Europa intenta prohibir las importaciones de carne de vacuno y de cerdo canadienes

Lunes 27 noviembre 2000 (hace 16 años 13 días)
La discusión acerca del uso de hormonas en la producción de carne existe desde hace más de una década, cuando los países europeos prohibieron las importaciones de carne de Canadá y Estados Unidos. Las hormonas de crecimiento aceleran la ganancia de peso en las reses entre un 6 y 18% y hacen que la carne sea más tierna y menos grasa. Los productores norteamericanos siempre han afirmado que la carne de reses tratadas con hormonas, antibióticos y otras drogas son perfectamente seguras. Según ellos, la Unión Europea está aprovechando la histeria de los consumidores acerca de la seguridad alimentaria para disfrazar una medida comercial injusta diseñada para proteger la carne europea producida de forma ineficaz de la competencia norteamericana. Detrás de esta guerra comercial, sin embargo, existe un debate científico cada vez más intenso. En un informe confidencial obtenido por The Globe an Mail, investigadores de la dirección de sanidad y consumo de la Comisión Europea dicen que el uso de drogas está tan extendido que es muy probable que incluso la carne canadiense certificada como libre de hormonas esté contaminada. El panel de investigadores recomienda que las importaciones se suspendan de inmediato. El año pasado, Canadá exportó aproximadamente 500 toneladas vacuno y 500 de cerdo a Europa. Esto es una fracción muy pequeña de la producción, la mayoría de las exportaciones canadienses van a Estados Unidos, donde existe una normativa muy parecida en cuanto el uso de hormonas. Los productores canadienses utilizan varias hormonas de crecimiento prohibidas en Europa ya que están etiquetadas como cancerígenas. Se incluyen el estradiol, estradiol benzoato, testosterona propionato, progesterona, zeranol, acetato de trembolona y acetato de melnagestrol. Utilizan también un número elevado de antibióticos, incluyendo carbadox, identificado por los europeos como carcinogénico. También existe el temor de que el uso de estas drogas en animales contribuya a la creciente resistencia a los antibióticos en niños. Los productores canadienses dicen que las drogas se utilizan en cantidades muy pequeñas y que todas han sido aprobadas por el Codex Alimentarius (Nutrition Code) Commission, una organización internacional asociada con la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, los auditores europeos dicen que, en el 90% de los casos, Canadá no cumple con las normas de Codex ya que el número de muestras analizadas es demasiado bajo.

20 de noviembre de 2000/ Globe and Mail/André Picard/ Public Health Reporter http://www.globeandmail.com

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags

Última hora

Boletín de noticias sobre el mundo del porcino

No estás suscrito a la lista

09-dic-201602-dic-201625-nov-201618-nov-2016

Accede y apúntate a la lista

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí