Maxico AG

Teléfono:+52 442 824 1415

País:México

SeguidoresSiguiendo65148
Maxico AG ha hecho una publicación
09-jun-2021 (hace 1 meses 20 días)

ESF- Claves del sistema. Parte II

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
Cuando trabajamos con cerdas en grupos, los animales se mueven más que cuando están totalmente encerradas en jaulas, por lo que es importante ajustar nuestra alimentación.

Autor: Javier Lorente

Los sistemas ESF pueden aportarnos muchos beneficios tal y como hemos visto, pero para poder sacar su máximo potencial y minimizar los riesgos de tener algún problema, tenemos que gestionarlos bien.

¿Cuáles son algunos de los puntos clave de este manejo y gestión?

  • Creación de grupos

La creación de nuevos grupos de animales supone un momento delicado en el que se pueden producir peleas durante las primeras horas. A través de estas peleas, las cerdas marcarán su jerarquía dentro del grupo.

Para reducir las peleas o la incidencia de estas, podemos:

  • Realizar la mezcla de los animales al atardecer.
  • Realizar la mezcla de los animales después 2-3 horas tras haber comido, ya que los animales estarán más tranquilos.
  • Agrupar lo máximo posible a las cerdas por edad y tamaño:

            ° Tratar de hacer grupos de primerizas si es posible, sino lo fuera al menos intentar hacer subgrupos:

  • § 1 y 2º ciclo
  • § 3 y 4º ciclo
  • § > de 5º ciclo

Dos cerdas intentando acceder a comer a la vez    /    Fuente: MAXICO AG

En el caso de los ESF tipo túnel que vimos en el artículo anterior, recordad que se necesitará siempre un buen entrenamiento de las cerdas primerizas antes de entrar en producción para que estas aprendan a usar las estaciones de alimentación.

  • Revisión de los parques

Una revisión diaria del estado de los animales en los grupos permite identificar rápidamente a aquellas cerdas que pueden tener algún problema y actuar sobre ellas de forma inmediata y conseguir recuperarlas. Para ello, es necesario levantar a las cerdas o aprovechar los momentos de actividad de estas para revisarlas mejor.

Es necesario que comprobemos en los parques que todas nuestras cerdas siguen preñadas, sobretodo tras las primeras semanas después de la creación de los grupos:

  • Mediante la introducción en el grupo de algún verraco con frecuencia.
  • Mediante ecografía: hoy en día muy accesible ya en casi todos los mercados.
  • Muchos sistemas ESF, tienen asociado un método para identificar a las cerdas que vuelven a celo en los parques mediante la presencia de un corral con macho que detecta y manda información al sistema de aquellas cerdas que se acercan con demasiada frecuencia a oler.

Confirmación de celo mediante ecógrafo en parques     /     Fuente: Kerbest

 

Cuanto antes detectemos algún fallo, menores serán nuestros Días No Productivos (DNP).

  • Alimentación

Hemos hablado anteriormente de la zona de alimentación, pero no del manejo de la alimentación en los sistemas ESF.

Cuando trabajamos con cerdas en grupos, los animales se mueven más que cuando están totalmente encerradas en jaulas, por lo que es importante ajustar nuestra alimentación a esta circunstancia. La ventaja de los sistemas ESF es que nos permiten individualizar completamente nuestra alimentación por lo tanto podemos:

  • Dar dietas diferenciadas por edad.
  • Realizar un ajuste periódico de la alimentación de las cerdas en función de su estado corporal.

Además de esto, es posible que tengamos que hacer ajustes en los niveles de energía de nuestras dietas y deberíamos tener piensos de gestación específicos para las cerdas primerizas que todavía están en crecimiento.

Estos piensos para las cerdas jóvenes deberían de tener hasta un 10% más de lisina y buenos niveles de calcio, fósforo y Vitamina D. Es recomendable también el uso de minerales quelados como el Cobre, Zinc y Manganeso (Cu, Zn, Mn) y también el uso de biotina, ya que esto nos ayudará a conseguir un mejor desarrollo óseo y una mejor calidad de pezuñas en estos animales, lo que se convertirá en una mayor longevidad de nuestras cerdas.

Por último, al hablar de alimentación, es importante hablar de la posibilidad u obligación ya en muchos países, de añadir algún material manipulable para las cerdas en los parques de gestación y poder utilizar materiales fibrosos ayudará a mantener además a los animales más tranquilos. Por supuesto, tendremos que estudiar la compatibilidad del uso de estos materiales con nuestro sistema.

Dispensador de material fibroso (paja) en gestación

Fuente: Javier Lorente

 

  • Gestión

Por último, pero no menos importante, tenemos la gestión técnica de los sistemas ESF. Esta gestión es la que nos va a permitir extraer todo el potencial que podemos obtener de ellos.

Los sistemas ESF, suelen tener un software asociado en el que en tiempo real podemos:

  • Controlar individualmente del consumo diario de cada una de las cerdas.
  • Ajustar la curva de alimentación individual de las cerdas en función de su condición corporal.
  • Revisar aquellas cerdas problemáticas que no están comiendo toda su ración.
  • Si el sistema dispone de el, revisar aquellas cerdas que interactúan demasiado con el verraco y que podrían estar en celo.

Además, también algunos de estos sistemas están ya integrados con los sistemas de control ambiental, básculas de pesaje, sistemas de alimentación en maternidad y otros, por lo que nos permiten relacionar variables y obtener una información imprescindible si queremos mejorar nuestra productividad.

Lee la primera parte del artículo aquí.

                                                                   

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
me gustacomenta