NS Equipo e Implementos SA De CV

Teléfono:+52 1 222 40552323

País:México

SeguidoresSiguiendo494
NS Equipo e Implementos SA De CV ha hecho una publicación
12-oct-2020 (hace 9 meses 22 días)

CONSIDERACIONES SOBRE LA EVALUACIÓN DEL HIERRO EN LECHONES LACTANTES.

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
Por: MVZ Jorge Perea | Coach en Producción

Llevamos muchos años previniendo la anemia de nuestros lechones en granjas, pero la mayoría de las veces no sabemos realmente porqué ni para qué. Se ha vuelto un “paradigma”, convirtiéndose en una más de nuestras rutinas. La mayoría de las veces el departamento de compras es quien determina el hierro que usaremos en nuestros lechones y la decisión se basa exclusivamente en el precio.

Aquí mis consideraciones sobre esta importante actividad.

El hierro se liga a los eritrocitos en forma de hemoglobina para captar oxígeno, y ser distribuido en el organismo. El oxígeno será el comburente que utilizan las células para trabajar y multiplicarse, por lo que está directamente relacionado con las defensas, las hormonas y el crecimiento corporal. Las consecuencias de no administrar hierro son anemia hipocrómica y microcitica, lo que representa lechones pálidos, letárgicos, con bajo peso, y una alta incidencia a morir aplastados.

Los lechones nacen con pocas reservas de hierro en su sistema, apenas para dos a tres a tres días y la marrana no aporta en el calostro o la leche las cantidades de hierro que necesitara el lechon para mantener los niveles normales en su sangre. (12 g/dl) así que debemos administrar el hierro a los lechones por estas razones.

Existen en el mercado muchos hierros con diferentes fórmulas, que garantizan la Hematopoyesis y Eritropoyesis, a las pocas horas de administración y con larga acción. Hierros con diferentes vehículos Extrina, Gleptoferina, Hierro amoniacal, Hidróxido Férrico, además de ser suplementados con complejo “B”, micro-minerales como Zinc, Cobalto y cobre entre otros. Nadie vende pan frío.

Para poder validar un hierro debemos considerar  además del precio aspectos como:

El envase, presentaciones, concentración, (100 o 200 mg) dosis media recomendada, (1 a 2 ml)  sitios de aplicación recomendados, esto antes de la aplicación. Durante la aplicación es importante ver la viscosidad del hierro, si es muy liquido o muy espeso, lo que dificultara la extracción del frasco, la inyección, el dolor que experimentara el lechón, los residuos que salen despues de la aplicación, el nivel de absorción en el tejido, las marcas o lesiones despues de la aplicación, y su eficacia al incrementar los niveles de hematocrito y hemoglobina en sangre, teniendo un efecto a favor o en contra en el peso al destete.

Se deben hacer estas pruebas en granja, manejando diferentes tipos de hierro a la vez, con diferentes tipos de agujas y jeringas, también utilizando diferentes sitios de aplicación, sub-cutáneos en el pliegue de la rodilla,  intramusculares, en la tabla del cuello y en el jamón.

También se debe medir el tiempo en que el lechón regresa a mamar nuevamente con su madre, o se queda en la lechonera con dolor.

La marca oscura que deja, debe observarse si persiste en los días siguientes, y si existe mortalidad, observar las lesiones en el sitio de inyección al corte, y enviar a histopatología de ser necesario. Algunos hierros producen una necrosis tal, que pueden representar grandes decomisos en rastro.

Para realizar la evaluación completa, se deben tomar tres grupos de lechones contemporáneos, Grupo “A” testigo sin hierro, Grupo “B” con el hierro que utilizas normalmente y Grupo “C” con el hierro que deseas retar a tu hierro habitual. Debes aretar a los lechones,  para que se tengan los datos individuales de laboratorio y pesos. La muestra y las repeticiones deben tener significancia estadística.

Muy Importante revisar si los hierros  realmente inducen el incremento de hemoglobina en lechones, y en qué proporción. Llevar al laboratorio muestras de sangre completa para medir hemoglobina  (12 g/dl) y  hematocrito (32 a 35 %) antes de la aplicación, y 1, 4, 8 y 12 días después de la aplicación.  Graficar cantidad y porcentajes de niveles.

Esto puede representar una peor o mejor ganancia en el peso al destete. Por lo que recomiendo que se pesen lechones al nacer, a los 4, 8, 12 y 21 días de edad. Sabemos que cada kilo que tengamos en el destete puede representar muchos kilos extras en la finalización.

Hacer una evaluación completa de hierro, te llevará quizá unas 4 a 6 semanas, si mides los pesos al nacimiento y al destete y realizas dos a tres repeticiones para validar estadísticamente.

 

EL TIP: Evalúa el hierro que utilizas y rétalo contra otro en el mercado, al menos una vez al año,  el precio de compra es muy diferente al costo por kilo producido. Explícale esto a la persona que compra el hierro.  Pide ayuda a tu proveedor de hierro, seguramente el estará interesado en ayudarte a hacer las pruebas.

Saludos.

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
1 me gusta1 Comentarios
21-oct-2020PROCOMCERExperimentar con tres hierros y un testigo y realizar análisis de varianza en peso.