Objetivos realistas para el rendimiento de una explotación de cerdas

Viernes 16 marzo 2001 (hace 15 años 8 meses 23 días)
Los datos recogidos de los programas más importantes de registro de datos de explotaciones porcinas demuestran claramente que la mayoría de explotaciones comerciales producen muy por debajo del potencial reproductivo de las primerizas o cerdas. Unos objetivos realistas para el rendimiento de una explotación de cerdas serian: - Cerdos destetados/cerda/ año: 26,8 - Camadas/cerda/año: 2,60 - Intervalo destete-estro: 5 días - Indice de concepción: 91% - Indice de partos: más del 87% - Tamaño camada (total nacidos): 12,0 Existen tres factores principales que afectan el rendimiento de las explotaciones de cerdas: nutrición, duración de la lactación y diferencias en el número de partos. Este artículo se centra en el manejo de las primerizas de reposición desde la selección o llegada a la explotación hasta la pubertad y desde cubrición hasta el primer parto. El manejo de pubertad implica una estimulación adecuada y una alimentación y alojamiento óptimos. Siempre que sea posible, las primerizas deben alojarse en grupos de 4 a 40 por grupo, con un espacio de mínimo 1,5 m2 y preferiblemente 2 m2. Normalmente se aconseja el uso de tratamientos hormonales sólo cuando el efecto del verraco no funciona efectivamente, o cuando cambios estacionales o de manejo dan lugar a una necesidad a corto plazo para que las primerizas extra cíclicas cumplan con los objetivos de cubriciones semanales o para estimular la salida en estro en primerizas mayores que parecen estar en anoestro. Dentro de la vida reproductiva, los programas de alimentación suelen fallar hasta el primer parto y durante lactación. Un primer paso es tener como objetivo a la primera cubrición lo siguiente: - Un peso mínimo de 130 kg - Espesor de grasa dorsal de como mínimo 18-20 mm en el punto P2 - Segundo estro o más Las primerizas con un crecimiento rápido que pueden no alcanzar el objetivo de espesor de grasa dorsal pueden requerir una dieta diferente. La condición corporal se debe valorar al destete, cubrición o confirmación de gestación. Esto requiere medir el espesor de grasa dorsal en el punto P2 y, si es posible, pesar la cerda. Hay dos puntos más referentes a la alimentación. Está claro que no existe ningún beneficio a largo plazo derivado del hecho de cumplir con el objetivo de espesor de grasa dorsal a la primera cubrición y al primer parto si el programa de alimentación a partir de este momento permite una pérdida excesiva de peso y grasa dorsal. Segundo, hay que subrayar que los objetivos en este artículo están dirigidos a todas las primerizas y cerdas en la explotación y no sólo a la hembra media.

Hughes, P.E. /Proceedings, Concepts in Pig Science: 1-19, 2000

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags