Las bacterias y la resistencia a los antibióticos: el papel de los plásmidos IncP-1

Miércoles 29 junio 2011 (hace 5 años 5 meses 9 días)
Científicos de la Universidad de Gothenburg y la Universidad Tecnológica de Chalmers, en Suecia, han descubierto que la parte del ADN de las bacterias que frecuentemente da lugar a la resistencia a los antibióticos tiene la capacidad de moverse entre varios tipos de bacterias y adaptarse a muy diversas especies de bacterias. Los resultados, que se presentan en la revista Nature, arroja luz sobre cómo los plásmidos IncP-1 pueden mejorar el potencial de propagación de los genes. Los investigadores suecos señalan que los plásmidos conjugativos, que contienen los genes tra, desempeñan el complejo proceso de conjugación, la transferencia de plásmidos a otra bacteria. Los plásmidos conjugativos son una parte del ADN bacteriano y sólo pueden existir y multiplicarse dentro de las células. Estos plásmidos usan la maquinaria celular y después pueden moverse a otra celda. El resultado es la propagación de bacterias. El equipo utilizó análisis de ADN avanzada para investigar los plásmidos IncP-1, un grupo conocido de portadores de genes de resistencia a los antibióticos. Los resultados muestran que los plásmidos IncP-1 son un grupo que existía en, y se adaptada a diferentes bacterias. Además se recombinan, lo que significa que un único plásmido puede ser considerado como un rompecabezas compuesto de genes, cada uno de los cuales se ha adaptado a diferentes especies bacterianas.

P. Norberg, M. Bergström, V. Jethava, D. Dubhashi, M. Hermansson. Bacteria and antibiotic resistance: the role of IncP-1 plasmids. Euroepan Research Headlines.
http://ec.europa.eu/research/headlines

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags