BROUWER SA

Teléfono:(+54 3327) 448707 /4

País:Argentina

SeguidoresSiguiendo1120
BROUWER SA ha hecho una publicación
12-may-2021 (hace 2 meses 16 días)

Estrategias nutricionales para mitigar el impacto del stress por calor

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
Es importante comprender los aspectos relacionados al stress térmico y el comportamiento de la cerda para poder implementar las estrategias nutricionales para mitigarlos.

Previo a cada temporada de calor, es importante programar las estrategias Nutricionales que usaremos para evitar que este afecte a la madre durante su lactancia, la preñez futura, su vida útil y la los lechones durante y posteriormente al destete.

El constante e impactante crecimiento en las camadas en los últimos años a nivel mundial y el desarrollo genético que esto conllevo, genero una predisposición muy importante a problemas asociados con el stress térmico, las camadas más numerosas y las cerdas más lecheras, van en detrimento de su capacidad de mantener estado corporal y lograr destetar lechones de pesos adecuados. Esta situación, que en condiciones de ambiente controlado, afecta significativamente a nuestros planteles productivos, mucho más los afectara en establecimientos, donde; o el ambiente no está controlado o la temperatura ambiente es demasiado alta para que esta tecnología funcione adecuadamente.

                            

Relación entre temperatura, humedad y stress térmico en Cerdos (Ontario Pork, adapted by Dr. Frank Wiersma)

Problemas asociados al calor.

Todos conocemos los innumerables problemas asociados al stress térmico en la lactancia, que en definitiva generaran, menos lechones al destete, menor peso de estos y más días abiertos de las cerdas al año, entre otros.

Es importante comprender los aspectos relacionados al stress térmico y los cambios en el comportamiento de la cerda generado por estos para poder implementar las estrategias nutricionales para mitigarlos.

Los cerdos, y la mayoría de los animales, reducen el consumo de alimento cuando se encuentran en stress térmico para evitar que el mismo metabolismo de estos aumente más la temperatura corporal, la categoría donde más impacta este mecanismo de regulación de la temperatura, es, evidentemente en la de mayor demanda y esa es la cerda lactante. Esto asociado al aumento del costo energético de mantenimiento entre un 7% y un 25%(Baumgard and Rhoads 2013) en condiciones de stress térmico, dejan muy poca energía disponible para la producción de leche, esto asociado a genéticas más lecheras van a generar al final de la lactancia animales en muy malas condiciones de estado corporal y homeostasia general, este efecto es agravado con un estado corporal elevado al parto.

                       

Efecto de la temperatura en el consumo de alimento y el peso de los lechones al destete (Source: Quiniou and Noblet, 1999)

Falta de consumo de alimento, de hasta un 50%.

Por cada grado de temperatura que exceda los 25 C° las cerdas reducen entre 254 y 462 grs de alimento por dia. (Quiniou y Noblet (1999) y Silva et al,. 2009ª, respectivamente). Y por encima de los 27 C° esta reducción se incrementa. Este pico de reducción parece estar asociado principalmente con niveles altos de Humedad relativa ambiente (85 a 98%)

                                           

Figure 1. Consumo medio diario de pienso en cerdas lactantes expuestas a temperaturas ambientales elevadas durante el período parto a destete o entre el 9º y 19º día de lactación (Quiniou et al., 2000).

Cambio en el comportamiento alimenticio: las cerdas durante el verano tienden a cambiar su horario y frecuencia de consumo, aumentando significativamente el consumo nocturno con respecto a otra época del año, si esto no está acompañado por oferta de alimento en esos momentos, se exacerba la reducción del consumo de alimento diario.

Tabla 1. Comportamiento alimentario en función del estado fisiológico y de la temperatura.

                

                                                                            (Nathalie Quiniou 2016)

Cambio del comportamiento de las cerdas al dar de mamar: el malestar de la cerda durante la lactancia bajo stress térmico reduce el tiempo dedicado a la lactancia y aumenta la agitación, esto reduce significativamente la ingesta de leche por parte de los lechones y al pararse y echarse más veces por día aumenta el aplastamiento (Silva et al., 2006).

Estrategias de Nutricionales para reducir el impacto del stress térmico.

Reducir el valor proteico de la dieta: esto ayuda a bajar el incremento calórico por el metabolismo del alimento, para evitar la caída de aminoácidos esenciales podemos aumentar su inclusión, buscando cubrir el requerimiento de cada aminoácido individualmente, concepto de proteína ideal. El aumento del porcentaje de aceite en la dieta nos va a ayudar a aumentar la energía por kg de alimento consumido sin elevar el incremento calórico, este podemos elevarlo hasta el 6% de la dieta total.

La relación de requerimientos de aminoácidos durante la lactancia bajo stress térmico se ve modificada en gran medida por el aporte de aminoácidos de la movilización de tejido, que dependerá del grado de la misma y que es diferente este aporte en relación a los requerimientos de aminoácidos para la producción láctea.

Cuadro 1. Efecto del nivel de proteína de la ración en la conducta de cerdas lactantes en ambientes de confort térmico y estrés calórico (Noblet et al., 2000).

         

Balance electrolítico: Las altas temperaturas influyen sobre el equilibrio acido base de la cerda lactante, al incrementar la frecuencia respiratoria se genera un aumento en la eliminación a través del jadeo  de HCO3- y CO2, esto causa una acidosis metabólica en el organismo (Meschy, 1998), esta alteración del equilibro electrolítico y consecuente caída del ph del organismo puede ser parcialmente compensada con el agregado de electrolitos en la dieta (Patience y Wolynetz, 1990)

Dove y Haydon (1994) y Bonsembiante et al. (1994) determinaron que cerdas con un BE de 270 meq/kg, , elevado mediante bicarbonato de Sodio, perdían menos peso durante la lactancia que cerdas con BE inferiores. Esto podría repercutir positivamente en los días abiertos y en la vida útil de la cerda. Dove e Haydon (1994) encontraron diferencias significativas en el peso de lechones destetados a los 21 dias de cerdas alimentadas con un BE de 270 meq/kg (5.71 vs. 5.25 kg).

Uso de Saborizantes y aromatizantes: Un estudio llevado a cabo en Brasil por Silva y col, 2018, mostró que Las cerdas alimentadas con un nivel alto de aromatizante elevaron la  ingesta  con respecto a las de nivel medio y bajo (6,60 vs. 6,02 vs. 5,08 kg/d, respectivamente). El peso al destete también fue superior en las camadas de cerdas con dietas más elevadas en aromatizantes (7,00 vs. 6,16 vs. 5,86 kg, respectivamente). La producción de leche fue muy superior en las cerdas que consumieron mayores niveles de aromatizantes. (12,99 vs. 9,55 vs. 8,59 kg/d, respectivamente). Silva, B. A. N. y Col 2018.

Oferta permanente de alimento: la cerda durante la lactancia tiene hábitos bien marcados de consumo, que si bien se alteran por efecto del calor, son importantes a tener en cta, hay un primer pico de consumo a primera hora de la mañana y otro a última hora del día (Silva et al 2009), si bien estos se da naturalmente, durante el periodo de strees térmico este comportamiento se modifica, los picos de consumo se van hacia las horas del día de menor temperatura, Gourdine et la. (2006) encontró que le 64% de la ingesta diaria de alimento de produjo durante el periodo nocturno durante la temporada de calor. Es importante adecuar el sistema de comedero y alimentación para que la cerda tenga acceso a alimento fresco durante los momentos del día que tenga menos calor,  para eso es pueden implementar tolvas autoconsumo sobre comederos, si no se cuenta con estos sistemas se puede aumentar la cantidad de suministros durante el día a 4, racionamiento nocturno programado, en cualquiera de estos casos hay que asegurarse que el alimento que tenga la cerda en el comedero, siempre sea fresco, es más importante mantener el alimento freso que pensar en reducir desperdicios en este periodo, 1 kgs más de consumo diario nos puede generar reducciones de pérdida de peso de hasta 6 kgs por cerda durante la lactancia y aumentos de peso de la camada de más de 5 kgs.(Murphy y cols 1989)

Levaduras: El uso de evaduras durante el fin de la gestación y la lactancia puede aportar beneficios para contrarrestar los efectos deletéreos del stress tremico. La universidad de Minas Gerais al norte de Brazil, 2016. Encontró diferencias significativas en diversos aspectos,  incremento de lechones nacidos vivos y menor moratlidad al destete, mayor peso de estos al destete (6,3 vs 5,88, p 0,001), este efecto en parte se vio explicado por el aumento en el nivel de acidos grasos en leche. En Cuanto a los parámetros de la cerda se observó un aumento significativo del consumo de alimento (7,02 vs 6,25 kg/dia, p 0,01), con los beneficios que esto genera en la reducción de perdida de estado corporal al final de la lactancia y mejores porcentajes de preñez en el próximo servicio.

Cromo: Factores estresantes como la lactación, y sobre todo, en condiciones de stress térmico, van aumentar la eliminación de este micro mineral por orina. Siendo un elemento que mejora la sensibilidad a la insulina en los tejidos, reduce los niveles de cortisol plasmático, mejora el aprovechamiento de la glucosa en sangre y mejora la lipomovilizacion, su uso, sobre todo como Cromo orgánico, en cerdas en lactancia, reduce la temperatura rectal y aumenta el consumo de alimento (Hung 2014), también se observó mejora en la sobrevida de los lechones, y aumento en el porcentaje de cerdas servidas dentro de los 7 días, sobre todo cuando se comienza a usar desde antes del parto, (Trottier y Wilson 1998 y Hagem et al. 2000). Kemp et al, demostró una mayor mortalidad de lechones en los primeros 7 días de vida en cerdas con tolerancia a la glucosa (diabetes gestacional). Un ensayo llevado a cabo por Trottier y Wilson 1998 y otro por Hagen et al. 2000, mostraron que la inclusión de Picolinato de Cromo disminuyo los días abiertos y alargo la vida útil de las cerdas. Estos mismos junto con Lindeman et al 1995b y 2000, encontraron mejoras en el Numero de lechones nacidos vivos sobre todo en los sucesivos partos, esto efecto se debe al aumento de la secreción de hormonas de la reproducción cuando se incrementa la sensibilidad a la insulina.

Antioxidantes: El stress oxidativo se incrementa por un desbalance entre los niveles de Especies oxidantes reactiva (ROS) y la capacidad antioxidante, la suplementación con antioxidantes ayuda a reducir este desbalance y mitigar los efectos deletéreos del stress oxidativo sobre las membranas biológicas. Un ensayo llevado a cabo por Liu etl al 2015c, mostro como la integridad de la barrera trans epitelial, como un indicador de la integridad de la barrera intestinal, mejoraba en la medida que se incrementaban los niveles de vit E y Selenio Organico en animales termo neutrales y bajo stress térmico

Betaina: Trimethyl Glycina, Es un Osmoprotector que actúa en distintos tejidos, ayuda a mantener la osmoregulacion intestinal en situaciones de alta osmolaridad como el stress térmico. El musculo de los cerdos acumula Betaina lo que permitiría una reducción del stress osmótico asociado con los métodos de disipación del calor (Matthews et al 2001b). En la gandula mamaria permite, como Osmolito organico, ayudar a retener el volumen celular en situaciones de stress (Burg 1995), protege de la desnaturalización de la proteína (Caldas et al 1999)  y puede actuar como donante de metilos (Zeisel y Blusztajn 1994). Cuando no es metabolizada puede actuar como un protector osmolar orgánico. Un ensayo llevado a cabo por Gabler et al, 2013, demostró que la inclusión de Betaina en la ración redujo la permeabilidad intestinal en Íleon producida por stress térmico.

Secuestrantes de Micotoxinas: El stress térmico, por hipoxia isquémica del AGI aumenta la permeabilidad intestinal y permite el ingreso de endotoxinas, inflamación y daño de las vellosidades intestinales (Pearce et al 2012, 2013b, esto podría reducir el ingreso de nutrientes y favorecer el ingreso de micotoxinas con mayor complicación hepática y sistémica. Los secuestrantes de micotoxinas de amplio espectro y enzimáticos mediante varios factores. Reducción de la formación de radicales libres causados por la micotoxinas, protección hepática y estimulación de enzimas detoxificantes. Biotransformación de las toxinas en metabolitos no tóxicos que se eliminan por el tracto gastrointestinal.

Otros aditivos: El Zinc es indispensable para mejorar la estructura de la barrera intestinal y la regeneración del epitelio intestinal, el agregado de Zinc Organico conjunto con fuentes inorgánicas demostraron, en un estudio llevado a cabo por Pearce et al 2015, una mayor resistencia eléctrica tanto en temperatura neutral como bajo stress térmico. La Glutamina, siendo el mayor nutriente de las células del epitelio intestinal es capaz de regular los efectos causado por factores desencadenantes de los daños producidos por el stress térmico, un experimento en roedores arrojo que la suplementación con Glutamina redujo el aumento de la temperatura en el núcleo de la célula del epitelio intestinal y la permeabilidad de este en condiciones de stress térmico (Soares et al 2014). Ácido Butírico: es un ácido de cadena corta producido naturalmente por fermentación microbiana en el intestino grueso, esta mejora la integridad de la mucosa intestinal e inhibe la proliferación de microorganismos patógenos.

Fitobióticos: Como clavo de olor, Orégano y Canela fueron analizados como beneficiosos en la lucha contra el stress térmico y mediante su efecto protector a nivel intestinal. La canela se comprobó que tiene efectos benéficos en el aumento de la sensibilidad a la insulina (Akilen et al 2012) y capacidad para reducir la elevación de la glucosa plasmática en casos de diabetes en ratones y cultivo de células adiposas (Roffry et al 2006; Sheng et al 2008). Un ensayo llevado a cabo por Hung et al 2012, mostro que la suplementación con Canela al 1,25% de la dieta aumento la sensibilidad a la insulina, esto podría ser beneficioso en la lucha contra el stress causado por las altas temperaturas.

Agua de bebida: El consumo de agua de una cerda lactante es de alrededor de 4-5 veces su consumo de alimento (Feed Ratio), esto bajo stress térmico es mayor y si el agua no está a una temperatura inferior a la de la cerda y no tiene un volumen adecuado, entre 1,5 y 2,5 litros/minuto, va a afectar el consumo de alimento. Fraser y Phillips en 1989, encontraron una relación entre el consumo de agua y la ganancia diaria de los lechones durante el amamantamiento.

                                 

                                           Figure 4. Water:feed ratio during lactation. Source: S. Kruse, 2011

Conclusiones: Evidentemente tenemos un gran número de opciones para atacar el stress térmico desde el punto de vista nutricional, la investigación aporto muchas herramientas nutricionales concluyentes y otras con interesantes proyecciones a futuro. Todas estas herramientas son acumulativas y beneficiosas pero ni la suma de todas ellas van a evitar por completo los efectos nocivos del stress térmico, Sistemas que permitan reducir la relación temperatura humedad y llevarla cercana al confort del animal, en la delicada situación que conlleva la maternidad de nuestros rodeos cada vez más demandantes, es la única herramienta efectiva para garantizar el cumplimiento de nuestros objetivos productivos cada vez más ambiciosos.

 

M.V. Agustín Racioppi

Dpto. Técnico Brouwer Nutrición

Share to TwitterShare to LinkedinShare to TelegramShare to Facebook
4 me gustacomenta