Mejorar el desarrollo de las primerizas

Viernes 16 febrero 2001 (hace 15 años 9 meses 25 días)
Un manejo efectivo puede mejorar la producción de las primerizas. La reposición tiene un impacto profundo en la rentabilidad de una explotación. Los estudios indican que las primerizas que producen una primera camada de gran tamaño continuarán produciendo camadas grandes. Hasta ahora los productores han centrado la atención principalmente en la salud, aislamiento y adaptación de las primerizas, en lugar de centrarse en la selección, crecimiento, acondicionamiento y alimentación. Los productores deberían centrarse en el desarrollo de las primerizas para maximizar su vida productiva. Las primerizas alcanzan los 90 kg a una edad muy temprana y son muy magras, lo cual quiere decir que pueden tener menos reservas corporales para su vida productiva. La conversión del sistema de ciclo cerrado a parto-destete significa a menudo que los productores disponen de más sitio y recursos para el desarrollo de primerizas. Las primerizas necesitan un espacio de 1m2 desde los 100-150 días de vida, 1.12 m2 cuadrados desde los 150 días de vida y 1.4 m2 a partir de los 150 días de vida. Los suelos deben ser lisos y no abrasivos. Se deben utilizar comederos automáticos. Si las primerizas alcanzan los 80 kg en menos de 140 días, habría que restringir el pienso y seguir con un "flushing" para mejorar la longevidad. Una correcta recogida de datos puede ayudar a controlar el progreso de las primerizas y mostrar que variables se pueden cambiar para mejorar el rendimiento y longevidad.

Connor, Joseph: Improving development. National Hog Farmer 46 (1): 15, 2001.

Comentarios del artículo

Este espacio no está orientado a ser una zona de consultas a los autores de los artículos sino que pretende ser un lugar de discusión abierto a todos los usuarios de 3tres3

Publica un nuevo comentario

captcharecargar

tags