Lee este artículo en:

Gases alternativos a la eutanasia con dióxido de carbon en lechones

El uso del óxido nitroso como un agente para anestesia/eutanasia puede llegar a ser asequible, viable y más humano que otras alternativas.

Jueves 27 diciembre 2012 (hace 3 años 11 meses 12 días)

La etapa neonatal es un momento crítico en la vida de un cerdo ya que son propensos a enfermarse o debilitarse. Se trata de la etapa donde se hace más necesario realizar eutanasias y esta debe ser humana, práctica, económica y socialmente aceptable.

Investigadores del Servicio de investigación Agraria (ARS, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura estadounidense trataron de: 1) identificar un método que permita determinar de forma científica la aversión de los lechones hacia los gases, utilizando una prueba de aproximación-evitación basado en la propia perspectiva del lechón (Experimentos 1 y 2), y 2) probar diferentes mezclas de gases para determinar si son eficaces y humanas para la eutanasia del lechón recién nacido (Experimento 3). Los investigadores trabajaron bajo la hipótesis que el óxido nitroso y, de forma alternativa, el argón y nitrógeno, eran menos aversivos que el dióxido de carbono y podría inducir una anestesia previa a la utilización de dióxido de carbono para completar el procedimiento de la eutanasia.

Durante el estudio los lechones podían caminar libremente entre una cámara llena de aire y otra cámara gradualmente llena de gas (Experimento 1) o ya llenada con gas (Experimento 2). En el Experimento 1 se probó el dióxido de carbono, CO2 (90%) y aire (10%); el óxido nitroso, N2O (60%) y CO2 (30%); argón, Ar (60%) y CO2 (30%) y nitrógeno, N2 (60%) y de CO2 (30%). Al determinar el tiempo transcurrido hasta que los lechones tuvieron que ser retirados por pánico, la prueba duró menos en el caso de cerdos tratados con CO2 en comparación con los cerdos tratados con N2O/CO2, Ar/CO2 y N2/CO2 (3,1 ± 0,2; 8,5 ± 0,6; 9,6 ± 0,4, y 9,9 ± 0,1 minutos, respectivamente). No obstante, todas las mezclas de gases afectaron de forma negativa a los lechones, causando que los animales dejaran la cámara de prueba. En el experimento 2, se permitió a los lechones entrar en una cámara de pre-llenada con N2/CO2 o N2O/CO2 (ambos al 60% / 30%). Los cerdos expuestos a las cámaras de pre-llenado entraron en un estado de pánico en menos de 20, de forma mucho más rápida en comparación con el método de llenado gradual, lo que constata que este segundo método es más aversivo. En el Experimento 3, los lechones fueron sometidos a eutanasia mediante un procedimiento en dos pasos, primero se colocaron primero en una cámara de llenado gradual con 1 de 4 mezclas de gases: 90% de CO2, N2/CO2, N2O/CO2 o N2O/O2 (estas tres últimas mezclas a razón de 60% /30%) seguido por la colocación en una cámara de pre-llenado con 90% CO2 cuando los cerdos daban señales de pánico o se encontraban anestesiados. Para los tres tratamientos de gas que contenían CO2 los cerdos murieron más rápidamente en comparación con la mezcla N2O/O2. Sin embargo, N2O/O2 fue el único tratamiento en el que los lechones quedaron anestesiados en lugar emitir chillidos o tener pánico, si bien requirió alrededor de 12 min más. Aunque más largo, este procedimiento de 2 etapas en el que los cerdos se anestesiaron con una mezcla de N2O y O2 antes de ser sacrificados por inmersión en CO2 parece ser un tratamiento más humano que la utilización directa de CO2.

El estudio concluye que el óxido nitroso en oxígeno parece ser menos aversivo que el óxido nitroso, nitrógeno y argón, todos ellos combinados con un 30% de dióxido de carbono o bien un 90% de dióxido de carbono sólo. Este estudio es el primero en investigar el uso de óxido nitroso en concentraciones suficientemente elevadas para causar la anestesia. El óxido nitroso, comúnmente conocido como gas de la risa, ha sido ampliamente utilizado en cirugía humana y consultorios dentales por sus efectos de alivio del dolor, sedantes y ansiolíticos. Se trata de un compuesto barato, no inflamable, no explosivo, legalmente accesible y no clasificado como medicamento en los Estados Unidos, y ya se utiliza comúnmente en la industria alimentaria como un agente propulsor para los productos alimenticios. El desarrollo de su uso bajo un procedimiento automatizado permitirá a los productores porcinos su utilización sin demasiado esfuerzo. Por lo tanto, su uso como un agente para anestesia/eutanasia puede llegar a ser asequible, viable y más humano que otras alternativas.

J.-L. Rault, K. McMunn, J. Marchant-Forde, D. Lay. Gas alternatives to carbon dioxide for euthanasia: A piglet perspective. ARS-USDA.

Artículos relacionados

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags