Efectos del sistema de cría en problemas de canibalismo

El responsable de la finca avisó al veterinario tras detectar que se habían disparado de una forma alarmante los casos de canibalismo en los cebaderos, tanto de animales de nueva entrada como en animales de fin de cebo.

Miércoles 10 noviembre 2004 (hace 12 años 27 días)

Descripción de la granja

Se trata de una explotación de unos 30 años de antigüedad, con dos zonas denominadas A y B, en las cuales se alojan tanto cerdas como cebadero, funcionando como dos unidades de ciclo cerrado, con un total de 320 cerdas productivas.

Dado que la granja inicialmente se construyó para la venta de lechones, ha ido creciendo y dotándose de instalaciones de cebo, por lo que además de las dos unidades de producción de lechones, posee dos cebaderos independientes, pero en la misma finca.

La granja está catalogada como PSE e Indemne de Aujeszky, con las siguientes vacunaciones:

  • Aujeszky a madres y cebo, según R.D.
  • Parvovirus + Mal rojo tras el parto
  • Coli + clostridium 30 días pre-parto
  • Mycoplasma a lechones a los 7 y 25 días de vida.

La patología depende de las épocas, sin ser en ningún caso problemas preocupantes: diarreas en el destete, algunos casos de meningitis, momentos concretos de coccidiosis, algunas toses en cebadero, etc. Todas estas patologías se tratan de forma concreta y puntual y hasta el momento se ha conseguido mantenerlas bajo control.

Canibalismo en colas

Aparición del caso

El responsable de la finca avisó al veterinario tras detectar que se habían disparado de una forma alarmante los casos de canibalismo en los cebaderos, tanto de animales de nueva entrada como en animales de fin de cebo. Se trata de un problema que los veterinarios ya habían detectado en otras explotaciones debido a las condiciones especiales de temperaturas en la época del año en que se presentan los procesos.

Visita a la explotación (día 0)

En el momento de la visita, se inspeccionan los animales de cuatro cebaderos:

Cebadero

A) Cebadero Nave A: Es un cebadero remodelado sobre la construcción inicial, donde se han sustituido los antiguos suelos de cemento por todo slat, obteniendo unos corrales de 4,5 m x 2,5 m donde se alojan 18-19 cerdos.

Al realizar las reformas se eleva ligeramente el suelo, teniendo la parte más alta del cebadero unos 4 metros de altura. La ocupación actual es de 0,59 m2/cerdo.

La ventilación es forzada, mediante ventanas laterales, a 1,80 metro del suelo, y chimeneas en la parte contraria.

En el momento de la visita el problema de canibalismo es muy intenso.

B) Cebadero Nave B: se trata de un cebadero corrido, aunque tiene mamparas de chapa, que no consigue aislar los lotes. La ventilación se realiza de forma natural, mediante entrada de aire por los laterales y salida por la parte superior del techo. Las cuadras alojan a un máximo de 8 cerdos, con unas dimensiones de 2,24m x 2,5 m, lo que supone 0,70 m2/cerdo.

Encontramos casos de canibalismo, pero de forma aislada, y, en general, menos nerviosismo que en la nave anterior.

Cebadero

C) Cebadero independiente 1: es otro cebadero remodelado sobre una antigua cuadra de vacuno, y por su especial característica, tiene dos niveles de suelo, uno de ellos a nivel 0 y el otro con 1 metro de altura sobre el suelo inicial. La ventilación se realiza por debajo de la puerta, con dos ventiladores en el centro. Los boxes son de 3m x 3,10 m, para 18 animales, lo que resulta en 0,52 m2/animal.

Dado que en el momento de la visita casi no hay animales, debido a que se están cargando para el sacrificio, casi no se encuentran casos clínicos de canibalismo.

D) Cebadero independiente 2: es la última nave construida y en esta se han considerado mucho mejor las necesidades de los animales dándose una altura máxima de 6 metros y con una ocupación de 0,7 m2/animal.

Cebadero

En esta nave los casos de canibalismo son evidentes, sobre todo en animales recién incorporados o con dos semanas de estancia.

En el momento en que se avisa al veterinario tiene lugar un cambio de estación del año, con diferencias de temperatura excepcionales entre el día y la noche, llegando a alcanzar una diferencia de 22 º C en 12 horas.

Medidas aplicadas

  • Sugerimos que si hay espacio suficiente, se ajusten las ocupaciones a no más de 0,6 m2/animal, lo que significaría el mover un animal de cada cuadra, aproximadamente.
  • Aplicación en pienso de un compuesto relajante, para disminuir la agresividad de forma inmediata, y de un antibiótico para paliar los problemas infecciosos que tendrían lugar debido a las heridas abiertas en las colas.
  • Mantener una atención especial a los sistemas automáticos de ventilación, especialmente por las tardes, para evitar momentos de hiperventilaciones, en casos de temperaturas bajas.
  • Tratamiento individual con antibióticos y aislamiento de aquellos animales más afectados.

Segunda visita (día 15)

La mayor parte de los afectados en los cebaderos B y D, prácticamente están curados, no apareciendo nuevos casos en incorporaciones posteriores. El cebadero C no se ha llenado.

Los animales del cebadero A han mejorado, pero continúan apareciendo casos en animales incorporados recientemente. En este cebadero, se constatan varios factores negativos que inducen a casos de canibalismo, como son:

  • Menos superficie por animal alojado.
  • Menos volumen total por animal alojado.
  • Más velocidad de aire por segundo que en otras cuadras.
  • Corrientes de aire erráticas entre cuadras.

Sugerencias

A pesar de poder empeorar la calidad del aire interior, sugerimos al encargado que regule de nuevo las ventanas automáticas, de modo que no ofrezcan tanto caudal de aire, dado que no puede asegurar que a última hora de la tarde la regulación sea mejor.

Cebadero

Sugerimos también que se construyan unos paneles, de tal forma que el aire sea obligado a ascender, una vez que entra en la nave, para evitar que incida directamente sobre los animales.

Tercera visita (día 30)

Durante la visita se observa como:

  • La situación de los cebaderos B, C, y D es prácticamente normal.
  • La situación del cebadero A ha mejorado sensiblemente, no apareciendo casos nuevos en las dos partidas de lechones introducidas nuevamente.
  • Los animales afectados han ido evolucionando positivamente, dependiendo de las heridas recibidas.
  • Se mantiene la medicación en el pienso otros 15 días, para evitar recidivas.

Conclusiones

Aunque es un problema bastante común, se constata que las condiciones de cría, unidas a especiales condiciones climáticas, influyen de forma diferente aún en explotaciones ya conocidas, sin un historial de problemas de canibalismo.

En este caso se unieron la mayor cantidad de animales por metro cuadrado, debido a un aumento de producción, la especial característica de la temperatura, que era anormalmente alta para el verano y especialmente baja en las horas del atardecer y la disposición espacial de las entradas de aire en el cebadero, las cuales no se podían regular perfectamente con los sistemas actuales.

Sobre todo el cambio de la entrada del aire, tanto en temperatura como en dirección, fue clave para conseguir un mayor confort de los animales y descender la agresividad que era manifiesta en este cebadero.

En los otros alojamientos, al haber sido construidos mucho más recientemente y aplicado criterios de alojamiento y ventilación más racionales, permitieron que el efecto de las diferencias de temperatura entre mañana y tarde fuesen mucho más tenues y que se pudiesen controlar con tranquilizantes aquellos animales más sensibles.

Comentarios

El problema que se presenta en la explotación se repite en otras explotaciones de la zona, y principalmente es debido a las condiciones de temperatura que se dan en la época del año en que se está, debido a las diferencias altas entre mañanas y tardes, y las condiciones de cría de las explotaciones, que son granjas viejas, con sistemas bastante regulares de control ambiental.

Se aplicaron, pues, una batería de acciones, sobre todo de manejo, apoyadas por la aplicación de compuestos tranquilizantes de origen natural (basados en vitaminas, óxido de manganeso, sulfato de cobre y cobalto, ioduro potásico, óxido de zinc y selenito sódico), que sin llegar a tener el efecto de las antiguas drogas, poseen un cierto carácter sedante, que es bastante apreciable en los animales.

Ya apreciamos la diferencia entre naves, sobre todo de las últimas construidas a las que tienen la mayor cantidad de casos, aunque confiamos en que las características de climatología cambien, y las medidas aplicadas ayuden a paliar el problema hasta su resolución.

Es evidente que al realizar el seguimiento de los casos, y constatar que en la primera nave los problemas continúan de la misma manera, existen otros factores que producen este aumento de casos, y que sin duda la ventilación, y sobre todo, la forma de entrar el aire es uno de los factores principales a tener en cuenta.

La reforma, muy simple, de las entradas del aire, aún a pesar de empeorar ligeramente la calidad del aire interior, produce un efecto claro en la agresividad de los animales.

El caso clínico del mundo

Infección pulmonar polimicrobiana09-dic-2004 hace 11 años 11 meses 28 días
Cojeras en transición10-sep-2004 hace 12 años 2 meses 27 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags