NS Equipo e Implementos SA De CV

Teléfono:+52 1 222 40552323

País:México

SeguidoresSiguiendo554
NS Equipo e Implementos SA De CV ha hecho una publicación
30-sep-2019 (hace 1 años 11 meses 25 días)

CONSIDERACIONES EN EL USO DE SEMENTALES CELADORES EN GRANJAS PORCINAS.

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
Por: MVZ Jorge Perea | Coach en Producción

Quizá los animales más olvidados en todos los sistemas sean los machos celadores. Nunca les hemos dado la importancia que merecen, por ejemplo, no sabemos cuántos tenemos, de que edades son y cuantos realmente necesitamos, además los trabajamos en exceso y aun así, no sabemos sacarles provecho.

Hasta hace apenas algunos años, aun utilizábamos monta natural y los sementales eran parte importante de la granja. El inventario promedio era de un semental por cada 20 hembras presentes. Con el uso de la Inseminación Artificial y los centros de Transferencia Genética, (CTG´s) ya no son tan necesarios en granja.

Origen de los celadores:

La mayoría de nuestros sementales celadores provienen de la misma engorda, y son cerdos que dejamos sin castrar porque se nos pasó, o bien atinamos a dejar algunos enteros para este propósito, aunque algunos los compramos,  o ¿son los que nos sobraron de cuando hacíamos montas naturales…?

¿Dónde los usamos?

Un macho celador básicamente nos sirve en el área de servicios para estimular y detectar calores en los grupos de montas, así como para estimular en el momento de la inseminación, también son de mucha utilidad para detectar hembras repetidoras de los grupos que tienen entre 17 a 35 días y en el área de las primerizas.

¿Cómo los usamos?

Normalmente una persona lleva al macho delante de las hembras a detectar, usando un mecate o cinturón y atándolo por momentos, para que no corra tan aprisa. Es común que uno solo revise todas las destetadas y una vez terminadas, lo pasamos a revisar retornos, para que finalmente  nos ayude a detectar primerizas.

Al final, ya exhausto, debe estimular las marranas que se van a insemina, todo en más o menos 45 minutos a hora y media dependiendo del tamaño de granja.

Es muy común ver en granjas que hacen doble trabajo. Detectan las destetadas, y luego las primerizas, después las quedadas y especiales y por ultimo las repetidas, más o menos en ese orden, para después mover todas las encontradas en calor y proceder a inseminarlas y vuelven a utilizar al mismo cansado semental…

A veces tienen uno o varios  más para estimular el calor de las primerizas.

¿Dónde los alojamos?

La mayor parte del tiempo, están en unas jaulas contiguas a las destetadas, para que no nos cueste trabajo llevarlo hasta donde están las marranas y los de las primerizas, también están en un corral cercano en el mismo edificio.

¿Cómo los alimentamos?

Lo más frecuente es que consuman una ración de alimento gestación, de hasta 3 kilos,  muchas veces están dentro de un corral, con un comedero a libre acceso.

Aquí mis recomendaciones.

Origen de los sementales:

  • La mejor opción será adquirir sementales celadores de la Raza Meishan modificada. Estos deben ser blancos y esbeltos, contrario a lo que marca los estándares de la raza. Son animales que crecen poco, de baja estatura, pero muy dóciles, se pueden agrupar fácilmente y mantienen una muy buena libido.

· Puedes tener una o dos marranas para generar tus propios reemplazos  y no introducir animales vivos a la granja.

· La otra opción es producirlos en la misma granja, seleccionando animales comerciales, de preferencia animales de color de ese 2 a 3% que normalmente se tienen en la granja. Si son de padre Duroc mucho mejor.

· Importante seleccionar animales pequeños, delgados, pero con mucha vitalidad, los animales grandes crecerán muy rápido y engordaran mucho. Queremos tener animales delgados que no crezcan rápidamente, para que trabajen mejor.

· Es normal desarrollarlos en el área del GDU siguiendo el flujo de las primerizas.

· Muy recomendable reemplazar el 100 % anualmente.

· Pero al igual que la campana de hato de las hembras es bueno tener sementales celadores de varias edades.

· También debemos incluirlos en el programa de vacunaciones, especialmente Parvo, Lepto y Erisipela.

· Deberán estar desparasitados cada tres meses y asegurarnos que están sanos.

· Los animales seleccionados deberán esterilizarse desde los 5 días de edad. La vasectomía ya no se utiliza, por delicada y costosa, además de requerir experiencia para la Técnica. Ahora se usa el corte de la cabeza del epidídimo, que es una técnica muy sencilla, de mínima invasión y recuperación casi inmediata.

  • Animales con sospecha de enfermedad, no  deberán usarse y deben ser eliminados lo antes posible, por razones obvias, son animales de poco valor, que cuesta muy poco reemplazarlos y que son capaces de transmitir enfermedades fácilmente, ya que diariamente exponemos a nuestras marranas nariz con nariz  con los machos.

¿Dónde los alojamos?

  • Es un error común alojarlos en la misma área donde trabajan.

· Las hembras reconocen la presencia de los machos por el olor y se reducirá mucho la respuesta si de alguna manera durmieron juntos toda la noche, el estímulo nunca será el mismo.

· Se deben alojar en un edificio diferente, para que las marranas a revisar se estimulen realmente con la presencia de los machos.

· Es mucho mejor para ellos y las marranas que se alojen en otro edificio, o lo más alejado posible de las marranas a detectar o estimular, mejor si están al final de donde corre el viento, si se tienen extractores, deberán estar justo debajo de ellos, para que el olor a macho salga y no estimule durante el día a las hembras.

· La idea es que cuando los machos se presenten con las hembras, estas tengan un real estimulo, visual, táctil y olfativo.

  • El ejercicio de los machos al caminar de un edificio a otro es necesario para que se mantengan activos, y delgados.

¿Cómo los trabajamos?

  • Los sementales deben trabajar frecuentemente, al menos una vez a la semana, esto es: deben eyacularse, para que se mantengan activos y trabajen mejor.

· En muchas granjas no saben esto y nunca los trabajan o lo hacen cuando se les escapa una monta natural, porque no pudieron detener al extasiado animalote…

· No es muy bueno que eyaculen dentro de las marranas, especialmente de las primerizas. Por cuestiones de higiene y sanidad.

· Es mejor que se ordeñen manualmente, o que monten hembras de desecho.

  • Se debe establecer un  programa semanal de trabajo por semental con una hoja de registro, para llevar el control.

¿Cómo los usamos?

  • Es muy recomendable que los sementales crezcan juntos, que sean hermanados desde pequeños, para que no peleen entre sí, pero que  compitan por las hembras dentro del mismo corral.

· En un corral de 20  primerizas, es mejor el estímulo de 3 sementales juntos por 15 minutos, que un solo semental por una hora.

· Dependiendo del tamaño del corral y del número de primerizas a estimular, este número puede variar.

· Para las primerizas se deben tener al menos 3 sementales celadores.

· Para detectar celo en destetadas y realizar la inmovilidad a la hora de los servicios, yo también recomiendo 3 sementales, separados por al menos 5 jaulas de distancia cada uno.

· Cada semental puede estimular de 3 a 5 hembras, igual para la hora de la inseminación. Pero no todas las hembras reaccionaran al mismo tiempo, algunas necesitan más estimulo o más tiempo o un semental diferente, por lo que minutos más tarde, se presenta otro semental, con otro trabajador, realizando el mismo trabajo y para no dejar ninguna duda, un tercer semental deberá pasar detectando las que no quisieron con los primeros dos.

· Recomendable que los sementales sean de tres edades diferentes.

· Esto es especialmente interesante en las granjas con un bajo índice de hembras en celo después del destete.

· Los machos pueden trabajar continuamente durante dos horas, entonces necesitaran un descanso y lo notamos cuando ellos mismos se echan a dormir a medio pasillo.  Mientras mayores de edad, más se cansan. Podrán mantener este ritmo dos veces al día.

· Es importante eyacularlos una vez por semana.

  • También es importante rotarlos, tener tres para el trabajo de la mañana y otros tres para el trabajo de la tarde, incrementara el estímulo en las hembras y descansara más a tus machos.

 ¿Cómo los alimentamos?

  • Realmente las necesidades de los machos celadores son mínimas, y la alimentación que buscamos es de mero mantenimiento.
  • Con un kilo y medio de alimento de gestación diariamente será suficiente para mantenerlos activos y esbeltos.
  • Además ellos van comiendo las sobras de los pasillos y los corrales donde revisan calores.

 

EL TIP: Mantén un buen numero de sementales activos preferiblemente hermanados, para que trabajen juntos.

La accion del grupo ejercera un mayor efecto  sobre las hembras.  Incluyelos en los esquemas de vacunacion.

Desecha los que no trabajen o sean un riesgo sanitario.

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
4 me gustacomenta