NS Equipo e Implementos SA De CV

Teléfono:+52 1 222 40552323

País:México

SeguidoresSiguiendo484
NS Equipo e Implementos SA De CV ha hecho una publicación
07-sep-2020 (hace 10 meses 18 días)

CONSIDERACIONES EN EL USO DE LAS JAULAS DE MATERNIDAD PARA REDUCIR LA MORTALIDAD DE LACTANCIA.

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
Por: MVZ Jorge Perea | Coach en Producción

Cuando comenzó a expandirse la porcicultura, las cerdas eran alojadas en graneros, para protegerlas de las inclemencias del tiempo, ellas solas hacían sus nidos en cualquier rincón y  parían entre la paja. Si bien ella y sus lechones estaban protegidos del medio ambiente, muchos de las crías morían aplastadas porque a pesar de la habilidad materna de la madre, el pequeño tamaño y la torpeza de los lechones, se conjugaban para que en un descuido el novel porcicultor perdiera la mitad de la camada

.

No tardaron mucho para idear la manera de evitar esas pérdidas, ya que el negocio comenzaba a prosperar y el mundo necesitaba cada día más alimentos de calidad como la carne de cerdo.

La creación de la primera jaula de maternidad revolucionó la porcicultura para siempre y no ha parado de evolucionar,  hasta hoy el objetivo sigue siendo el mismo:

“Evitar lechones aplastados”

Esto no quiere decir que las madres sean malvadas y maten a sus lechones a propósito, sino que el Potencial Riesgo de que estos mueran a expensas de la madre es muy alto, por una combinación de factores que mencionaré a continuación.

Tamaño de la madre, tamaño del lechón al nacer, necesidad de alimentación de la marrana,  número de partos de la madre, cantidad y calidad de tetas, visión periférica de la madre,

habilidad del lechón en las primeras 48 horas, peso del lechón al nacimiento, porcentaje de lechones con bajo peso, número de nacidos vivos, necesidad de calor de los lechones, (sensación térmica) temperatura del ambiente, (diferencial máximas y mínimas en 24 hr)

ventilación, (intercambio y velocidad del aire), humedad del ambiente, iluminación, (250 Lux 16 hr x 8 hr de oscuridad), superficie del área mt², tipo de pisos.

Los productores han evaluado estos factores y han trabajado muy duro para ir acondicionando cada día la paridera y que ésta se convierta en un lugar seguro y confortable tanto para la madre como para los lechones.

No entraré en la polémica sobre bienestar animal debido a que hasta en Europa la legislación falló en favor de que la jaula ayuda a reducir la mortalidad en los primeros días, por lo que está permitido enjaular a las marranas el día del parto y hasta tres días después. En México y Latinoamérica, no tenemos esa legislación, ni la presión del mercado, así que podemos ampliar la seguridad de nuestras jaulas por todo el periodo de lactación.

Las jaulas mixtas que se convierten en corrales son buenas para Europa, pero costosas para el mercado mexicano que no las requiere, y no se paga su implementación.

Con el paso de los años, las jaulas de maternidad han sufrido cambios y adaptaciones en sus dimensiones, materiales y formas, así como se les han agregado aditamentos para facilitar el manejo y el confort de los lechones y la marrana.

 

Para poder analizar los avances tecnológicos y las ventajas de las jaulas, dividiremos la jaula en sus 4 principales partes:

  1. Área de la marrana (jaula, comedero, puerta delantera, puerta trasera, barras salva-lechones, barras laterales,) largo/ancho/alto, piso de la marrana
  2. Área de lechones, nido de lechones, (fuente de calor) piso de lechones, bebedero de lechones, comedero de lechones. “Área de riesgo.”
  3. Laterales o barandales
  4. Aditamentos extras. Limpieza, fosa, tarjetero.

ÁREA DE LA MARRANA:

El Objetivo del área de la Marrana era crear un espacio donde la marrana pudiera mantenerse confortable por el tiempo que dura la lactación y evitar que se diera vuelta,  aplastando lechones.

Comenzaron siendo un cerco de madera y ahora han llegado a la última tecnología acero inoxidable o acero galvanizado, hasta llegar a la Jaula tipo Holandesa, pisos neumáticos,  espacios ampliados, laterales ajustables, comedero amplio,  con Feeding-ball, bebedero ajustable, con materiales durables  fáciles de lavar y desinfectar.

Muchas granjas en México cuentan con este tipo de jaulas, pero lamentablemente no sabemos usarlas y solamente estamos “a la moda” sin sacarles provecho, incluso las tienen atornilladas al piso, que es como comprar un Ferrari y ponerle gobernador de velocidad.

Las Barras Salva-Lechones han logrado su cometido durante años, siempre y cuando se mantengan en buenas condiciones, y permitan a la hembra estar cómoda, sin riesgo para los lechones.

El lateral móvil debe ajustarse desde el día del parto para que a la hembra le cueste mucho trabajo echarse, salvando la vida de los lechones, y debe mantenerse ajustada por al menos dos días más, en lo que ella se da cuenta de sus lechones, y los lechones adquieren la destreza para alejarse del peligro. Al tercer día la jaula debe ampliarse, para que la hembra tenga libertad de levantarse a comer y beber fácilmente. Algunas jaulas tienen dedos y otras barras laterales móviles. Las barras laterales móviles, también tienen ajuste, para que las marranas estén cómodas, pero no sobresalgan más de lo debido, accediendo al área segura del lechón. Ajustar las barras laterales también salva lechones. Estos dos pequeños ajustes pueden reducir la mortalidad promedio hasta un 2 %. O sea que si normalmente tienes 12 %, puedes llegar a 10 % usando tu jaula. ¿Cuánto representa esto en dinero? Haz tus cuentas.

Con los comederos actuales, puedes garantizar que la hembra tendrá alimento a su disposición 24/7,  lo que significa mejorar la eficiencia reproductiva de las hembras y salvar mucho alimento desperdiciado, eficientando también las horas/hombre de trabajo que representa la alimentación manual. Contar con un Feeding Ball, abastecido automáticamente, incluso con sistema electrónico de dispensador de alimento, para hembras con chip,  para registrar consumos individuales,  es una de las mejores tecnologías que tenemos a la disposición de las granjas. Así los empleados pueden dedicarse a atender a los animales, sin descuidar lo más importante que es la alimentación.

Las dimensiones de las jaulas también han cambiado, ahora son un poco más largas, debido a que las hembras  modernas, también lo son, tienen 14 o 16 tetas lo que implica que serán al menos 10 cm más largas que sus antecesoras. Las puertas traseras ahora vienen también con un ajuste, para colocarlas al revés, y dar un extra de largo a marranas más grandes.

Las jaulas son ahora un poco más anchas, para darle más confort al lechón y un área más segura, además que los destetes actualmente son hasta 26 s 28 días y las camadas cada día son más grandes y numerosas.

Las puertas delanteras y traseras, si bien no tienen una implicación en la productividad de la hembra, si facilitan mucho el manejo del personal. Se reduce el tiempo de vaciado y llenado de salas de maternidad, cuando las puertas ayudan.

Estuvo de moda el uso de las jaulas elevadas, que si bien ayudaban a la atención de partos, dificultaban el manejo de meter y sacar hembras, así como la limpieza y alimentación. Ahora son muy prácticas las jaulas a nivel de piso, con fosas anegadas, que incluso cuentan con un extractor de amoniaco, y nivel de agua regulable.

ÁREA DEL LECHÓN:

El lechón debe tener un área de seguridad, donde pueda mantenerse a salvo de su madre, pero que al mismo tiempo lo mantenga a la temperatura ideal. El nido debe tener de preferencia piso sólido, y una fuente de calor acorde a la temperatura media del ambiente. Las lechoneras antiguas eran de madera, ubicadas enfrente de la jaula, ahora son de materiales lavables más resistentes, y térmicos, para garantizar el confort de los lechones. Entrenar al lechón para que utilice su nido también reduce los porcentajes de mortalidad.

Las fuentes de calor van desde focos sencillos de 100 watts, pasando por lámparas especializadas con bulbos incandescentes que producen calor variable, criadoras de gas, y tapetes térmicos ya sea eléctricos o con flujo de agua caliente. Los nidos actuales tienen un techo móvil que permite la observación de la camada, y trabajar con los lechones fácilmente. También tienen la opción de tener un cerco, para proteger o contener a los lechones en caso necesario, como manejos o proceso de lechones, Split Suckling etc.

Fuera del nido, toda la jaula es un “área de riesgo” para los lechones, ya que pueden enfriarse, o morir aplastados si permanecen más tiempo en esta área fuera del nido.

LATERALES O BARANDALES: Se usan para delimitar las jaulas, comenzaron por ser divisiones metálicas que no conservaban el calor, y permeaban infecciones entre camadas, además de no ser completamente fáciles de lavar y desinfectar. Después se convirtieron en divisiones solidos de lámina, que comenzaron a doblarse y oxidarse causando problemas, además eran pesadas para manejarse y desmontarse. Ahora son paneles sólidos de PVC o plástico rígido,  que mantienen la temperatura, evitan corrientes de aire en los lechones, protegen entre camadas, y son de fácil limpieza y desinfección.

ADITAMENTOS EXTRAS: Lámina porta tarjetas, gancho móvil para lámpara de calor,  chorro de aire, para alejar al lechón de su madre, cuando ésta se levanta, pisos neumáticos que se elevan inteligentemente cuando la marrana se levanta, cajas o redondeles de atención primaria, para entrenar al lechón a estar en el nido. Bebederos de leche donde fluye leche tibia permanentemente 24/7 para apoyar la lactancia del lechón, goteros y tubos de aire fresco, con perforaciones para refrescar a las marranas, pisos ciegos para ofrecer más calor al lechón, pisos metálicos para marranas, ventanilla para eliminar estiércol en el piso,  bebederos ajustables para el lechón, comederos móviles para lechón, tapetes plásticos para mantener el nido caliente, contenedor de paja, para  enriquecer el medio de las marranas entre otras muchas cosas, son los aditamentos extras que podremos encontrar en el mercado, y que contribuyen a reducir la mortalidad de lechones y la mano de obra

  

La jaula de maternidad es una herramienta que ha evolucionado con el tiempo para bien.           Tener tecnología ayuda para obtener buenos resultados, pero no sustituye el buen manejo y el sentido común que siempre han sido la mejor herramienta que se tienen las granjas para reducir la mortalidad.

La tecnología ha ayudado a reducir la cantidad de mano de obra, pero no a sustituirla por completo.

EL TIP: La tecnología no es una limitante para obtener buenos resultados. Si tienes jaulas con mucha tecnología, úsalas, aprovecha al máximo sus ventajas, si no las tienes, sabes que necesitarás más personal para dar  resultados, en tanto actualizas tu equipo.

 

 

 

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
1 me gustacomenta