Lee este artículo en:

Refrigeración del suelo en cerdas lactantes bajo estrés agudo por calor

Se desarrolló una placa de refrigeración para cerdas en lactación con el objetivo de eliminar el exceso de producción de calor. Se evaluaron tres tasas de flujo de agua. El uso de las placas redujo los signos de estrés por calor.

21 febrero 2018

Se evaluaron los efectos de la refrigeración del suelo en corrales de cerdas a final de lactación sometidas a estrés por calor severo durante los meses de verano. Para ello, a un total de 10 cerdas multíparas se les suministró una placa de refrigeración formada por una superficie de aluminio, base de polietileno de alta densidad y tubos de cobre. Los tratamientos se asignaron al azar para recibir un flujo constante de agua fría de 0,00 (CONTROL, n = 4), 0,25 (BAJO, n = 2), 0,55 (MEDIO, n = 2) o 0,85 (ALTO, n = 2) l/min durante 100 min. La refrigeración se inició 1 h después de que el corral alcanzara una temperatura ambiente de 35 °C. Las tasas de respiración, temperatura vaginal y temperatura de la piel (15 cm posteriores a la oreja) se registraron antes del ensayo, antes de la refrigeración y 5 veces (a intervalos de 20 minutos) después de iniciar la fase de refrigeración del suelo mientras que la temperatura rectal se registró antes de la prueba, antes de la refrigeración y en los últimos 20 minutos de esta. Los caudales y las temperaturas de entrada y salida del agua se registraron 5 veces (intervalos de 20 minutos) para calcular la eliminación de calor después de iniciar la refrigeración. El procedimiento se repitió 8 veces (2 veces al día durante 4 días), y los tratamientos se cambiaron aleatoriamente en cada repetición. La temperatura ambiente promedio y la humedad relativa durante el ensayo fueron de 35,1 ± 0,4 °C y 68,4 ± 3,2%, respectivamente.

La refrigeración afectó a la tasa de respiración, temperatura vaginal, temperatura de la piel y temperatura rectal después de 80 min de refrigeración, donde las tasas de respiración medias fueron de 122, 76, 67 y 45 respiraciones/min para los tratamientos CONTROL, BAJO, MEDIO y ALTO, respectivamente. Tras 80 min de refrigeración la temperatura vaginal media, temperatura rectal y temperatura de la piel fueron de 40,1, 40,0 y 39,4 °C, respectivamente para CONTROL; 39,5, 39,5 y 39,0 °C, respectivamente para el BAJO; 39,4, 39,2 y 38,9 °C, respectivamente para MEDIO; y 39,2, 39,0 y 38,6 °C, respectivamente para el tratamiento de flujo ALTO. La eliminación total de calor durante el ensayo fue de 193, 321 y 365 W para los tratamientos con un índice de flujo BAJO, MEDIO y ALTO, respectivamente.

El estudio concluye que las placas de refrigeración con flujos de agua BAJO, MEDIO y ALTO redujeron la tasa de respiración, temperatura rectal y temperatura vaginal en cerdas lactantes.

F.A.Cabezón, A.P.Schinckel, J.N.Marchant-Forde, J.S.Johnson, R.M.Stwalley. Effect of floor cooling on late lactation sows under acute heat stress. Livestock Science. Volume 206, December 2017, Pages 113-120. https://doi.org/10.1016/j.livsci.2017.10.017

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

Artículos relacionados