Respuesta de los cerdos al transporte seguido de un período de descanso

Jueves 23 diciembre 1999 (hace 16 años 11 meses 11 días)
Noventa y seis cerdos Large White puros de 80 - 100 kg. se transportaron o no se transportaron durante 8, 16 ó 24 horas y después se sacrificaron inmediatamente al llegar al matadero o se mantuvieron en reposo durante seis horas antes del sacrificio. Los cerdos que habían viajado durante 8, 16 ó 24 horas perdieron 2,2%, 2,0% o 4,3% de peso vivo respectivamente y los cerdos que habían viajado durante 24 horas perdieron un 2,6% del peso en canal caliente. Se recuperaron tanto el peso vivo y el peso en canal caliente durante el período de descanso, aunque existió una pérdida de peso vivo neta en comparación con el grupo de animales control. Sólo el transporte de 24 horas resultó en pérdidas de peso en canal. La concentración de ácidos grasos no esterificados aumentó con el tiempo del viaje. Las concentraciones de cortisol, creatin fosfoquinasa y láctico fueron bajas en comparación con los niveles encontrados en los animales sacrificados comercialmente. Las concentraciones en plasma de albúmina y proteína indicaron que los animales se deshidrataban durante los viajes más largos. Los animales estuvieron echados durante la mayor parte del viaje y parecieron estar dormidos. Durante el período de descanso los animales transportados durante ocho horas tuvieron dos períodos claros de comer y beber pero pasaron la mayoría del tiempo echados, sin embargo los animales transportados durante 16 y 24 horas mostraron mayor actividad en cuanto a comer y beber. Todos los grupos parecieron cansados, sin embargo la necesidad de comer de los grupos transportados durante 16 horas y particularmente durante 24 horas parecía ser más importante. Existieron diferencias de comportamiento y fisiológicas entre los grupos transportados y los controles. Un periódo de descanso de seis horas con acceso a comida y agua permitió que los parametros fisiológicos volvieran a los niveles pre-transporte.

Brown SN, Knowles TG, Edwards JE, Warriss PD. Veterinary Record 145(15):421-426, 1999.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags