NS Equipo e Implementos SA De CV

Teléfono:+52 1 222 40552323

País:México

SeguidoresSiguiendo484
NS Equipo e Implementos SA De CV ha hecho una publicación
22-abr-2020 (hace 1 años 3 meses 3 días)

CONSIDERACIONES EN LA ALIMENTACIÓN DE LA HEMBRA EN LACTACIÓN.

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
Por: MVZ Jorge Perea | Coach en Producción

La alimentación en la etapa de Lactancia es motivo de mucha controversia debido a que cada quien tiene un plan y una estrategia diferente además de que las modas cambian día tras día.

Aunque muchas empresas de nutrición tienen razón y muchas de las estrategias son muy buenas en la Teoría, yo difiero mucho porque estamos hablando de seres vivos individuales, que tiene tendencias, pero que al final terminan comportándose diferente.

La base para determinar si la estrategia es la correcta o no en tu granja es Evaluar.

Antes de hacer cambios en la alimentación, debes considerar que esta etapa es crucial en los resultados de la granja, y que todo lo que hagas bien o mal, tendrá impacto directamente proporcional en productividad, en las finanzas en el corto y en el largo plazo.

Comencemos por entender el metabolismo de la hembra, ya que como todos sabemos la hembra gestante durante casi 4 meses mantiene su organismo en Anabolismo, que significa que su cuerpo está en modo construcción de tejidos, asimilando energía y Proteina, para crecer sus lechones, su glándula mamaria, y sus reservas corporales para mantener la lactación.

Una vez que se desencadena el parto y que la hembra vacía su vientre, con un enorme gasto de energía y una pérdida de peso de aproximadamente 27 kilos, entre líquidos, lechones y placentas, comienza el cambio metabólico hacia el Catabolismo, que no es otra cosa que el modo destrucción de tejidos, donde la hembra comienza a echar mano de sus reservas corporales, para producir calostro y leche.

Invariablemente las marranas comenzaran a desgastar reservas corporales, proporcionalmente a la producción de leche, la cual es definida por la cantidad de lechones y su peso inicial,  por otro lado la ingesta de nutrientes que ayuden a la marrana a producir más leche y evitar su desgaste de grasa y musculo.

Sabemos que la composición del musculo es 70 % líquido y que la pérdida del volumen de masa muscular está influenciada por la pérdida de líquidos, que acompaña el catabolismo.

Entonces el consumo de agua, se convierte en un aliado para preservar la condición corporal en lactancia. En el pico de producción de leche, aproximadamente el día 10, las hembras pueden consumir más de 40 lt de agua por día. Asegurar que el flujo de agua en el bebedero de la hembra sea superior a 2 lt/min, garantizara que le hembra consuma alimento y produzca suficiente leche.

Para alimentar a las hembras correctamente en la Lactación recomiendo observar estas tres etapas:

Etapa de Transición, que es simplemente la  alimentación antes del parto, asegurando que la hembra reduzca gradualmente su consumo una vez que ingresa a la maternidad, pero nunca dejar sin ofrecerle alimento. Se comienza con 3 kg y debe terminar con 1.5 kg.  El Objetivo de la Alimentación de Transición será garantizar que la hembra no está estreñida, que tiene suficiente energía para el parto, y que producirá suficiente calostro, para sus lechones.

La falta de energía en el parto, está muy relacionada con el incremento de mortinatos”             

 No es bueno eliminar por completo el alimento antes del parto, ya que esto genera estrés en las marranas.

Efectos del estreñimiento.

  1. Las heces duras obstruyen el diámetro del canal de parto, retrasando el parto e incrementando los nacidos muertos.
  2. El Intestino además de absorber líquidos del excremento, también absorbe toxinas.
  3. Las toxinas afectan a los lechones, restándoles vitalidad.
  4. Las toxinas afectan la producción de calostro.
  5. Las toxinas también deprimen a la marrana, agotándola.
  6. El estreñimiento reduce el consumo de alimento.

 

Debemos asegurarnos que la hembra tiene activo “El mecanismo de Comer-defecar” diariamente. Las marranas normalmente cuando se levantan, toman agua, orinan, defecan y comen. Así que la tarea es levantarlas al menos 4 veces al día, después del tercer dia post parto.

 “Si las hembras no están defecando diariamente, tampoco estarán comiendo.”

 

NO Alimentar a las hembras antes del parto, es un mito. Debemos ofrecer cantidades menores de alimento, pero nunca dejar sin comer a las marranas.

El vacío que genera el parto, después de perder 27 kilos de lechones, líquidos y placentas, además de la energía gastada, hace que las marranas tengan hambre inmediatamente después del parto, por lo que la recomendación es garantizar un abordaje individual de la alimentación.

Esto quiere decir que normalmente existe una curva de consumo que se incrementa gradualmente en la mayoría de las marranas, pero hay algunas que necesitaran más alimento que otras.

Por lo que deberemos observar las indicaciones del nutriólogo y la empresa de alimentos, pero al mismo tiempo observar lo que las marranas nos dicen con sus comederos vacíos.

Etapa de Tres días, Post-parto, El Objetivo de esta etapa, es mantener tranquila a la marrana, evitando el estrés, e iniciar el interés de la marrana por alimentarse correctamente. Ofreceremos alimento gradualmente a las marranas, evitando que se levanten muchas veces al día. El día del parto y los siguientes dos días, las hembras recibirán poco, pero suficiente, y NO  forzar a levantarse, para evitar aplastamiento de lechones. El 80 % de las muertes en maternidades son por aplastamientos, y estos ocurren en los primeros dos días.

La etapa de alimentación final en Lactación, Tiene como objetivo que la hembra produzca la mayor cantidad de leche de buena calidad para alimentar a sus lechones, y que estos alcancen el mayor peso posible, sin detrimento de la condición corporal de las marranas. La recomendación es servir a todas las marranas  tres, cuatro o más  veces al día, garantizando que los comederos estarán con alimento presente la mayor parte del tiempo. Inmediatamente levantarlas y regresar a ver si alguna ya termino, para ofrecerle un extra.

Una regla general es que si el comedero de la marrana esta como espejo (completamente vacío,) lo que comúnmente decimos que esta lamido, nos dice que la hembra tendrá hambre.

Estas hembras permanecen más tiempo de pie, están más nerviosas, y aplastaran más lechones. Por lo que recomiendo que “La alimentación en maternidad debe ser artesanal, los empleados deben aprender a leer a sus marranas y nunca dejarlas por más de dos horas sin comer.”

La alimentación correcta de las marranas, debe garantizar que los lechones tomaran la suficiente cantidad de leche para alcanzar un buen peso al destete sin detrimento de la condición corporal de la madre.

 

Cuando los lechones alcanzan .200 grs extras al destete, tendrán un kilo más a los 70 días, y hasta 7 kilos más a la venta.

 

AGUA: Muy recomendable que después de la primera comida del día, se revisen los bebederos, para garantizar que TODAS las marranas tienen acceso al agua abundante y fresca. Revisar la temperatura del agua, así como su sabor, y tratar de detectar cualquier cosa que pueda estar afectando su consumo. 2 a 2.5 lt de agua mínimo  por minuto garantizara que el flujo es correcto.

 

Como medir si estás haciendo lo correcto alimentando a las marranas en Lactación:

 

  • Peso promedio al destete.

· Desgaste de la condición corporal o la grasa dorsal.

· Días destete a 1er Servicio.

  • % de hembras servidas 7 días post destete.

 

Una norma general también es que las hembras pierdan hasta un punto de condición corporal, u  8  mm de espesor de Grasa Dorsal. O sea, que entran en calificación de 3.5 y bajan con 2.5, o entran con 20 mm y salen de 12 mm. Si esto se cumple, los días a 1er servicio normalmente son buenos, y también el porcentaje de hembras servidas 7 días post destete.

Comentario aparte con las primerizas, que continúan creciendo, y normalmente son más exigidas pues les colocamos más lechines para que desteten más, y por consiguiente, si no se alimentan correctamente, tendrán el llamado rebote a 2do parto.

La estrategia con las primerizas será mantenerlas con la curva gradual de alimentación, pero siempre ofrecer el extra.  Evaluar por separado a las primerizas, con los mismos parámetros hará que entendamos mejor el proceso, y las abordemos también individualmente.

EL TIP: La Alimentación de la marrana lactante es muy importante, no escatimes calidad de alimento, ni costo de entrenamiento al personal.  Evalúa tus procesos las veces que sea necesario. Realiza evaluaciones y mediciones frecuentemente.

 

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
1 me gustacomenta