X
XLinkedinWhatsAppTelegramTelegram
0
2
Lee este artículo en:

Diseño de instalaciones porcinas. Puntos estratégicos para el futuro (2/3): bioseguridad

La evolución de la producción porcina hacia grandes integradores y la propagación de enfermedades altamente letales, como la PPA, han puesto el foco en la bioseguridad y en los métodos para proteger a los cerdos.

El sector porcino mundial ha cambiado durante las dos últimas décadas. Especialmente la producción porcina china y asiática han experimentado una evolución extrema, pasando de ser llevada a cabo por miles de productores de traspatio, hacia unos pocos y grandes integradores que crían muchos animales en modernas instalaciones. Además, las empresas chinas han sido pioneras en la construcción de granjas de múltiples pisos. Mientras tanto, la peste porcina africana (PPA) se ha extendido de Europa del Este a Asia y ha provocado grandes pérdidas, matando a millones de cerdos. Ambos fenómenos han hecho aumentar la atención en la bioseguridad y en los métodos para proteger los activos asociados a las grandes granjas porcinas.

Bioseguridad

Las granjas porcinas son cada vez más grandes y las enfermedades infecciosas pueden tener efectos devastadores en su productividad y sus beneficios, afectando a toda la granja en el peor de los casos.

Se han desarrollado nuevas tecnologías para reducir la entrada de enfermedades en las naves:

  • Filtros de aire y sistemas de ventilación con presión positiva para controlar y prevenir que enfermedades transmitidas por el aire entren en la granja. Todo el aire de la ventilación entra a través de un filtro HEPA (High Efficiency Arresting Filter) colocado al final o en el lateral de las naves nuevas. Los ventiladores impulsan el aire a través del filtro, que atrapa los virus y bacterias antes de que entren en la nave, y el aire limpio se dirige a través de las conducciones del techo a cada sección. También se pueden añadir filtros en naves ya existentes colocándolos en las entradas de la pared. Cuando se utiliza la tecnología de filtrado, aumenta la resistencia al movimiento del aire, lo que podría exigir una mayor capacidad de ventilación para obtener la tasa de ventilación deseada.

    Es importante utilizar el tipo de filtro HEPA correcto para evitar enfermedades específicas (tabla 1).

Tabla 1. Ejemplos de dimensiones de virus.

Peste porcina africana 175-215 nm
PRRS 40-80 nm
Diarrea epidémica porcina 18-23 nm
Gripe porcina (N1H1) 10-150 nm
Figura 1. Sistemas UV-C integrados en las entradas de ventilación que irradian el aire antes de entrar a la granja porcina. Izquierda: Entrada de ventilación con tubos UV-C. Derecha: tubos UV-C colocados dentro de la entrada.
Figura 1. Sistemas UV-C integrados en las entradas de ventilación que irradian el aire antes de entrar a la granja porcina. Izquierda: Entrada de ventilación con tubos UV-C. Derecha: tubos UV-C colocados dentro de la entrada.
  • Radiación UV: Reduce o elimina el riesgo de entrada de infecciones transmitidas por el aire antes de que entren en la nave (Ruston et al., 2021). La radiación de luz UV se coloca en la entrada de aire con el fin de destruir el ADN y ARN de virus y bacterias y prevenir infecciones. La tecnología UV se basa principalmente en UV-C con una longitud de onda de 200-280 nm y se usa en la industria alimentaria para la descontaminación de agua, alimentos, bebidas, superficies, aire, etc. Algunas empresas de ventilación danesas han desarrollado sistemas de UV-C que están integrados en las entradas de ventilación e irradian el aire antes de entrar en la granja porcina (figuras 1 y 2).
Figura 2. Entrada de ventilación (luz azul) con tubos UV-C.
Figura 2. Entrada de ventilación (luz azul) con tubos UV-C.

Obviamente, añadir filtros o tecnología UV mejora la bioseguridad con respecto a las enfermedades transmitidas por el aire. No obstante, tanto la inversión como los costes de funcionamiento aumentan, ya que es necesario un mantenimiento de los filtros y las lámparas UV para garantizar una alta fiabilidad de estos sistemas. Por lo tanto, estas tecnologías se utilizan mayoritariamente en granjas de reproductoras y centros de inseminación artificial con animales de gran valor. Todos los centros de inseminación artificial y núcleos genéticos de Dinamarca han instalado la tecnología UV-C.

Granjas de múltiples pisos

La construcción de granjas de cerdos de múltiples pisos no es un fenómeno nuevo. Hace varias décadas se edificaron granjas de 3 a 6 plantas en los estados soviéticos. Sin embargo, no fue hasta 2015 cuando las granjas con varias plantas despegaron de verdad encabezados por el grupo Yangxiang en el suroeste de China. Esta zona se caracteriza geográficamente por ser montañosa y no tener terrenos de superficie plana. La zona montañosa, que ayuda a la bioseguridad, estimuló el desarrollo de granjas de hasta 13 pisos. Posteriormente, otras empresas han construido naves mucho más altas y grandes, con hasta 26 plantas y 1.000 cerdas por planta.

Tabla 2. Ventajas e inconvenientes de las granjas de múltiples pisos desde el punto de vista del diseño.

Ventajas:
  • Permiten aprovechar al máximo un terreno limitado. Al construir hacia arriba en lugar de hacia fuera, estas estructuras permiten a los promotores crear más espacio en una superfície menor. Esto es especialmente importante en ciudades densamente pobladas, donde cada metro cuadrado de terreno es valioso, y en zonas montañosas con espacio limitado para la producción porcina.
  • Requieren menos energía que las granjas de una sola planta, ya que su superficie es menor.
  • Ayudan en la bioseguridad externa para evitar la entrada de patógenos del exterior, al implantar medidas y procedimientos más potentes con un coste menor.
Inconvenientes:
  • Menos flexibilidad con respecto al diseño ya que sólo se puede variar una dimensión, la longitud.
  • Es difícil diseñar un edificio que se adapte al flujo de animales del ciclo reproductivo, ya que cada una de las fase productivas, como la gestación, el parto y el destete, requieren diferentes alojamientos y corrales.
  • Las columnas necesarias para soportar la estructura interfieren con el flujo de aire, los corrales y los sistemas de alimentación.
  • Requieren una altura adicional para la permitir la ventilación y alojar las fosas de purines de cada piso.
  • Se necesitan rampas y ascensores para el transporte de animales y personal y es posible que se requiera espacio para el almacenamiento de pienso en cada piso.
  • El coste de construcción suele ser entre un 40 y un 50% superior en comparación con las granjas de una sola planta.
  • Las medidas de bioseguridad interna deben ser aún más estrictas que en cualquier granja diseñada convencionalmente, incluida la aplicación de filtros de aire y estrictos procedimientos de manejo, porque la logística requiere ascensores para el movimiento interno de animales y personal, lo que implica un alto riesgo de transmisión de enfermedades entre pisos.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3
Publica un nuevo comentario

Para comentar debes registrarte en 3tres3 y acceder como usuario.

No estás suscrito a la lista Última hora

Boletín de noticias sobre el mundo del porcino

Accede y apúntate a la lista

Artículos relacionados

No estás suscrito a la lista La web en 3 minutos

Un resumen semanal de las novedades de 3tres3.com

Accede y apúntate a la lista