporal; luego se transfieren a la gestación en grupos, con corrales de 6/12 animales, y se alimentan solo una vez al día para reducir los conflictos dentro del grupo.

Las salas de maternidad son tradicionales: corral individual con la cerda en una jaula durante todo el período de lactación, suelo con slat apto para los lechones y suelo sólido en la zona del nido. La temperatura en la sala se mantiene en torno a los 24 grados y en el nido a 29 grados con lámparas de infrarrojos durante los primeros 10 días de vida de los lechones. Entre el tercer y el quinto día de vida se tratan con hierro y toltrazuril y al mismo tiempo se realiza el corte de cola y la castración. Las cerdas se llevan a la sala de maternidad cinco días antes del parto, donde se alimentan tres veces al día y tienen abundante agua disponible.

Alimentación

El productor tiene una fábrica de pienso donde produce el alimento mediante la compra de materias primas y un núcleo vitamínico-mineral.

Las materias primas se controlan para caracterizar los nutrientes y micotoxinas más comunes. Además de proporcionar un suplemento mineral, el núcleo contiene un buen nivel de vitaminas B, E (110 mg) y polifenoles con función antioxidante.

Los oligoelementos se suministran parcialmente en forma orgánica y el valor de los hepatoprotectores colina y betaína es bastante alto.

Los piensos son a base de maíz y soja pero también incluyen altos niveles de cebada y pulpa para alcanzar, gracias también a la buena cantidad de salvado de hoja ancha, niveles significativos de fibra funcional; en particular, esto ocurre en la fase de preparto gracias al uso de un pienso específico.

Se utilizan tres piensos para las cerdas: lactación, gestación y preparto.

Fórmula/análisis

Tipo de pienso: Gestación
Ingrediente Cantidad %
Maíz 30,00
Soja 48 10,00
Salvado 26,00
Cebada 20,00
Aceite de Soja 1,00
Cascarilla de arroz 5,00
Pulpa 3,00
Premix 5,00
Total 100,00
Características analíticas
Proteína bruta 13,80%
Grasa bruta 4,50%
Fibra bruta 6,10%
Cenizas 6,10%
Energía digestible 2.995
Calcio 0,90%
Fósforo 0,70%
Lisina total 0,65%
Tipo de pienso: lactación plus
Ingredientes Cantidad %
Maíz 30,00
Soja 48 18,00
Salvado 15,00
Cebada 15,00
Aceite de Soja 1,50
Pulpa 3,00
Premix energético 8,00
Manteca de cerdo 1,50
Cascarilla de arroz 3,00
Premix 5,00
Total 100,00
Características analíticas
Proteína bruta 16,20%
Grasa bruta 6,50%
Fibra bruta 4,80%
Cenizas 5,90%
Energía digestible 3.290
Calcio 0,95%
Fósforo 0,70%
Lisina total 1,00%
Tipo de pienso: Cerda Preparto light
Ingredientes Cantidad %
Maíz 16,00
Soja 48 7,00
Salvado 22,50
Cebada 34,00
Premix energético 7,00
Pulpa 9,00
Aceite de Soja 0,50
Premix 4,00
Total 100,00
Características analíticas
Proteína bruta 13,10%
Grasa bruta 3,60%
Fibra bruta 6,20%
Cenizas 5,30%
Energía digestible 2.985
Calcio 0,80%
Fósforo 0,60%
Lisina total 0,75%


Descripción del problema

En marzo de 2021, apareció un alto porcentaje de cojeras severas en lechones de 12/17 días de edad —alrededor del 20% de los animales— con afectación prevalente de la parte distal de la extremidad, edema severo de la banda coronaria y de la suela y, en algunos casos, extendido a todo la pezuña: fueron tratados con antibiótico (amoxicilina) y spray tópico con clortetraciclina con buena respuesta y remisión de la infección. Sin embargo, en casos puntuales, los tejidos se vieron tan comprometidos que provocaron la pérdida de la pezuña.

Figura 1. Inflamación de la banda coronaria.

 
Figura 1. Inflamación de la banda coronaria.  

Figura 2. Lesión plantar en un lechón de 15 días.

Figura 2. Lesión plantar en un lechón de 15 días.

Figura 3. Pérdida de la pezuña en lechón de 15 días.

Figura 3. Pérdida de la pezuña en lechón de 15 días.

La primera hipótesis diagnóstica se relacionó con causas mecánicas y ambientales, sugiriendo la aparición de heridas complicadas por patógenos; los animales fueron luego monitoreados para buscar evidencias adicionales. Al mismo tiempo, se introdujo el uso de polvos secantes durante el parto.

Intensificando las observaciones sobre las bandas posteriores, se observaron lesiones inflamatorias y necróticas independientes en los recién nacidos que involucraban a la almohadilla plantar, la banda coronaria, en algunos casos el ombligo, la cola y los pezones.

El conjunto de lesiones, que además aparecían muy temprano, nos llevó a descartar causas mecánicas directas y primarias y a sospechar un origen endógeno.
Por tanto, surgió la sospecha de que se trataba de un caso del síndrome recientemente identificado SINS (síndrome de inflamación y necrosis porcina).

Descripción del síndrome

El SINS (Swine Inflammation and Necrosis Syndrome, descrito por G. Reiner et al., 2021) es un síndrome caracterizado por inflamación y necrosis, especialmente de los tejidos más periféricos, como consecuencia de lesiones en la microcirculación (hiperemia y/o vasoconstricción, edema, trombos, proliferación de la túnica íntima, infiltración de granulocitos y macrófagos).

El síndrome se desencadena por la activación del sistema inmunológico y la cascada inflamatoria y por numerosas causas concomitantes que van desde situaciones de estrés ambiental (termorregulación) y psicológicas (competencia), calidad del alimento, agua y aire o infecciones. Todo ello puede implicar la liberación al torrente sanguíneo de diversas moléculas proinflamatorias (endotoxinas, micotoxinas, lipopolisacáridos, patrones moleculares asociados a microbios- MAMP) tanto del propio organismo como de la microbiota intestinal cuando son capaces de superar la barrera intestinal y la capacidad desintoxicante del hígado.

Las lesiones comprometen el bienestar del animal y el síndrome se ha relacionado con la calidad de la cerda. También se pueden observar signos de SINS en el destete y engorde. (Reiner et al., 2020).

Se investiga la predisposición genética entre los factores predisponentes a la vulnerabilidad frente a este síndrome (Reiner et al., 2021)

Investigaciones posteriores

1- Se examinaron lechones al tercer día de vida de 29 camadas en referencia al estudio clínico presentado por G. Reiner y otros para identificar la prevalencia de lesiones (Reiner et al., 2019).

De 403 lechones evaluados (sin valoración del grado específico), la totalidad presentó lesiones localizadas en una o más áreas al mismo tiempo de las cuales:

  • 399 (99,1%) en la almohadilla plantar y banda coronaria
  • 250 (62,03%) en las mejillas
  • 50 (12,41%) en la base de las orejas
  • 17 (4,22%) en la cola
  • 255 (63,28%) en el ombligo
  • 44 (10,92%) en los pezones.

Figura 4. Lesiones en ombligo y pezones.

 

Figura 4. Lesiones en ombligo y pezones.

 

Figura 5. Lesiones en la base de las orejas.

 

Figura 5. Lesiones en la base de las orejas.

 

Figura 6. Lesiones podales (almohadilla plantar y banda coronaria) a los 4 días de edad.
Figura 6. Lesiones podales (almohadilla plantar y banda coronaria) a los 4 días de edad.

Figura 7. Lesiones de la cola.

Figura 7. Lesiones de la cola.

2- Se enviaron muestras de tejido a la Universidad de Turín para verificar que las lesiones fueran histológicamente compatibles con las imágenes descritas en la literatura (Kuehling et al. 2020).

Figura 8. Ombligo. Área dérmica localmente extendida que consta de fibroplasia con fibroblastos activados y numerosos vasos pequeños inmaduros (tejido de granulación recién formado), infiltrado inflamatorio multifocal con predominio de células linfoplasmacelulares; en algunas estructuras vasculares existe un infiltrado inflamatorio granulocítico que rodea la pared del vaso y la infiltra focalmente (vasculitis leucotariana).

Figura 8. Ombligo. Área dérmica localmente extendida que consta de fibroplasia con fibroblastos activados y numerosos vasos pequeños inmaduros (tejido de granulación recién formado), infiltrado inflamatorio multifocal con predominio de células linfoplasmacelulares; en algunas estructuras vasculares existe un infiltrado inflamatorio granulocítico que rodea la pared del vaso y la infiltra focalmente (vasculitis leucotariana).

Figura 9. Piel. Erosión epitelial focal en la que la capa superficial es reemplazada por abundante material eosinofílico amorfo a granular con restos cariorécticos (necrosis) y abundantes granulocitos neutrofílicos degenerados y viables. Multifocalmente, el epitelio aparece de moderada a marcadamente hiperplásica con hiperqueratosis ortoqueratósica de moderada a severa. También se observa presencia multifocal de costras. La dermis aparece difusa y moderadamente fibrótica.

Figura 9. Piel. Erosión epitelial focal en la que la capa superficial es reemplazada por abundante material eosinofílico amorfo a granular con restos cariorécticos (necrosis) y abundantes granulocitos neutrofílicos degenerados y viables. Multifocalmente, el epitelio aparece de moderada a marcadamente hiperplásica con hiperqueratosis ortoqueratósica de moderada a severa. También se observa presencia multifocal de costras. La dermis aparece difusa y moderadamente fibrótica.

3- Se realizaron controles del alimento que no revelaron desviaciones significativas en los parámetros nutricionales. El monitoreo de micotoxinas encontró valores muy bajos, sólo los niveles de alcaloides del cornezuelo de centeno presentaban niveles de posible importancia. Se observaron niveles extrañamente altos de fitoestrógenos, pero el origen y el significado aún están por explorar.

Figura 10. Test micotoxinas.

Figura 10. Test micotoxinas.

4- Se observó presencia de coprostasis en las cerdas en la sala de parto y gestación.

5- Se detectó esporádicamente la presencia de alteraciones cutáneas y edemas a nivel mamario en cerdas en partos.

Figura 11. Lesión mamaria en una cerda lactante.

Figura 11. Lesión mamaria en una cerda lactante.

Medidas correctivas

  • Se ha introducido en el pienso un aditivo de amplio espectro, basado en agentes de captura y enzimas.
  • Se procedió a incrementar ligeramente el nivel de fibra y sobre todo a modificar su estructura sustituyendo el salvado por salvado de hoja ancha.
  • Se ha introducido un sistema de desinfección con peróxido para el agua de bebida.
  • Se procedió a la administración diaria de paja (100 g. por cabeza por día) en la fase de gestación.

Conclusiones

En resumen, a la luz de los elementos recopilados:

  • La presencia de lesiones clínicas y el cuadro histológico.
  • Lesiones mamarias y coprostasis observadas en cerdas.

Se confirma la sospecha de que se trata de un caso de síndrome de inflamación y necrosis porcina.

La eficacia de las medidas correctoras adoptadas será evaluada en los próximos meses.

Agradecimientos

  • Agradecimiento a la Universidad de Turín en la persona de la Dra. Raffaella Demaria del Departamento de Ciencias Veterinarias.
  • Gracias a la empresa Allevamenti 1910 Andorno por su constante colaboración.
  • Gracias al Dr. Ettore Bosco per su monitoreo a nivel de campo

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
07-sep-2021calavetcalavetÈ stata eseguita l'ibridazione in situ per escludere Mycoplasma Hyorhinis, Parvovirus, Cicovirus 3?
12-sep-2021Susanna Susanna no. per le lesioni descritte e l'anamnesi non abbiamo avuto il sospetto che i tre patogeni da lei citati fossero coinvolti
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.