La mejora en el contenido de minerales en las vértebras lumbares en lechones alimentados con ácido araquidónico y ácido decosahexanoico se modula por la severidad de la restricción del crecimiento

Los lechones con restricción de crecimiento pueden verse favorecidos por la suplementación con PUFA de cadena larga.
Jueves 26 agosto 2010 (hace 6 años 3 meses 8 días)
En los neonatos de pequeño tamaño se reduce la masa ósea, incluso después del ajuste por tamaño del cuerpo, comparado con los nacidos con el tamaño apropiado por la edad gestacional. Los neonatos de tamaño pequeño coinciden en tener bajo estatus en ácido araquidónico (AA) y DHA al nacimiento. Los datos obtenidos a partir de varios modelos animales indican claramente que los niveles de PUFA de cadena larga n-3 y n-6 afectan positivamente la masa ósea y el metabolismo. De todos modos, nunca se ha confirmado en neonatos de tamaño pequeño, y, si nacen con menor estatus de PUFA, es posible que sea necesaria mayor suplementación. El objetivo fue estudiar los beneficios de los PUFA en lechones de tamaño pequeño, para establecer si existen relaciones de dosis respuesta en base a la severidad de la restricción en el crecimiento. Para ello se realizó un estudio de 15 días de duración en el que se probaron dos niveles de AA y DHA (un ratio de AA:PUFA de 6:1, 0,6:0,1 o 1,2:0,2 g/100d de grasa de la dieta) con respecto a una dieta control para estudiar su efecto sobre el crecimiento, el nivel de ácidos grasos, la mineralización de todo el cuerpo, la mineralización regional (BMC) y el metabolismo en lechones categorizados como de bajo tamaño en base al peso vivo al nacimiento como: muy bajo peso vivo al nacimiento (MBPVN; <1,0 kg; n 12) o bajo peso vivo al nacimiento (BPVN; de 1,1 a 1,2 kg; n 18).

No se observó ningún efecto de la dieta sobre el crecimiento, aunque los animales de BPVN alimentados con la relación 0,6:0,1 AA y DHA en g/a100g de grasa presentaron mayor BMC en las vértebras, mientras que los animales categorizados como MBPVN presentaron mayor BMC de las vértebras si estaban alimentados con el mayor nivel de AA y DHA. En ambas categorías de peso, el mayor consumo de AA y DHA disminuyó la reabsorción ósea en relación al grupo control, mientras no se vio alterada la formación ósea. Las concentraciones de ácidos grasos reflejaron los niveles de AA y DHA de la dieta, especialmente al tejido óseo esponjoso de los lechones nacidos con un muy bajo peso.

La mejora en la mineralización de las vértebras lumbares se debe a la mayor absorción de calcio si bien la supresión de la reabsorción ósea quedó por establecer.

J Kohut, B Watkins and H Weiler, 2009. British Journal of Nutrition, 102, 1117-1120.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags

Nutrimail

Un boletín mensual de noticias sobre la nutrición porcina

No estás suscrito a la lista

24-nov-201627-oct-201629-sep-201625-ago-2016

Accede y apúntate a la lista

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí