Tecnologías para el manejo de purines

Viernes 27 abril 2001 (hace 15 años 7 meses 12 días)
Los niveles de olores se pueden reducir si los sistemas de manejo son diseñados y utilizados correctamente. Se han identificado más de 160 compuestos en los olores provenientes de las explotaciones porcinas. Los constituyentes principales son el amoniaco, las aminas, los compuestos de azufre, ácidos grasos volátiles, indol, escatol, fenoles, alcoholes y carbonilos. Algunos de los gases se producen cuando los purines se someten a la degradación anaerobia. Los olores dentro de las naves son debidos principalmente al amoniaco ya que una parte elevada de las heces y orina pasan por un proceso de secado mientras se acumulan en los suelos sólidos o slat. Sin embargo, una vez que el purín cae en la fosa, el amoniaco se inmoviliza como hidróxido de amoniaco en solución. Las siguientes prácticas de manejo son las mejores para ser incorporadas a un programa de manejo: - Tener en cuenta la velocidad y dirección del viento al manejar los purines. - Considerar el momento del día y día de la semana para minimizar la exposición a los vecinos de los olores. - Minimizar las superficies con purines húmedos dentro de las naves. - Retirar los sólidos de los purines almacenados a largo plazo. - Reducir la agitación antes de la retirada y producción de gases. - Cargar el deposito de purines por debajo. Los olores de las naves de cerdos se generan desde los suelos húmedos y, en cierto medida también de los purines almacenados. El olor debe reducirse si se mantienen ritmos de ventilación altos para mantener los suelos secos. Rociar los suelos con aceite de canola es efectivo para reducir el polvo en un 70% y para eliminar el olor de las naves de crecimiento-engorde en un 40%. Los biofiltros fabricados a base de compuestos y trozos de madera parece que han funcionado bien durante la fase de investigación en varias universidades. Al añadir más purines a los ya almacenados se aconseja descargar el nuevo material por debajo de la superficie del ya existente. La separación de l aparte sólida y líquida antes del almacenaje parece reducir los olores a largo plazo. El uso de cubiertas geotextiles para cubrir las lagunas de tierra también parecen dar resultado. El aire se saca del espacio entre el plástico y la superficie de los purines. La presión negativa resultante reduce la posibilidad de que los fuertes vientos dañen el material de la cubierta.

Feddes, J.; and I. Edeogu: Technologies for Odour Management. Proceedings, Banff Pork Seminar 12 : 109-118, 2001

Abstracts

Revisión sobre la Ileitis26-abr-2001 hace 15 años 7 meses 13 días

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags