Pasteurelosis en cerdos ibéricos

El propietario llama al veterinario y le explica que hace dos días tuvo cinco bajas de cerdos de unos 110 kg sin sintomatología respiratoria, ni entérica y que el día de la llamada ha tenido seis bajas más.

Martes 9 marzo 2004 (hace 12 años 8 meses 27 días)

Descripción de la granja

Se trata de una explotación de cebadero con 2500 cerdos ibéricos en extensivo situada en Andalucía. Los cerdos están alojados en lotes de 150 animales aproximadamente y se alimentan en tolvas con pienso ad libitum, y de bellotas, hierbas y forrajes del campo en el que se albergan. Disponen de bebederos en las tolvas y otros cerca de éstas, además, tienen unos refugios en naves para protegerse del frío y el sol.

Granja ibérico

Los lechones que llegan a la granja están vacunados en origen con vacunación contra la Enfermedad de Aujeszky GN negativo, identificados en la oreja y acompañados de la correspondiente guía de origen y sanidad. No obstante, a los dos - tres días de la llegada a la explotación, una vez superada la fase inicial de estrés, se procede a una desparasitación interna por vía oral (en el pienso), a base de derivados benzoimidazólicos, y un mes después son revacunados con vacunación intramuscular de Aujeszky, y contra el Mal Rojo con objeto de reforzar la inmunidad.

En caso necesario y sobre todo en verano, se procederá a la desparasitación externa mediante duchas (pulverizaciones), con productos adecuados (fenoles, lindano, etc..).

Cada 3 meses se revacunan de Aujeszky y cada 6 meses de Mal Rojo.

La explotación dispone de un vallado perimetral, un vado en la entrada para las ruedas de los camiones, y un vestuario para el personal y visitas.

Vallado perimetral

Las granjas más cercanas están a más de 3 km. de distancia.

Aparición del caso

El propietario llama al veterinario y le explica que hace dos días tuvo cinco bajas de cerdos de unos 110 kg sin sintomatología respiratoria, ni entérica y que el día de la llamada ha tenido seis bajas más.

Visita a la explotación

En la visita se comprobó que los cerdos procedían todos de un lote, este lote llevaba poco tiempo en esta cerca, en estos días estaba lloviendo, el suelo mostraba signos de hociqueo y es probable que los cerdos comieran raíces.

También se observa que, al moverlos, algunos cerdos presentan tos y disnea.

Se realizaron varias necropsias y se recogieron muestras para el laboratorio.

Bajas de ibéricos

Descripción de las necropsias

Los cerdos muertos tienen una buena condición corporal, no se aprecian lesiones en la piel, en todos se observa una espuma sanguinolenta en los orificios nasales.

Espuma sanguinolenta en los orificios nasales

El corazón aparece aumentado de tamaño con pericarditis serosa y endocarditis.

Necropsia

Los pulmones presentan pleuritis serosa y zonas inflamadas, hiperémicas y en el interior de la traquea y faringe se aprecia sangre y aumentos de secreciones mucosas.

Los ganglios linfáticos periféricos aparecen enrojecidos. El bazo esta normal. El hígado tiene un tono de coloración más marrón y con más brillo.

Pleuritis serosa

El aparato digestivo: el estómago aparece con mucosas rojizas, con poco pienso y restos de plantas en casi todos los casos. El intestino delgado aparentemente normal con contenido líquido espeso de color rojizo, el intestino grueso aparece con contenido de color oscuro sanguinolento y se aprecia gases en algunas zonas.

Los riñones están normales en cuanto a su tamaño, algo hiperémicos.

Diagnóstico

El diagnóstico se dirige hacia enfermedades respiratorias tras ver que los cerdos tosían bastante al moverlos, estas enfermedades podrían ser:

Mal rojo, Enfermedad de Aujeszky, Actinobacilus pleuroneumoniae, Pasteurella multocida o haemolítica .

De estas enfermedades, las que provocan muerte súbita son: Mal rojo y septicemia por Pasteurellas.

También podrían ser bajas por enterotoxemia.

Otra hipótesis sería envenenamiento por ingestión de raíces venenosas pero se descarta la intoxicación por no encontrar plantas que tengan raíces venenosas en la zona .

El análisis de las muestras recogidas dio como resultado el aislamiento de Pasteurella.

Tratamiento y Evolución

Los animales más afectados se inyectaron con antibióticos: penicilina - estreptomicina y sintomáticos: corticoides y vitaminas.

Se medicó el pienso con amoxicilina y se vacunaron con una autovacuna de Pasteurella.

Tras el tratamiento no hubo más muertes.

Comentarios

Este caso tiene lugar en un cebadero de cerdos ibéricos en extensivo dónde, en pocos días, se producen 11 bajas de cerdos de unos 110 kg con muerte súbita. Finalmente se determina la infección por Pasteurella como causa de la muerte.

Explotación ibéricos

La ubicación de este lote era desfavorable y las corrientes frías de aire eran más fuertes en este corral por la disposición del terreno, causa predisponte para padecer bronconeumonias.

En cebaderos extensivos, tras humedecerse el terreno por las lluvias, es frecuente encontrarse con bajas de cerdos que han ingerido raíces de plantas que contienen sustancias tóxicas.

Siempre nos queda la incertidumbre en el diagnostico real, pero lo importante en todos los casos es instaurar un tratamiento lo más rápido posible.

Loeffler (1885) y Schütz (1886) describieron la pasterelosis porcina por vez primera como enfermedad independiente.

Cuando las condiciones climáticas, de alojamiento y alimentación son deficientes se produce la multiplicación del germen en las vías respiratorias y luego se difunde por todo el organismo. La edad de los cerdos no ejerce ninguna influencia en la aparición de la enfermedad.

Es posible la infecciones entre los bóvidos y aves.

Los cerdos en la forma aguda presentan respiración dificultosa, la muerte se produce por asfixia. La fiebre es alta, hasta 42 º C, la tos es seca y breve.

Los cerdos son portadores del germen, presentándose esta enfermedad de forma esporádica y enzoótica.

La profilaxis de la enfermedad pasa por la mejora de las condiciones ambientales, higiénicas y de alimentación, sometiendo los alojamientos a desinfecciones frecuentes .

La vacunación de forma preventiva tiene buena respuesta sin se hace en animales sanos y antes de que estos sufran cualquier causa de estrés que disminuya las defensas inmunitarias de los cerdos.

Artículos relacionados

El caso clínico del mundo

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags