NS Equipo e Implementos SA De CV

Teléfono:+52 1 222 40552323

País:México

SeguidoresSiguiendo484
NS Equipo e Implementos SA De CV ha hecho una publicación
11-sep-2019 (hace 1 años 10 meses 14 días)

PORCI TIPS

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
Reemplazo o avance genético ¿Como introducimos a nuestras primerizas? Por: MVZ Jorge Perea | Coach en Producción

La tasa de reemplazo promedio oscila entre 45 a 55 % del total del hato en la mayoría de las empresas y parte de la base de que las hembras deberán permanecer en la granja hasta por 2 ½  años, o por 6 partos, y que la campana de hato o la distribución de la paridad en nuestra granja tenga 45 % de primerizas y primeros partos, 45 % de hembras adultas entre 2 y 5 parto y solo 10 % de hembras llamadas viejas de 6 partos o más. Las hembras por tanto deberán amortizarse contablemente en 6 partos. Al menos esto es lo que aprendimos en la escuela y lo que nuestros asesores nos han recomendado por años.

En la práctica, las Primerizas son introducidas semanalmente en la mayoría de los casos, para “Reemplazar”:

1. Hembras muertas
2. Hembras lesionadas, o enfermas
3. Hembras viejas
4. Hembras con muchos días abiertos
5. Hembras improductivas

En este orden; y como decía Albert Einstein, si sigues haciendo lo que estás haciendo, seguirás consiguiendo lo que estas consiguiendo.
NO hay un avance genético en estas acciones, por la sencilla razón de que no se busca, solo se reemplaza lo mismo, por otra vez lo mismo.
El área de primerizas o GDU sencillamente no la consideramos importante: nunca le ponemos atención y la selección se la dejamos al chalan del chalan… el sabrá como seleccionar nuestra futura granja y nuestra productividad.

Tampoco tenemos un programa de selección para nuestras abuelas, que nos garantice que las madres de hoy, serán mejores que las madres de ayer y las de mañana superiores a las de hoy.  El enfoque debe cambiar, para que la productividad de nuestras granjas  cambie.  Debemos comenzar por tener un buen plan genético, donde podamos seleccionar a nuestras abuelas con mejores índex y poder seleccionar eficazmente por fenotipo y por ende, también por productividad, esto nos asegurara que los reemplazos dejarán de ser reemplazos, y se convertirán en una Herramienta de Avance Genético, que todos tenemos en nuestras manos, pero pocos sabemos utilizarla eficientemente.  Lo siguiente es tener al mejor equipo de producción y selección de primerizas. GDU quiere decir Gilt Develop Unit, o unidad de desarrollo de lechonas. La producción y selección  es algo tán serio como el futuro de tu empresa. Debes dejarlo en manos bien calificadas, para que asegures un futuro certero.

Por último, La razón de Desecho debe ser primero por productividad, todas las hembras que no te den al menos el promedio de lechones destetados que deseas, no te ayudaran a conseguir los 33 D/H/A que buscas. Deberás ser muy exigente con esta selección, y llevarla a cabo con una precisión quirúrgica. 

Si nos basamos en la “El Principio de Pareto” que nos dice que el 80 % de nuestras consecuencias, lo origina el 20 % de nuestras causas, entonces la selección será más fácil.  Solo 20 % de nuestras marranas tienen malos promedios, pero debes identificarlas y eliminarlas consistentemente.  El resto serán las hembras muertas, las lesionadas y todas las demás, de tal suerte que en un año, de hembras improductivas y las sustituirás por hembras genéticamente superiores que te darán más posibilidades de éxito. En un análisis de productividad en granjas, encontramos que realmente las marranas que paren pocos lechones son alrededor del 20 % y tienen un promedio de 8.6 lechones nacidos promedio, pero el otro 80% de las marranas tienen un promedio de 13.8 Nacidos, siendo el promedio de la granja 11.8 nacidos vivos promedio.  Imagina: ¿si eliminas de golpe ese 20 % de hembras que solo te dan 8.6 lechones? Tu promedio se elevara intempestivamente a 13.8 nacidos, ¿y si conviertes este modelo de selección en un proceso de mejora continua? no tendrás límites… La otra razón de peso para eliminar hembras improductivas es el gasto que originan, contra el costo de reposición que representan.  No nos debe dar miedo eliminar hembras improductivas, puesto que ellas tendrán un precio de recuperación. Ejemplo, una marrana de desecho se venderá fácilmente a $20.00 el kilo, y el peso promedio de las hembras de desecho es de 200 kilos, por lo que obtendrás $4,000.00 pesos. Esta hembra dejara de ser un gasto y comenzara a ser un activo.  La diferencia entre el precio de venta de una primeriza nueva, que en muchos casos es de alrededor de $7,000.00 será solo de $3,000.00 pesos. Esto es lo que contablemente deberá amortizarse. En 6 partos serán solo $500.00 pesos por parto. Si tú produces tus propias primerizas incluso podrás tener una utilidad con esta transacción. La mortalidad de hembras en algunas granjas es superior al 12 %, lo que reduce la posibilidad de elegir nuestro desecho, por lo que deberás controlar esa mortalidad y reducirla a límites inferiores a 8%. En algunas genéticas en muy fácil, pero en otras la verdad es que se mueren por muchas razones diferentes. Una ganancia alternativa es que las nuevas Genéticas realmente buenas, (que son pocas) tienen hembras en muy buenas condiciones tanto físicas como productivas a los 8 y 9 partos, de tal suerte que desechar por edad, ahora es otro paradigma que romper. Puedes tener más del 10 % sin problema, ya que son hembras con buenos promedios de partos y destetes, y que mantienen su productividad con el tiempo, con mayor utilidad si las deprecias al sexto parto.

EL TIP: Busca una compañía de Genética que te ayude a lograr esto, no cualquiera lo puede hacer.  Deja de Reemplazar y busca un Real Avance Genético. Si entendiste el concepto, ponte inmediatamente a buscar tus 33 V/H/A.

 

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
2 me gustacomenta