Jyga Technologies

Teléfono:866-333-7853

País:Canadá

SeguidoresSiguiendo125
Jyga Technologies ha hecho una publicación
19-ene-2021 (hace 6 meses 11 días)

Estrategias de producción y manejo porcino para combatir el calor en la maternidad

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
El Gestal Quattro puede manejar el ambiente de los lechones al mismo tiempo que distribuir alimento a cada cerda.

Los efectos del estrés por calor en las cerdas lactantes han sido estudiados por varios institutos de investigación en todo el mundo. Podemos considerar cerdas primíparas (primera paridad) o multíparas, pero los resultados son similares (Williams, 2009).

En este texto, consideramos que la temperatura deseada en la sala de parto y las condiciones ambientales son de 20°C (68°F) (deseada) frente a 25°C (77°F) (caliente). El período que debe ser más examinado es la temperatura ambiente desde que se carga la sala hasta siete días después de que las cerdas hayan parido. Este periodo es diferente de los otros porque es el único en el que se necesitan dos ambientes de temperatura distintos porque tenemos una cerda madura y lechones recién nacidos en la misma área. El Gestal Quattro puede manejar el ambiente de los lechones al mismo tiempo que distribuir alimento a cada cerda.

 

                                 

Figura 1. El comedero de rendimiento Gestal Quattro puede motivar a la cerda a comer en períodos definidos del día y muestra su cantidad de consumo en la pantalla frente a los objetivos para su paridad y día de lactancia. Este comedero también puede controlar el microambiente de los lechones.

Hoy en día, hubo varias investigaciones sobre la temperatura de las cerdas gestantes antes del parto (Robbins et al, 2019). Estas investigaciones han demostrado a qué temperaturas las cerdas se sienten más cómodas.

Gestión de los cerdos en altas temperaturas : investigaciones previas

¿En cuáles condiciones se sienten mejor las cerdas lactantes?

Para las cerdas lactantes, una guía general sugiere 15 - 26°C (59 - 79oF) como el rango óptimo y 15- 32°C (59 to 90oF) como el mínimo y máximo extremos de las condiciones térmicas recomendadas, respectivamente (Salak-Johnson et al., 2010). Un estudio más reciente de estrés por calor con cerdas lactantes consideró las condiciones termoneutrales de 17.8 – 20°C (64 a 68°F) y las condiciones de estrés por calor de 23.8 a 30°C (75 a 86°F.) (Williams et al, 2013). Porque los efectos siguientes varían mucho de país en país y también de ciudad en ciudad, estas temperaturas deben ser indicadores, siendo el rendimiento y el comportamiento de la cerda el determinante final. Aquí están los diferentes elementos de medio ambiente que afectan la cerda: la velocidad del aire, la humedad, el tamaño del animal, etc.,

Los efectos del calor por las cerdas en parto

Las cerdas en salas de parto calientes  (25°C ) (77°F) muestran una frecuencia respiratoria significativamente más alta, un aumento de la temperatura superficial, rectal y de la ubre, así como una mayor duración del parto, lo que puede llevar a un aumento de mortinatos (Quiniou, et al., 1999). A la inversa, para las cerdas en salas de temperatura moderada (22° C)(72°F) durante el parto, se han documentado aumentos en la ingesta de alimento durante la lactancia y mayores pesos al destete (Muns et al., 2016). Según estos resultados, 25°C (72°F) ha sido la norma aceptada para Europa frente a la temperatura ambiente de 20°C ( 68°F) para América del Norte.

El reto de los productores : crear y manejar dos ambientes en la sala de parto

El verdadero punto de discusión es mantener calientes a los lechones sin sacrificar la comodidad de la cerda, el consumo de alimento y la producción de leche. Desafortunadamente, sigue siendo un escenario común observar a los productores sobrecalentar las salas de parto en un intento de prevenir la diarrea de los lechones sacrificando el alimento de la cerda y la ingesta de agua. Los principales criterios para mantener el entorno son la ausencia de corrientes de aire y un área definida para echarse, así como una temperatura aceptable.

                                

Figura 2. El cable cerca de la mitad del tapete térmico transmite la temperatura de la superficie al Gestal Quattro. La lectura real se compara con una temperatura objetivo para ese día de lactancia.

Estrategias para combatir el problema

¿Cómo combatimos este problema? Aquí presentamos algunas estrategias exitosas de producción porcina actualmente implementadas en muchas granjas de alto rendimiento.

El equipo de Brian Strobel, Sylven Blouin, Agr. y del Dr. Hyatt Frobose les proponen 5 estrategias completas que implementar en su granja por mejor manejar estas dos zonas de temperatura en el parto. Hay estrategias de alimentación y de horarios de alimentación, de manejo de las zonas de temperaturas con equipo adecuado, etc.

Lea las estrategias completas aquí

Por Brian Strobel,

Sylven Blouin, Agr.,

Dr. Hyatt Frobose, PhD

                                                                                                  

 

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
1 me gustacomenta