Impacto de los contaminantes presentes en la soja sobre el rendimiento de los cerdos de engorde

Los contaminantes naturales de la soja, en las cantidades habitualmente presentes, no suelen afectar la calidad de la canal y de la carne.
Jueves 31 marzo 2005 (hace 11 años 8 meses 9 días)
Se compararon los efectos de varios contaminantes, normalmente presentes en la harina de soja, sobre el rendimiento de los cerdos y la calidad de la canal y la carne.

Se usó una dieta basal con harina de soja sin impurezas y se estudiaron 6 contaminantes: gomas, jabones, semillas de malas hierbas, todos los contaminantes, aceite refinado de soja y granos de soja tostados. Se alimentaron 168 cerdos con dietas deficientes en lisina (80% de las recomendaciones) para que hubiera dependencia de los aminoácidos de la soja. La prueba duró 84 días en tres fases a partir de los 35 kg de PV.

No se detectó ningún efecto de las dietas sobre el crecimiento o consumo de pienso de los animales. El peso de la canal fue inferior en los tratamientos que incluían gomas y granos de soja tostados respecto al control (92,3 vs 84,2 y 81,4 kg; p<0,05).

Los contaminantes presentes habitualmente en la harina de soja no tienen un efecto importante sobre la calidad de la canal o la carne; al menos a la concentración que se encuentran normalmente.

EO Castaneda, M Ellis, DC Mahan, FK McKeith y D Brana 2004. Journal of Animal Science Vol. 82, Supplement 2 Ref 166

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags

Nutrimail

Un boletín mensual de noticias sobre la nutrición porcina

No estás suscrito a la lista

24-nov-201627-oct-201629-sep-201625-ago-2016

Accede y apúntate a la lista

¿Aún no eres usuario de 333?regístratey accede a precios de porcino, buscador, ...
Es gratuito y rápido
¿Ya estás registrado en 333?ACCEDESi has olvidado tu contraseña te la enviamos aquí