SIP Consultors

Teléfono:+34 93 8508242

País:España

SeguidoresSiguiendo320
SIP Consultors ha hecho una publicación
11-may-2021 (hace 2 meses 13 días)

¿Es la Gestión técnico – económica indispensable para mejorar?

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
En este artículo presentamos las diferentes fases de la Gestión con un ejemplo práctico de análisis.

¿Tu costo de producción es competitivo? ¿Cuáles son tus puntos débiles? ¿Cuánto te cuestan tus ineficiencias?

En el anterior artículo escribíamos sobre la importancia de la gestión técnico-económica en la producción porcina. Damos un paso más en este campo, y os presentamos las diferentes fases de la Gestión con un ejemplo práctico de análisis.

Cálculo de costes o Gestión técnico-económica

CONOCER el coste de producción es una parte primordial dentro de la gestión. En sistemas de producción animal continua, su cálculo puede ser complejo.

Pero el mero conocimiento del coste no aporta todas las respuestas que a veces necesitamos. Necesitamos VALORAR el coste obtenido: ¿tengo un buen coste?, ¿evoluciona favorablemente?, ¿lo hago mejor que nuestros competidores?

Y una vez valorado, especialmente si la valoración no es positiva, queremos IDENTIFICAR los factores que provocan las deficiencias del coste obtenido.

Por tanto, contemplamos 3 estadios en la gestión técnico-económica: 1) CONOCER el coste de producción, 2) VALORAR (¿se ajusta a las expectativas?), y 3) IDENTIFICAR aquellos factores que no funcionan adecuadamente, y cuantificarlos.

La gestión técnico-económica debe proporcionar un DIAGNOSTICO claro y ponderado de la situación de una empresa porcícola. Un diagnóstico adecuado es, en cualquier actividad, la condición indispensable para decidir las actuaciones de mejora.

Vemos en un ejemplo los 3 estadios de la gestión técnico-económica.

1-CONOCER

El siguiente cuadro nos presenta el resumen del costo de producción del lechón de 6 kg en una granja de sitio 1. Detallado a nivel de conceptos de coste:

                                   

Una vez conocido nuestro costo de producción del año 2020, podemos hacernos las siguientes preguntas:

¿Cómo ha evolucionado respecto el año anterior?, ¿está bien nuestro coste?, ¿podría ser mejor?, ¿es más alto que en otras empresas?

2-VALORAR

Recuperamos los costos del año anterior y observamos que ha aumentado en 2,8 $/lechón. Las partidas que han provocado la mayor parte de este incremento son la Alimentación (0,8 $) y los Gastos Fijos (1,4 $).

                       

Según lo que nos presenta el cuadro anterior, apreciamos un gasto un gasto superior en todos los conceptos, sobre todo en Gastos Fijos y de Alimento. Consultamos nuestra contabilidad y sorprendentemente nos encontramos que, para nuestra explotación de 1.000 vientres, en el último ejercicio hemos gastado menos:

                                  

Entonces, ¿qué ha ocurrido? ¿Por qué ha aumentado el costo de producción?

3-IDENTIFICAR los Factores responsables  

Revisamos los factores técnicos y observamos que hemos tenido variaciones importantes en: Censo de vientres, Precio y Consumo de Alimento y Producción.

                                    

¿Cómo juegan las variaciones de estos factores en el coste?, ¿Qué repercusión económica tiene la reducción de 40 vientres en el Censo?, ¿Qué supone la caída de la Producción de lechones? ¿Por qué aumenta el costo de alimento por lechón?

Es preciso dar un paso más e integrar en el sistema los FACTORES DE PRODUCCIÓN, para mostrar la incidencia económica de las variaciones.

En el siguiente cuadro se muestra la repercusión económica provocada por la variación de cada Factor. La diferencia (Dif) se presenta en $/lechón.

                          

De los factores analizados, las principales desviaciones negativas se localizan en la PRODUCCIÓN por Vientre Productivo (-2,8 $/lechón) y la disminución en el CENSO, que es responsable de 0,6 $ del incremento del coste.

Por otro lado, en los factores de la Alimentación, vemos que estamos ahorrando 0,3 $/lechón por la disminución del Precio y 0,6 $/lechón por la reducción del Consumo.

Resumiendo, en este ejemplo, el incremento del costo no es debido a un incremento en los gastos, sino a una bajada del censo de vientres y de la producción de lechones.

Para poder optimizar los resultados de la granja y focalizar los esfuerzos en los aspectos necesarios, es fundamental un buen análisis y control de los distintos parámetros y factores productivos.

¿Necesitas asesoría especializada en la gestión económica de tu granja? Ingresa aquí.

                                                                                 

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
2 me gustacomenta