Fiebre Aftosa

En uno de los locales del cebo con capacidad para 1.000 plazas, hay cinco animales con fiebre que no están comiendo. Dos de ellos tienen problemas en los aplomos, no se mantienen mucho de pie y suelen estar sentados. No ha habido ninguna baja.

Lunes 1 noviembre 1999 (hace 17 años 1 meses 1 días)

Descripción de la granja

Se trata de un cebadero de 10.000 plazas que actúa como sitio 3 en un sistema integrado. La explotación tiene 2 años de antigüedad y un nivel medio de bioseguridad. Está situada en una zona de baja densidad porcina. La última vez que recibió animales fue hace cinco días.

La explotación ha cambiado de dueño en el último mes. En la actualidad la atienden dos empleados más el dueño, aunque el dueño está teniendo problemas con la elección del personal. Varios son los empleados que han pasado (con y sin experiencia, del país y de fuera del país, hombres y mujeres, ... ) y no encuentra al adecuado.

Desde el punto de vista sanitario la explotación es positiva a PRRS, App. y Aujeszky. El programa vacunal incluye: Enfermedad de Aujeszky (vacuna viva) y App.

Aparición del caso (Día 0)

El nuevo dueño, que es muy meticuloso, llama a su veterinario para informarle que en uno de los locales del cebo con capacidad para 1.000 plazas, hay cinco animales con fiebre que no están comiendo. Dos de ellos tienen problemas en los aplomos, no se mantienen mucho de pie y suelen estar sentados. No ha habido ninguna baja.

En este momento, varias son las preguntas que se plantea el veterinario:

  1. ¿Será una exageración del nuevo dueño?
  2. ¿Será algo infeccioso?
  3. ¿Será un problema de manejo?
  4. Toxicológico. ¿Habrán desinfectado el suelo con algo cáustico?
  5. Otras causas.¿Qué sugieres?.

Decide preparar los materiales y equipo que necesitaría llevar:

  • Guantes
  • Calzas
  • Vacuntainer
  • Botes estériles
  • Bisturí y tijeras
  • Material para necropsias
  • Antibióticos
  • Aspirinas
  • Jeringas
  • Desinfectante tópico
  • Otros: ¿Qué sugieres?

Visita a la explotación (Día 1)

Al visitar la explotación, al día siguiente, el veterinario observa que en el local, donde el dueño había detectado el problema, hay más animales con fiebre y con problemas de aplomos (alrededor de un 15%). Algunos animales presentan la posición de perro sentado.

En varios animales enfermos, se observan algunas heridas en la parte posterior de las patas y una ligera inflamación en algún rodete de la pezuña, con ligeras lesiones interdigitales


Al menos seis de los animales afectados presentan ligeras heridas en el hocico, con una pequeña vesícula, en dos de ellos.


Medidas a tomar en la explotación

Ante esta situación se sugieren las siguientes posibilidades:

Posibilidad 1:

  • Dar aspirinas y tratamiento tópico de los aplomos y hocico afectados.

Posibilidad 2:

  • Dar aspirinas y tratamiento tópico de los aplomos y hocico.
  • Tomar sangre para enviar al laboratorio por sospecha de Enfermedad vesicular del cerdo (SVD)
  • Avisar al veterinario oficial.

Posibilidad 3:

  • Dar aspirinas y tratamiento tópico de los aplomos y hocico afectados.
  • Tomar sangre para enviar al laboratorio por sospecha de una enfermedad vesicular.
  • Tomar líquido de la vesícula y tejido (foto).
  • Avisar al veterinario oficial.
  • Poner en cuarentena la explotación.

Posibilidad 4:

  • ¿Qué propones tú?

Muestras enviadas al laboratorio


Posibilidad 2: Envía dos "vacutainer" para análisis de SVD.
Posibilidad 3: Envía dos "vacutainer" para análisis de cualquier enfermedad vesicular y el líquido y tejido de la vesícula. La Posibilidad 4: ¿Qué propones?.


Visita a la explotación (Día 2)

El propietario llama alarmado al ganadero y le comenta que los animales están mucho peor y que hay un gran número de ellos afectados con fiebre y sin comer. Las cojeras y problemas de aplomos están muy generalizados y algunos animales presentan muy mal aspecto. El veterinario le comenta que pasará inmediatamente por allí.

Al llegar, el veterinario observa que alrededor del 60% de los animales están afectados. Lo más significativo son unas lesiones en las pezuñas con desprendimiento de epitelios y heridas de importancia, muchas de ellas infectadas, así como vesículas en el hocico.



Resultados laboratoriales y Diagnóstico

El veterinario pregunta al laboratorio por las muestras que envió para análisis de enfermedad vesicular y le confirman que no es SVD. En ese momento, piensa que por las lesiones presentadas, la rápida evolución de la enfermedad y los recientes brotes de fiebre aftosa en el norte de África, podría ser fiebre aftosa, aunque habría que descartar mediante diagnóstico de laboratorio, las otras enfermedades vesiculares (la enfermedad vesicular ha sido laboratorialmente ya descartada) del cerdo: estomatitis vesicular o exantema vesicular. Aunque estas posibilidades son mucho más remotas.


Medidas tomadas

En caso de no tratarse del supuesto 3 (envío de 2 "vacutainers" y líquido y tejido de las vesículas), tendría que tomar las muestras adecuadas para el laboratorio. Éstas, ante cualquier sospecha de enfermedad vesicular, serían fundamentalmente: sangre, epitelio y si fuera posible líquido de las vesículas.

Además debería realizar las siguientes acciones:

  1. Solicitar a los servicio veterinarios oficiales su colaboración ante un caso de aparente fiebre aftosa u otra enfermedad vesicular.
  2. Colocar toda la explotación en cuarentena. Hacer y poner avisos claros de carteles de "Explotación en cuarentena" para que no entre nadie.
  3. Poner desinfectante en la entrada a la explotación.
  4. Revisar todos los movimientos de entrada y salida de ganado, camiones y visitas de la explotación en los últimos 20 días.
  5. Repasar sus propias visitas a otras explotaciones, desde que visitó la afectada.
  6. Estudiar la posibilidad de enterramiento de los animales en la propia granja o ayudar a la localización de otras zonas para el enterramiento.
  7. Interrogar al personal que trabaja en la explotación sobre la entrada de algún producto o alimento en la misma.

Finalmente, deseamos informar que este caso NO ERA UN CASO REAL. Ante los recientes casos de Fiebre Aftosa en Marruecos y Argelia se pensó incluir este caso virtual para recordar esta importante enfermedad vesicular del cerdo.

Comentarios

Aparición del caso


Ante los recientes casos de fiebre aftosa en Marruecos, se ha incluido este caso virtual, como recordatorio de esta importante enfermedad vesicular. Este caso no era real. La explotación podía haber estado situada en el sur o sudeste de España, que es la zona más transitada por personal del norte de África. La trama epidemiológica se basaba en la posibilidad que, entre los muchos intentos del propietario por encontrar una persona adecuada, hubiera tenido algún trabajador del norte de África, que introdujera algún alimento contaminado, con el virus de la fiebre aftosa, que hubiera llegado a los cerdos.

Visita a la explotación

Desde la primera visita a la explotación parecía claro que podía tratarse de una enfermedad vesicular. La presencia de lesiones en hocico y patas deberían haber sido más que suficiente para pensar en la posibilidad de una enfermedad vesicular. Las posibles candidatas serían: enfermedad vesicular del cerdo, fiebre aftosa y con menores posibilidades la estomatitis vesicular o el exantema vesicular.

Medidas tomadas

Se deberían haber tomado medidas de bioseguridad especiales y comunicación a los servicios veterinarios oficiales, desde el primer momento. Dentro de las medidas a tomar en la explotación, las de la posibilidad número 3, eran las más adecuadas:

  • Avisar al veterinario oficial.
  • Tomar sangre para enviar al laboratorio por sospecha de una enfermedad vesicular.
  • Tomar líquido de la vesícula y tejido de la zona afectada para laboratorio.
  • Poner en cuarentena la explotación.
No obstante, habría que haber añadido:
  • PROHIBIR LA ENTRADA A CUALQUIER PERSONA.
  • MARCAR LA EXPLOTACIÓN COMO "EN CUARENTENA" DE FORMA VISIBLE Y CLARA PARA TODO EL MUNDO.
  • LIMPIAR Y DESINFECTAR LA GRANJA Y ALREDEDORES.
  • REVISAR LOS MOVIMIENTOS DE ENTRADA Y SALIDA DE GANADO; TRANSPORTE Y VISTAS.

Revisar todas las entradas y salidas de animales, camiones, vehículos y personas en los últimos veinte días es de vital importancia para poder establecer la posible entrada del virus a la explotación, así como la posibilidad de difusión a otras. Especial atención se tendría que haber llevado a cabo con los trabajadores que han pasado por la explotación, en particular si hubiera habido alguno del Norte de África que haya recibido comida recientemente (queso fresco, etc). Material para el diagnóstico clínico

Las muestras más adecuadas, ante la situación clínica observada, eran las propuestas en la posibilidad número 3: Enviar dos "vacutainer" y el líquido y tejido de la vesícula para análisis de cualquier enfermedad vesicular. Evolución del caso

La evolución y tipo de lesiones, la rapidez de difusión de la enfermedad, y los resultados negativos de SVD, así como la situación epidemiológica de la fiebre aftosa en el Norte de África, permitían pensar que pudiera tratarse de esta última enfermedad, aunque hay que esperar la confirmación laboratorial y la exclusión de estomatitis y exantema. Una vez confirmada la fiebre aftosa, habría que proceder de la siguiente manera:

  • SACRIFICAR LOS ANIMALES LO ANTES POSIBLE.
  • ENTERRAR LOS MEDICAMENTOS Y PIENSO SOBRANTE.
  • DESRATIZAR.
  • DEJAR ALGO DE PIENSO CON VENENO PARA ROEDORES.
  • CERRAR VENTANAS Y PUERTAS.
  • VOLVER A DESINFECTAR EN 15 DÍAS.
  • NO SACAR LOS PURINES.

No actuar de forma inmediata en fiebre aftosa puede suponer infectar gran parte del país.

Artículos relacionados

El caso clínico del mundo

Intoxicación por cobre02-dic-1999 hace 17 años
Problemas debidos a Escherichia coli01-oct-1999 hace 17 años 2 meses 1 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags