Lee este artículo en:

Efecto del momento en el que se agrupan las cerdas gestantes sobre la fertilidad

La mezcla de cerdas durante la primera o segunda semana de gestación puede resultar en una reducción en los índices de concepción y parto en comparación con las alojadas de forma individual.

Miércoles 1 febrero 2012 (hace 4 años 10 meses 8 días)

Para poder determinar el efecto del momento en el que se agrupan las cerdas gestantes sobre la fertilidad y el bienestar, se estudiaron 1435 cerdas de una explotación comercial de ciclo cerrado con 6.000 madres. El estudio se realizó durante los meses de verano. Tras el destete e inicio del estro las cerdas fueron sometidas a uno de los siguientes tratamientos: 1) cerdas alojadas de forma individual desde destete y durante toda la gestación (control); 2) cerdas alojadas de forma individual tras el destete y agrupadas en grupos de 58 inmediatamente después de la cubrición (D3), 3) cerdas alojadas de forma individual tras el destete y agrupadas en grupos de 58 el día 14 de gestación (D14), y 4) cerdas alojadas de forma individual tras el destete y agrupadas en grupos de 58 el día 35 de gestación (D35).

Los resultados preliminares sobre el rendimiento reproductivo muestran que hubo un efecto del tratamiento sobre el índice de concepción y la tasa de partos. Los índices de concepción de las cerdas en el grupo D3 y D14 fueron menores que para las alojadas durante toda la gestación de forma individual o las mezcladas el día 35 de gestación mientras que las cerdas D35 no tenía un índice de concepción significativamente menor que las cerdas control. Respecto al índice de partos, este fue también menor en los grupos D3 y D14 en comparación con las cerdas control. Sin embargo, este índice sólo fue significativamente menor en el grupo D3 en comparación con el D35 mientras que para el grupo D14, el valor, si bien menor, no fue significativo. Nuevamente para este parámetro, no se observaron diferencias significativas entre las cerdas D35 y las control. No se detectaron diferencias entre tratamientos para el total de lechones nacidos, nacidos vivos, muertos o momificados.

Este estudio se realizó durante los meses de verano, época del año en que se espera que el fallo reproductivo sea mayor que el resto del año. El rendimiento reproductivo global para esta explotación fue muy bueno para la tasa de partos y lechones nacidos vivos para todos los tratamientos. Sin embargo, los resultados de este estudio nos llevan a concluir que la mezcla de cerdas gestantes inmediatamente después de la cubrición (días 3 a 7) o durante el período de implantación (días 13 a 17) puede estar asociada con una reducción del 5-7% en la tasa de concepción en comparación con las cerdas alojadas de forma individual o mezcladas después de los 35 días de gestación. Las tasas de parto también se redujeron como resultado de la mezcla de cerdas en los primeros estadios de la gestación. Estos resultados sugieren que la mezcla de cerdas durante la primera o segunda semana de gestación puede resultar en una reducción en los índices de concepción y parto en comparación con las cerdas alojadas de forma individual mientras que, como era de esperar, la mezcla de las cerdas tras el día 35 de gestación no reduce las tasas de concepción o parto en comparación con las cerdas alojados de forma individual.

M. Hopgood; L. Greiner; J. Connor; J. Salak-Johnson; R. Knox. Effect of day of mixing gestating sows on reproductive fertility and animal well-being. 2011 Allen D. Leman Swine Conference.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags