Phileo-Lesaffre Animal Care

Teléfono:983 232 907

País:España

SeguidoresSiguiendo22119
Phileo-Lesaffre Animal Care ha hecho una publicación
23-jun-2020 (hace 1 años 1 meses 1 días)

Actisaf®

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
Manejo avanzado de la cadena de valor del porcino

SOLUCIÓN DE LEVADURA PROBIÓTICA PARA CERDAS HIPERFROLÍFICAS

Clave para mejorar el peso del lechón al destete & reducir la mortalidad en lactación

Géraldine Kuhn1, Maria Oficialdegui2 & Angel del Río3, con la colaboración de Íñigo Berrogui y su equipo
Encargado de la granja Los Alecos
1Europe&CIS Swine Manager - Phileo by Lesaffre
2Director Técnico - Los Alecos, Barasoain (España)
3V&S Asociados

Los integrantes del sector porcino actualmente buscan nuevas alternativas sostenibles, funcionales y rentables capaces de satisfacer las crecientes demandas de productos de mayor calidad sanitaria y nutricional. Asimismo, debido al incremento de las resistencias antimicrobianas, es necesario adoptar medidas que permitan un uso responsable de los antibióticos.

De la lactación al destete
Una carrera de obstáculos para el lechón

obstaculoEl uso de líneas genéticas de cerdas hiperprolíficas ha conducido a la producción de lechones más pequeños y frágiles al destete con:

Reducción del peso al destete

Reducción de inmunidad que puede incrementar
la mortalidad durante la lactación
Disminución de la supervivencia

obstaculoLos lechones se enfrentan a factores estresantes que ocasionan cambios fisiológicos que tienen importantes consecuencias económicas (Campell et al., 2013, Heo et al., 2013):

Trastornos digestivos de intensidad y duración variable

Reducción de la ingesta durante 2-3 días (Brooks et al., 2001, Bruinininx et al., 2002)
Enlentecimiento de la motilidad intestinal y gástrica
(Lallès et al., 2004)

Extremar el cuidado de los lechones durante estas primeras etapas es cada vez más importante. Por ello, es esencial favorecer el desarrollo temprano de la inmunidad a través de un calostro de calidad, fomentando el consumo de alimento de la forma más rápida y efectiva posible, y potenciando la salud de los lechones a través de la alimentación de las cerdas.

Entre las posibles estrategias, los probióticos son utilizados para promocionar la salud y el rendimiento de los animales (Kenny et al., 2011, Cheng et al., 2014), habiéndose demostrado que las levaduras mejoran significativamente la salud intestinal.

En este sentido, se han demostrado los efectos beneficiosos de la levadura probiótica Saccharomyces cerevisiae sobre la salud y rendimiento de las cerdas (Jang et al., 2013; Jurgen et al., 1997; Zanello et al., 2011). Estos efectos beneficiosos se han asociado a una mejora de la inmunidad y la microbiota de los lechones (Lizardo et al., 2008, Trockova et al., 2014, Posadas et al., 2017, Zanello et al., 2013, Trevisi et al., 2015) cuando estos fueron sometidos a un desafío inflamatorio con E. coli.

Para evaluar la eficacia y los beneficios de la suplementación de las dietas de cerdas gestantes y lactantes con la levadura viva Actisaf® Sc 47 (Phileo by Lesaffre, Francia) en el campo, se llevó a cabo un estudio en una granja comercial española, midiendo sus efectos sobre el rendimiento zootécnico de las cerdas y sus lechones durante la lactación.

Alimentación materna para optimizar el potencial genético

En una granja comercial española de 1.700 cerdas (82 cerdas semanales) con la línea materna de genética Danbred y la línea paterna de genética Duroc de Topigs, y un rendimiento de 36,7 lechones destetados/cerda/año, se decidió llevar a cabo un estudio de los desafíos durante la lactación, especialmente centrado en la mortalidad y el bajo peso al destete, haciéndose un seguimiento de dos lotes de animales.

Para evitar la influencia por el número de partos de las cerdas, estas se dividieron en dos grupos similares (Control vs
ACTISAF)
con cerdas multíparas (ciclos 2 a 6), siendo el número de ciclos promedio en ambos grupos similar.

Cada grupo de 40 cerdas (Tabla 1) recibió la ración de gestación y de lactación empleada habitualmente en la granja. Por
su parte, las cerdas del grupo ACTISAF recibieron 1Kg de Actisaf®/T de pienso durante las últimas cuatro semanas de gestación y durante toda la lactación.

 

 

Durante el estudio, se registraron los siguientes datos para su análisis estadístico:

Peso de las camadas al nacimiento y a los 21 días de lactación

Mortalidad hasta los 21 días de lactación después de traspasos

Grado de diarrea

Número de lechones destetados por camada

 

Mejor comienzo…
¡Mejor rendimiento al destete!

RENDIMIENTO ZOOTÉCNICO AL NACIMIENTO

A pesar de que la levadura probiótica se dio en las últimas 4 semanas de gestación, la prolificidad de las cerdas del grupo ACTISAF fue significativamente mejor que la del grupo Control, a pesar de que no esperábamos una mejora en este parámetro aplicando Actisaf® solo las últimas 4 semanas. Se observó también, como consecuencia, una tendencia positiva en el peso de las camadas del grupo ACTISAF (20,8 kg vs 21,8 kg; P=0,242) (Figuras 1 y 2).

Evidentemente, es importante tener más lechones nacidos, ¡pero es más importante mantenerlos vivos y saludables hasta el destete!

El análisis de los datos obtenidos al destete fue interesante, ya que, a pesar de que no hubo diferencias significativas con respecto a la presentación de diarrea durante la fase de lactación, la mortalidad se redujo en un 13,6% (Figura 3).

RENDIMIENTO ZOOTÉCNICO A LOS 21 DÍAS DE LACTACIÓN

Asimismo, el número de lechones a los 21 días de lactación aumentó (+0,35 lechones en el grupo ACTISAF con respecto al grupo Control: 14,5 vs 14,10, respectivamente) (Figura 4) y el peso de las camadas también aumentó significativamente (70,0 Kg en el grupo ACTISAF vs 64,2 Kg en el grupo Control; P=0,037).

Estos resultados se tradujeron en un mayor crecimiento en el grupo ACTISAF (+4,8 kg/lechón producido) (Figura 5).

Finalmente, tras 21 días de lactación, se observó una mayor ganancia de peso en los lechones procedentes del grupo ACTISAF, que pesaban 245 g más que los del grupo Control (Figura 6), lo que confirma que la suplementación de las cerdas es beneficiosa para la producción de calostro y leche de buena calidad nutricional.

Solución Probiótica
¿Cómo funciona?

Este estudio llevado a cabo en una granja de gran tamaño, representando una situación real de la producción porcina española, demuestra que la adición de 1 Kg/T de Actisaf® Sc 47 desde las últimas 4 semanas de gestación hasta el final de la lactación mejora el tamaño de las camadas (+0,35 lechones) y el peso de las camadas (+5,8 kg) a los 21 días de lactación, reduciendo la mortalidad en lactación en un 13,6%. Asimismo, supone un aumento de 4,8 kg de lechones producidos/camada a los 21 días de lactación.

Estos resultados coinciden con los obtenidos en otros estudios realizados por todo el mundo para el registro del producto.

Dado que el objetivo del estudio fue mejorar el rendimiento zootécnico de las cerdas lactantes y sus camadas, la adición de las preparaciones probióticas naturales a las dietas de gestación y lactación demostró que la suplementación con levadura probiótica Actisaf Sc47® mejora la salud de las camadas y sus lechones, reduciendo también la mortalidad pre-destete (-13,6%).

Por otro lado, el número promedio de lechones destetados/camada y el peso de las camadas al destete fueron mayores en las cerdas que recibieron el probiótico en comparación con las cerdas control, lo que sugiere que los lechones del grupo ACTISAF eran más resistentes que los del grupo Control al recibir calostro y leche de mejor calidad.

La mayor mortalidad predestete observada en las camadas del grupo Control podría atribuirse al nacimiento de lechones más débiles, así como a la reducida o nula producción de leche y/o inmunoglobulinas en el calostro.

 

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
me gustacomenta